Crédito fotografía: 
Pexels
La campaña de la organización Humane Society International (HSI) con el corto "Save Ralph", pone en la palestra la realidad de efectos del testeo animal en la industria de cosméticos. Ante esto hay varias empresas y alternativas que garantizan sus productos sin testeo animal.

Hace unos días, la organización Humane Society International (HSI) difundió un cortometraje animado que rápidamente se viralizó en las redes sociales, llamado “Save Ralph”, el cual contaba la historia de un conejo que “trabajaba” en pruebas de productos cosméticos para humanos.

La pieza artística es parte de una campaña que busca poner fin a las pruebas cosméticas en animales de todo el mundo. Y es que pese a que esta práctica está prohibida en 40 países, sigue siendo legal en gran parte del planeta, incluyendo Chile.

“Lo que esperaba lograr con este cortometraje era crear algo que entregue el mensaje sin ser demasiado fuerte. Espero que las audiencias se enamoren de Ralph y quieran luchar por él y por otros animales como él, y así podamos prohibir las pruebas en animales de una vez por todas”, señaló Spencer Susser, director del cortometraje e iniciativa #SaveRalph.

Asimismo, Jeffrey Flocken, presidente de Humane Society International, indicó que “Save Ralph es una llamada de atención de que los animales todavía están sufriendo por los cosméticos, y es hora de que nos unamos a nivel global y lo prohibamos. Hoy tenemos una gran cantidad de alternativas confiables y sin testeo animal para garantizar la seguridad del producto, por lo que no hay excusa para hacer sufrir a animales como Ralph al probar cosméticos o sus ingredientes”.

En este sentido, diversas organizaciones animalistas como PETA, Leaping Bunny y en el caso de Chile la ONG Te Protejo, se han encargado no sólo de levantar la voz contra el testeo animal, sino que también se han dedicado a aplicar programas de certificación para las marcas que no lo hacen, otorgándoles un sello de “Libre de crueldad animal”, o Cruelty free.

 

Testeo animal ¿se justifica?

Tal como consignó una nota anterior de BioBioChile, las pruebas en animales se remontan a la década de los veinte. Según consigna el sitio especializado Cruelty Free Kitty, fue en 1938 cuando la ley estadounidense determinó que toda nueva droga debía ser testeada en animales para garantizar su seguridad.

Lo anterior marcó el precedente para que desde entonces animales fuesen sometidos a duras pruebas, en la experimentación con nuevas drogas, pero además serían utilizados en los campos de la industria cosmética, productos de limpieza, aditivos alimentarios, y también en el desarrollo de pesticidas.

Hoy en día la crueldad animal ha prevalecido, y la salud pública, continúa siendo el subterfugio mediante el cual, muchos gobiernos siguen permitiendo esta práctica, aún cuando no se justifica.

 

Pero, ¿por qué no se justifica el testeo animal? actualmente, las compañías pueden optar a miles de ingredientes seguros, cuya fiabilidad ya fue probada y además los avances del mercado y la tecnología, dejan al testeo en animales como una práctica totalmente obsoleta e innecesaria en la industria de la belleza y limpieza.

Así lo reafirma Camila Cortínez, Directora general de Te Protejo, a BioBioChile, señalando que “los avances tecnológicos han permitido que la investigación y análisis de ingredientes y productos cosméticos terminados se aleje de testeos en animales para incorporar nuevos métodos más efectivos y eficaces a la hora de predecir potenciales efectos de estos productos en humanos, es por ello que alejarse de testeos en animales no sólo es una estrategia ética, sino que también, una más segura para las personas”, expresó.

De hecho, distintos estudios han demostrado que las pruebas de toxicidad en animales no son significativas al no ser precisas, simplemente porque humanos y animales somos genéticamente distintos.

Entre los animales más utilizados para estas prácticas se encuentran conejos, ratones, hamsters y conejillos de indias, los que por lo general, a causa del dolor y agonía, mueren tras las pruebas. También se utilizan perros, gatos, y primates, especialmente macacos, pero también monos, babuinos y chimpancés.

 

¿Cuándo una Marca es realmente “Cruelty free”?

Para que una marca sea certificada como “cruelty free” su producto final no debe haber sido testeado en animales y los ingredientes que utiliza tampoco deben serlo.

