Crédito fotografía: 
Contexto | Unsplash
El síndrome sólo puede ser diagnosticado luego de seis meses de presentar signos de la enfermedad.

Existe muy poca información un síndrome conocido como Fatiga Crónica (SFC) -o también llamado encefalomielitis miálgica-, un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo, pero que sigue siendo invisible para los ojos de la mayoría.

Por ello, es que algunos médicos continúan confundiendo los síntomas con otras enfermedades, mientras que los jefes siguen asociándolo con la flojera o apatía. Lo cierto, sin embargo, es que se trata de una enfermedad debilitante que afecta y deteriora la calidad de vida, dificultando tareas cotidianas como vestirse o incluso bañarse.

¿Qué es el síndrome ?

La prestigiosa Clínica Mayo define al Síndrome de Fatiga Crónica como un “complejo trastorno caracterizado por un cansancio extremo que no puede explicarse por ninguna condición médica subyacente. La fatiga puede empeorar con la actividad física o mental, pero no mejora con el descanso”.

Por esta razón, el síndrome sólo puede ser diagnosticado luego de seis meses de presentar signos de la enfermedad, cuyas causas aún son un misterio, aunque existen varias teorías al respecto.

Ṕexels
Ṕexels

Una de las hipótesis que existe afirma que el síndrome comienza luego de presentarse una enfermedad similar a una gripe que debilita al cuerpo y lo hace perder fuerza, pero aún no hay nada concreto al respecto.

Sus consecuencias

Al compartir síntomas con otras males, suele ser confundida con la enfermedad de Lyme, problemas de tiroides o deficiencia de testosterona, entre otros. Esto podría ser un peligro dependiendo del tipo de tratamiento que se entregue, sin mencionar que la enfermedad puede traer complicaciones como depresión, aislamiento social, restricciones del estilo de vida y ausencia laboral.

Por esta y muchas otras razones, el Instituto de Medicina de EE.UU. recomienda dejar de tratar la Fatiga Crónica como un problema psicológico (como muchos lo hacen) sino que considerarlo como una “Enfermedad sistémica de intolerancia al esfuerzo“, caracteriza por el rechazo al ejercicio, disfunción cognitiva y problemas para dormir.

Según el organismo el mayor problema con esta enfermedad es que muchos de quienes la padecen nunca recuperan su funcionamiento al 100%, una situación muy preocupante pues tampoco existe un test que confirme el diagnostico ni nuevos tratamientos que puedan ayudar. Hasta hoy, los médicos que logran identificar el problema, enfocan su tratamiento en aliviar los síntomas.

Ṕexels
Ṕexels

Los síntomas conocidos y aceptado

Aunque aún falta mucho por averiguar sobre esta enfermedad, existen ocho signos que han sido oficializados como síntomas la fatiga crónica.

1. Fatiga
2. Perdida de Memoria y/o concentración
3. Dolor de garganta
4. Extremo agotamiento que dura más de 24 horas después del ejercicio físico o mental
5. Dolor muscular inexplicable
6. Dolor que se mueve de un lugar a otro sin hinchazón ni enrojecimiento
7. Dolor de cabeza de un nuevo tipo, patrón o gravedad
8. Sueño no reparador

Algunos síntomas menos frecuentes:

– Problemas de visión (visión borrosa, sensibilidad a la luz, dolor en los ojos)
– Síntomas psicológicos (irritabilidad, cambios de humor, ataques de pánico, ansiedad)
– Escalofríos y sudores nocturnos
– Fiebre baja o baja temperatura corporal
– Intestino irritable
– Alergias y sensibilidad a alimentos, olores, químicos, medicamentos y sonidos
– Entumecimiento, hormigueo y sensación de ardor en el rostro, las manos o los pies

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X