Robert Marchant conquistó el récord mundial de su categoría tras recorrer 22,547 kilómetros en una hora. Si bien lo hizo en la categoría 105 años, esta marca jamás había sido alcanzada por alguien tan longevo.

Para el fránces Robert Marchant la edad no ha sido impedimento para seguir distrutando de su pasión: el ciclismo. Ni siquiera sus 105 años de edad se han transformado en escollo para que aún continúe batiendo récords arriba de las dos ruedas.

Han sido desde deportistas hasta la prensa quienes le han preguntado su secreto para pasar el centenario con un estado físico tan atletico. Marchant responde que su estilo de vida saludable y no abandonar el entrenamiento son las claves. Pero dice que también tiene su pócimo secreta: beber agua con un poco de miel.

A pesar del logro, se mostró insatisfecho, explicando que podría haber hecho mejor tiempo, "pero me perdí la señal que marcaba que restaba un minuto, si la hubiera visto hubiese acelerado", agregando que tal vez intente superarse en una próxima oportunidad.

Contrario de lo que podría pensarse, Marchant se inicó tarde en el ciclismo: a los 68 años, cuando la mayor parte de los ciclistas ya se ha retirado. Nació en 1911 y vivió ambas guerras mundiales: en la segunda fue prisionero.

A causa de la guerra, debió exiliarse a Venezuela y a Canadá, por eso abandonó su práctica deportiva. En la juventud se dedicaba a la gimnasia y el boxeo.

Fue en 1960, cuando regresó a su país natal, que decidió probar suerte con la bicicleta. Lo hizo a modo de hobbie, y posiblemente no soñaba en ese momento con seguir practicando ciclismo 57 años después, ¡y batiendo un record mundial!  

El Agua con Miel

Muchas personas se han sorprendido de que el longevo ciclista bebiera agua con miel y se han interesado por este hábito.  Marchant agrega una cucharada de miel a la botella de agua que bebe antes de las carreras o durante el entretamiento.

La miel es una fuente natural de energía, ayuda a prevenir y tratar las enfermedades respiratorias (que podrían ser muy comunes a esa edad), es tranquilizante (lo que ayuda a que un deportista de esa edad pueda resistir el esfuerzo), y previene infecciones como las que un deportista podría sufrir ante una lesión. Además la miel tiene otros beneficios generales, como mejorar el funcionamiento del sistema digestivo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X