Crédito fotografía: 
Cedida
Buscan que el pronunciamiento del ente fiscalizador se produzca antes de que varios de ellos finalicen su período, para así poder llevar a cabo las dos reuniones que por normativa vigente les corresponden y de las que Krist Naranjo quiere hacer solo una.

A estas alturas, para nadie es un secreto la mala relación existente entre la mayoría de los consejeros regionales y la gobernadora, Krist Naranjo. La más reciente polémica es la decisión de la máxima autoridad regional de realizar una sola sesión con el saliente cuerpo colegiado, cuando deberían ser dos mensuales. De hecho, la primera debería haber sido ayer.

Aún más, Naranjo ofició a la Contraloría General de la República para que se pronunciara respecto a quién debe convocar a estas reuniones, siendo que ella es la presidente del CORE y por tanto, quien debe citarlas.

No obstante, los dictámenes de la entidad fiscalizadora tienen sus plazos de tramitación, por lo que de acuerdo a algunos consejeros regionales, no habría una respuesta antes del 11 de marzo. O sea, igualmente no se alcanzarían a llevar a cabo las sesiones antes de que algunos de ellos finalicen su período. Touché.

“La ley establece que un consejo regional debe cumplir con un mínimo de dos sesiones plenas u ordinarias y tres comisiones mensuales (…) lo que la gobernadora hizo fue una ‘cortina de humo’, porque hizo una consulta que es de perogrullo, ya que quien tiene la facultad de convocar a reunión es el presidente. Es decir, le corresponde a la gobernadora hacer la citación”, afirmó el core por la Provincia del Choapa, Jaime Herrera.

De este modo, manifestó que le solicitaron una audiencia al contralor regional, Hugo Segovia, para acelerar el proceso de tramitación del oficio. Además, Herrera reveló que la normativa vigente les exige participar de dos sesiones mensuales para recibir su dieta. Es decir, si estas no se efectúan, no percibirán sueldo en marzo, aunque esta es una temática aún en análisis.

En tanto, la representante del Limarí, Lidia Zapata, señaló que “por ley, el consejo saliente debe tener dos sesiones ordinarias y el entrante otras dos sesiones. Hay varios dictámenes de Contraloría al respecto (…) nosotros vamos a exigir que se cumpla con el reglamento y que se respete nuestra función de consejeros hasta el 10 de marzo, porque hasta ese día estamos en el cargo”.

Por su parte, el consejero de la Provincia de Elqui, Lombardo Toledo, sostuvo que este es un capítulo nefasto, por cuanto los únicos que pierden son los habitantes de la zona. “El CORE por su esencia, por su génesis, por su origen, es un organismo colegiado que fue ungido por la soberanía popular y ese sentido se ha roto con algunas ‘desmedidas’ que ha realizado la gobernadora. Nos ha menospreciado no solo en la forma, sino que en el fondo y eso no lo podemos permitir”, agregó.

Por último, Toledo aseguró que Krist Naranjo les quitó el apoyo de los equipos técnicos y de los jefes de división, quienes no han podido asistir a las diversas comisiones. “En el fondo, los que fiscalizamos y aprobamos los presupuestos, además de programas, somos los consejeros regionales y quienes representamos a las 15 comunas”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X