Crédito fotografía: 
El Día
La postura de los parlamentarios Matías Walker (DC) y Pedro Velásquez (IND) en la acusación constitucional contra la ministra de Educación generó reacciones de división en la oposición, tanto a nivel nacional como regional.

El fracaso de la acusación constitucional impulsada por el Partido Socialista en contra de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, dejó a la oposición en un muy mal escenario, ya que esa era la acción que ponía a prueba la unidad y disposición de cara a las negociaciones para las próximas elecciones municipales y gobernadores regionales.

En el caso de la Región de Coquimbo, de los siete diputados, tres de Chile Vamos, además del parlamentario DC, Matías Walker y  el independiente Pedro Velásquez votaron en contra de la medida que buscaba la destitución de la secretaria de Estado.

La postura de ambos no pasó inadvertida y ha generado reacciones y críticas en todas las fuerzas de la oposición. Algunas voces indican, incluso,  que será difícil de ahora en adelante confiar y que fricciona en alguna medida las relaciones en el bloque, aunque la tensión se vive específicamente al interior de la DC y en el pacto Unidad para el cambio (PC, Partido Progresista y FRVS), este último ha apoyado a Velásquez.

En el caso del diputado Matías Walker, este dijo que su voto se argumentó jurídicamente y que lo hizo a conciencia, agregando que es crítico de la gestión de Cubillos pero que no ha cometido infracciones legales.

La reacción de los votos

La presidenta regional del Partido Socialista, Clara Olivares, comentó que la votación de ambos diputados fue inesperada, en especial la del democratacristiano ya que desde su perspectiva creía que la DC había adoptado una posición clara respecto a la acusación.

Olivares dijo que no entiende bien qué sucedió ya que estaban los argumentos jurídicos que aprobara la destitución de la secretaria de Estado.

“Aquí lo que pasó es que Walker decidió votar de acuerdo a sus propios parámetros y que claramente no son los que planteamos en nuestro sector. Esperábamos que tuviera una mayor visión  y apoyo a la educación pública, nosotros acá tenemos un servicio local que sufrió por la falta de traspaso de recursos, los profesores se vieron afectados por la incapacidad de diálogo de Cubillos”, expresó la líder del PS.

En el caso del PC, la reacción no es muy distinta. El presidente regional, Gonzalo Escorza, dijo no estar muy sorprendido, pero que –al igual que muchos- tenía una sutil esperanza.

“Walker ha tomado una postura bastante ideológica cercana a la centro derecha, creo que Matías debería entrar a definir su pensamiento político”, agregó Escorza.

El dirigente comunista fue crítico al señalar que el diputado DC no puede seguir con un pie en la oposición y otro en el oficialismo y lo llama a definir “qué es lo que quiere hacer en la política”, si tener ideas propias respaldadas por su partido o “dejarse influenciar por su hermano (Antonio Walker, ministro de Agricultura).

En el caso del voto de Pedro Velásquez, Escorza comentó que el diputado independiente se “equivocó profundamente” y, al igual que Walker, lo llama a definirse o a respetar acuerdos.

“Creo que Velásquez leyó mal el comentario político, entendió mal la iniciativa porque la acusación constitucional más que una herramienta jurídica, como dicen muchos, es una medida política”, agregó el comunista.

Los emplazamientos políticos continúan y están lejos de minimizarse. Cristóbal Reyes, presidente regional de Revolución Democrática,  se sumó a las críticas emitidas por sus pares, pero esta vez, confesando que esta votación los ubicó en un límite donde está en juego la unidad para derrotar a la centro derecha en los próximos desafíos electorales.

“Para las personas que tenemos domicilio en el Frente Amplio, era bastante esperable que Matías Walker volviera a votar por el gobierno. Lo que hace el diputado DC  es buscar una excusa bastante aceptable, nadie puede decir que es una excusa mala, porque es bastante buena,  pero no puede decir que votó bajo conciencia porque demuestra poca claridad del proyecto de la DC a nivel nacional”, expuso Reyes.

En lo que respecta al voto de Velásquez, el líder de RD de la Región de Coquimbo, dijo con claridad que la situación es distinta porque mantiene un grado de independencia que lo excusa de ciertas críticas, pero no por eso es menos grave.

