Precipitaciones y nieve asegurarían una temporada de regadío en la región de Coquimbo

Hasta el 30 de junio de este año el total de agua acumulada por lluvias había superado en un 300% lo logrado en la misma fecha del 2019, dejando un balance positivo e inesperado en la región, puesto que las proyecciones hablaban de un invierno seco, por lo que se espera que julio y agosto se mantengan lluviosos y con nevadas en la cordillera con el fin de asegurar una nueva temporada a quienes trabajaban bajo el sistema de regadío.
Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital