Crédito fotografía: 
Pexels
En esta época del año muchos sufrimos con las alergias de la estación, sin embargo, muchos ignoran que sus mascotas pueden estar sufriendo lo mismo que nosotros. Es por eso que dejamos 6 señales a los que se debe prestar atención en gatos y perros.

Si hay un enemigo público en estos momentos del año, es la alergia. Y es que la mayoría de las personas odian esa picazón compulsiva, nariz goteante, estornudos e irritación en los ojos.

Pero hay malas noticias, puede que las mascotas sufran tanto como nosotros.

De acuerdo a la Comisión de Tenencia Responsable del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet), este tipo de enfermedades en animales se mantienen durante todas las etapas de su vida e implicará cuidados permanentes, al igual que sus dueños.

Las alergias son enfermedades que implican una mala respuesta del sistema inmunológico frente a cualquier estructura que tengan proteínas o sea capaz de unirse a ellas como, por ejemplo, alimentos, pólenes, hongos, bacterias, fármacos, pulgas, y más.

De acuerdo a la médica veterinaria Paula Hidalgo, de la Comisión de Tenencia Responsable del Colmevet, hay que considerar que durante los últimos años los perros y gatos han sufrido cambios en el estilo de vida al igual que los humanos.

Es por esto que se ven expuestos a moléculas con las que antes no interactuaban, como los ácaros del polvo, hongos ambientales que se acumulan en los departamentos y casas, además de los aeroalérgenos, que se acumulan en el aire de ciudades con más contaminación.

Síntomas en perros y gatos

Las señales en torno a la alergia en mascotas pueden ser múltiples, es por eso que la veterinaria llama a fijarse en las siguientes señales:

1.- Picazón o urticaria

No se trata sólo de que las mascotas se muerdan o rasquen cuando sienten picazón. “Los dueños no asocian los lamidos constantes de sus patitas, o cuando se frotan con las alfombras o los muebles para intentar rascarse que se están rascando, suelen creer que están jugando”, comenta Hidalgo.

2.- Enrojecimiento de la piel

Esto se puede observar en las raíces del cabello y considerar si su piel tiene tonos más rojizos.

3.- Conjuntivitis

Se puede detectar al notar enrojecimiento de la parte blanca del ojo, un lagrimeo excesivo, lagañas, el evitar zonas con mucha luz así como el dolor, que puede notarse cuando el animal trata de no abrir el ojo o tocárselo continuamente.

4.- Inflamación de los labios y de patas

Esto sería un desencadenante por la picazón excesiva de las mascotas. Los canes se rascan y frotan estas zonas, lo que en ocasiones puede originar la inflamación.

5.- Otitis crónicas

Estas no mejoran con los tratamientos y se pueden presentar con sacudidas de cabeza, rascado e infecciones de los oídos.

6.- Lamidos compulsivos

Puede ser en las patas o la zona perianal. En el caso de los gatos, con acicalamientos excesivos que terminan con pérdida de pelo en muchas zonas del cuerpo o lesiones que a veces surgen sin que el gato se las haga.

De encontrar algunas de estas señales, es importante acudir con un veterinario para que diagnostique el motivo de estos síntomas.

¿Cómo prevenir?

Hidalgo sostiene que lo más importante es no reproducir razas o mestizos con predisposición a las alergias, ya que es hereditaria.

Sugiere que “en razas predispuestas es bueno que entren en contacto con el barro y plantas, no sobreprotegerlos tanto del medio ambiente si es que aún no han tenido reacciones alérgicas y, lo más importante, cuidar su piel, usar champús y lociones apropiadas que hidraten la piel, ya que por ella es donde mayoritariamente ingresan los alergenos”

Cuando ya sabemos que son alérgicos, “se debería tratar de evitar el contacto con aquel material y si no se sabe cuál o cuáles son, la única opción es generar, junto a su médico veterinario de cabecera e idealmente dermatólogo veterinario, tratamientos individuales preventivos para mantener a ese sistema inmunológico sin reacciones que impliquen una mala calidad de vida del paciente”, puntualiza.

En esta época las alergias a plantas, árboles o pastos son las más comunes y son causadas por el polen que surge de ellos.

“El tipo de polen que afecta a una mascota va a depender de los árboles y plantas a las que esté expuesto. Así, por ejemplo, en la zona central están las alergias al polen del plátano oriental, que también es común en humanos”, indica la Dra. Hidalgo.

También destaca que perros y gatos pueden presentar alergias a la saliva de la pulga cuando pican. Solo se necesita de una sola para que detone un cuadro alérgico, considerando que este tipo de parásitos externos suelen aparecer con más intensidad en estos momentos más cálidos.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X