“A él siempre se le ha vinculado a su propio interés nunca a un sector. No es un actor ideológico sino un dirigente político que no responde a ninguna línea, a veces está con la oposición, otras con el gobierno, no es un voto predecible”, finalizó Cristóbal Reyes.

De manera escueta, el presidente regional de la DC, Christian Bravo, comentó que el diputado Walker no tenía una obligación “militar” de votar en uno u otro sentido.

“Es evidente que no estamos de acuerdo con la votación y que hay molestia al interior del partido, pero eso no significa que será castigado. Aquí la que debe tomar alguna medida es la ciudadanía porque nosotros somos un partido político que razona y nuestros militantes son capaces de disentir”, expuso Bravo.

Sin embargo, quien sí hizo públicas su visión respecto al voto de Walker fue el ex intendente Ricardo Cifuentes (DC), quien comentó en su cuenta de Twitter, “con pena quiero decir que Matías Walker no me representa”.

En esta línea, el ex intendente Claudio Ibáñez (PPD), aseveró que el comentario puede generar algún tipo de quiebre, pero que en el mejor de los casos provocar más unidad.

“Yo valoro el tweet de Ricardo Cifuentes, porque eso permite ver que hay división al interior del partido, son dos posturas, si bien es posible que haya quiebres, también se puede dar todo lo contrario, que estos mensajes generen más unidad”, precisó Ibáñez.

Ibáñez, al igual que los otros actores, consideró que la votación era clave ya que era la oportunidad de mantener a la oposición unidad.

“Yo no sé en qué están pensando estos parlamentarios, habían fundamentos sólidos para acusarla. Aquí se ve que no hay posibilidad de alineamiento. Esto no se puede ver como algo light o como algo que se le ocurrió a unos diputados solo para dañar al Gobierno”, agregó el ex intendente.

“Si Walker dice que se basa en lo jurídico, entonces que deje de ser diputado e instale un estudio jurídico. En el caso de Velásquez, yo lo he visto toda la vida tomar decisiones ambiguas, aunque él siempre se ha planteado como independiente”, concluyó Claudio Ibáñez.

 Oposición friccionada

Desde el bloque indican que la acusación constitucional era la prueba de fuego, ya que los votos permitirían tomarle el pulso a la unidad y capacidad de acuerdo.

“El voto de Walker ha dañado a la DC, yo tengo buenos amigos ahí y no están de acuerdo. Piensan que la más afectada es la credibilidad del partido”, analizó Clara Olivares.

La dirigente socialista dice que no está de acuerdo con los fundamentos que dio Walker “el diputado debería postular a un cargo en el Poder Judicial porque en el Congreso no solo se necesita fundamentos técnicos y jurídicos sino también una posición política al respecto, él está ahí por un cargo político no en calidad de abogado o juez”.

“Los partidos de la oposición en la región han repudiado la votación de los dos diputados, pese a ello nosotros seguiremos trabajando en pos de la unidad aunque ahora el diputado Walker no nos da ninguna confianza”, concluyó Olivares.

Si bien muchos de los líderes opositores hablan de distanciamiento, el rechazo absoluto es hacia un sector de la DC que al parecer no sigue los lineamientos generales del partido.

Gonzalo Escorza, aseveró que este hecho viene a coronar una lejanía con una parte de la DC que mira hacia la centro derecha y espera que el partido defina su proyecto.

“No me veo conversando con Matías sobre unidad, él prefiere votar de manera jurídica y no como parlamentario. Esto genera confusión y fricción, debemos tomar una postura al respecto. Yo llamo a la DC y a la Federación Regionalista Verde Social que ordenen a sus diputados y que en función de eso vengan a proponernos un pacto de unidad. No podemos ser oposición si al día siguiente se desconocen acuerdos”, aclaró el líder comunista.

Además, Escorza dijo que es la FRVS quien deberá analizar la situación particular de Velásquez. “Nosotros rechazamos profundamente sus argumentos y seguimos avanzando en la unidad, pero serán ellos los que decidan si Pedro es la persona adecuada para hablar de acuerdos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X