Crédito fotografía: 
Cedida
La tarde de este viernes autoridades de Conaf decretaron el incendio como controlado y bajaron el estatus de la alerta a Amarilla. En el siniestro laboraron brigadistas, bomberos de tres comunas y dos aviones cisterna que despegaban y recargaban en el aeródromo Tuquí.

El Ovallino 

Luego de dos días de combate en terreno y desde el aire, las autoridades de la Corporación Nacional Forestal, Conaf, decretaron como controlado el incendio que se registró desde la tarde del miércoles en los sectores de La Granjita y El Ciénago de Punitaqui y que consumió, según estimaciones de la institución, hasta 40 hectáreas de vegetación y arboleda.

La intensidad de las llamas y la amenaza a viviendas del sector, obligó a las autoridades de Onemi decretar Alerta Roja en la comuna desde la mañana del jueves, lo que facilitó el apoyo de dos aviones cisterna que cargaron agua y combustible continuamente desde el aeródromo de Tuquí.

Para la noche del jueves, si bien ya no existía una amenaza real a las casas de la zona, y quedaban algunos focos de fuego en diversas partes de la geografía punitaquina, se mantenía el estatus de la Alerta Roja, la que cambió a Amarilla la tarde de este viernes, cuando decretaron el absoluto control del siniestro.

El evento fue combatido por compañías de Bomberos de Punitaqui, Ovalle y Monte Patria, quienes fueron en auxilio de los locales, y de una cuadrilla de brigadistas de la Conaf.

Tractores y cargadores frontales abrieron varias líneas de cortafuegos desde el mediodía del jueves con el objetivo de mantener a raya las llamas, mientras más de siete carros bomba de tres comunas trabajaban en tierra apagando los focos.

Desde el aire, los aviones hicieron diversas descargas para sofocar el fuego.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X