A nivel local, son muchas las firmas nacionales que están certificadas como “libres de crueldad animal”. Ballerina, Petrizzio, Pamela Grant, DBS, Etienne, Ilicit, entre otras, llevan este sello.

En tanto, en el plano internacional, en la lista de marcas “cruelty free” figuran Dove, Lush, Garnier, Herbal Essences, Natura, The Body Shop y muchas más.

A continuación, puedes conocer el listado de marcas nacionales e internacionales certificadas como “libres de crueldad animal” o “cruelty free” por organizaciones como PETA, Leaping Bunny y ONG Te Protejo.

 

Marcas chilenas cruelty free

Certificadas por ONG Te Protejo en su mayoría y algunas por PETA.

Alelí Natural

Aleluney

Anakena

Apicola del Alba

Ballerina Natural

Be Feelosophy

Be Simple

Bellemer Laboratory

Biofilia

Biolumina

Coesam

Coral

DBS Basics

DBS Cosmetics

Divina

Ecodeter

Ecoliss

Ecothink

Enriqueta Solari

Equusmare

Essentiel

Etienne Essence

Etienne Expert & Solutions

Familand Capilar-Cremas-Jabones

Freemet

Glam Factor

Glam Nails

Go & Play

Guava Baya

Ilicit

Itzy

Jardin Mágico

Katmandú

Knop Cosméticos

Krevitaliss

Kumiko

Lavalozas Virginia

Le Perró

Love is PVH

Majen

Marina Vital

Marró Organics

Mialuna

Millaray Cosmética

Millefiori

N-Active

Natalie

Natural Detox

Naturaloe

Newen

Naturel Organic

Paihuén

Pamela Grant

Pet’it

Petrizzio cremas-maquillaje-capilar

Pielarmina

Proliss

Pritty Design

Rayito de Sol

Ritzy Mash

Sheet!

Simond’s Capilar-Cremas-Jabones-Solares

Spacio Natural

Studio 64

Tessa

Toque Natural

Traper

Umai

Zafi

Bidex

Lechuga

Fuzol

Salty Soul

 

Marcas internacionales “cruelty free”

Certificadas por PETA y Leaping Bunny.

3INA

7th Heaven

AG Hair Cosmetics

Alessandro

Anastassia Beverly Hills

Ardell

Ardell Beauty

Aussie (P&G)

Australian Gold

Babyliss

Becca

Bellápierre Cosmetics

Bellemer Laboratory

Benecos

Benton

Bioherapy

Bluesky

Blush Bar

Bodycology

Bodyography

Botanics

Burt’s Bees

Bys Cosmetics

Cake

Capilatis

Catrice

Cuccio

Dove

ELF

Ella+Mila

Enriqueta Solari

Essence

Giovanni Cosmetics

Glam and Glits

Glymed Plus

Hask

Hawaiian Tropic

Herbal Essences

Herbatint

Himalaya Botanique

Homo Naturals

IBD

Inglot

Inoar

Jordana

Juara Skincare

Kativa

Kiara Sky

Kryolan

Kumiko

L.A. Colors

L.A. Girl

Le Petit Olivier

Lip Smacker

Living Proof

Lolita Lempicka

Love Beauty and Planet

Love is PVH

LUSH

Madam Glam

Markwins

Monoi Tahiti

Motherlove Herbal Company

Mrs Meyers Clean Day

Murad

NAAY

Natracare

Natura

Natura Sibérica

Naturally Fresh

NYX

One N Only

Organic Colour Systems

Organic Shop

OWAY

Paul Mitchell

Physicians Formula

Previa Natural Haircare

Revitalash

Revolution

Secret

Seventh Generation

Skafe cosmeticos

Sparitual

St. Ives

Supergroop!

Surya Brasil

Tammy Taylor

Tattoo Goo

The Body Shop

The Color Workshop

The Humble Co

The Solid Ink

Tints of nature

Too Faced

Urban Decay

Vinca Minor

Waitrose

Weleda

Wet n Wild

World Famous Tattoo Ink

Yuya (Republic Nail)

Zao Makeup

SEDAL

Bulldog

Foamie

Tonymoly

Garnier

Purederm

Sun Bum

Pravana

Joico

Face Food

Si alguna marca que usas no aparece en este listado es probable que testee en animales o aún no se haya certificado.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X