Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Pese a la contundencia de la prueba del Ministerio Público, la defensa de Mirta Ardiles, manifestó su intención de apelar a la medida cautelar, y sustentaría sus argumentos, primero, en que el chuchillo con las huellas de la presunta parricida, no constituye prueba dado que todos los elementos de la casa tendrían ADN de la moradora. De igual forma, tal como lo hicieron ver en la formalización, las aproximaciones horarias, “no serían exactas”, por lo que no habría evidencia suficiente para demostrar su participación. Los querellantes aguardan eventuales alegatos.

Finalmente, ayer se cumplió el plazo definitivo para la defensa de Mirta Ardiles, tendiente a presentar un recurso de apelación a la prisión preventiva de la imputada. Esto, luego que en la audiencia de control de detención llevada a cabo el pasado miércoles 3, el magistrado Diego Rubí, del Juzgado de Garantía de Coquimbo, decretara esta medida cautelar tras ser formalizada por los delitos de parricidio e incendio. La mujer, deberá permanecer en el recinto penitenciario de Huachalalume durante los 180 días que se dictaminaron para llevar a cabo la investigación, previo a un eventual juicio oral. 

Cabe consignar que, de acuerdo a la prueba exhibida por la Fiscalía, basada en pericias científicas y registros de videos, Ardiles sería la responsable de asesinar a su hija, Melissa Chávez (12), en el hecho ocurrido el 26 de noviembre del 2020, cuando, por motivos que todavía no son esclarecidos, la habría atacado con un arma cortopunzante, específicamente un cuchillo, propinándole 11 estocadas, dos de ellas en el cráneo, las que resultaron fatales. Posteriormente, y según se presume, la mujer inició un incendio en el domicilio para tratar de ocultar la evidencia, saliendo de su casa mientras las llamas se encendían, y la pequeña todavía agonizaba. 

EL RECURSO 



Los querellantes consideraron que no había otra cautelar que fuese proporcional a los delitos distinta a la prisión preventiva, algo que fue acogido por el juez, pese a que el defensor de Mirta Ardiles, Nicolás Pavez, había pedido arresto domiciliario, entendiendo que su representada no tenía antecedentes previos, y contaba con una red familiar. Pero su solicitud fue desestimada. 

Contrario a lo que muchos creían, al día siguiente de la formalización, en la que Pavez tuvo poco margen para argumentar ya que sólo conoció la totalidad de los antecedentes contenidos en la carpeta investigativa una horas antes de la audiencia, anunció que, ya con la documentación en mano y habiéndola estudiado, presentaría un recurso de apelación a la prisión preventiva de acuerdo a los plazos establecidos. Pues bien, ayer se cumplían los cinco días corridos dentro de los cuales se debía presentar la acción legal para modificar la cautelar. 

Consultado, el abogado Nicolás Pavez, sostuvo categórico que no haría declaraciones a los medios de comunicación, y evitó responder si presentarían o no el recurso. Sin embargo, la tía de Melissa, hermana de Mirta Ardiles, sí confirmó que se llevaría a cabo. “El recurso y todo está en manos del abogado y yo no me a voy a referir nada más. Estamos en contacto con permanente con don Nicolás (…) Nuestra posición sigue siendo la misma de siempre, creemos en la inocencia de Mirta hasta que no se demuestre lo contrario”, aseveró Daniza Araya, quien coincide con otros integrantes del grupo familiar de Mirta, incluida una de sus hijas mayores –hermana de Melissa- la que señaló que mantenía toda la confianza en su madre. 

LA CONTRAPARTE A LA ESPERA



La parte querellante, tanto desde la Defensoría de La Niñez, como de la Fiscalía, y sobre todo los representantes del padre de la víctima, Denis Chávez, hasta el cierre de esta edición, estaban a la espera de que se ingresara la apelación al sistema para conocer los argumentos –o parte de ellos- que sustentarían la acción legal del abogado Pavez, que intentar modificar la cautelar, algo que, diferentes penalistas han señalado, es extremadamente difícil, principalmente debido a la contundencia de la prueba presentada por el Ministerio Público. Pero al no existir certeza, las partes consultadas prefirieron no expresar sus impresiones, específicamente respecto al recurso. 

Desde la Fiscalía manifestaron que esperarán la audiencia en la Corte de Apelaciones, y una vez conocido el resultado, entregarían impresiones. 

María José Duarte, abogada del PAV (Programa de Atención a Víctimas de la Subsecretaría de Prevención del Delito), quienes representan a Denis Chávez, y le brindan un apoyo integral, sostuvo que por ahora están centrados en la contención de la familia, “ya que todo lo que se dijo en la audiencia de formalización, obviamente que les ha afectado. Como programa que no sólo se ocupa de la asesoría legal, sino que también de lo social y psicológico, estamos tratando dar la mayor tranquilidad posible a don Denis y a su familia”, expresó la profesional.

POSIBLES TESIS 



Se especula que la línea que seguiría el abogado Pavez para argumentar su recurso, sería fundamentalmente la misma que ocupó en la audiencia de formalización, pero ahora sí, mejor trabajada ya que ha tenido tiempo. 

Primero, se descartaría que plantee que los hechos no existieron, porque son evidentes. A lo que podría apuntar es a la participación de su representada, Mirta Ardiles, tal como lo señaló el miércoles 3 de febrero, aludiendo a que las pruebas no serían del todo concluyentes. Claro, los dos ejes que sustentan los elementos del persecutor son, el cuchullo utilizado como arma homicida, y por otra parte los videos de Mirta Ardiles saliendo de la casa donde estaba sola con Melissa, 45 minutos después de que saliera el padrastro, Luis Santander junto a su hijo menor. 

Respecto al elemento cortopunzante, donde se encontró el ADN de la imputada, lo que esgrimió el abogado en la audiencia fue que Mirta, al ser dueña de casa, y ocupar esos utensilios de cocina, estos tendrían sus huellas genéticas, tal como cualquier otro elemento de la casa, de acuerdo a la tesis de Pavez. 

Y en relación a la cronología de los hechos, basada en las cámaras de seguridad, el defensor les restó crédito desde un comienzo, señalando que los tiempos dados a conocer eran sólo aproximaciones sin la exactitud necesaria y concluyente. Pese a que estos argumentos fueron dados en la audiencia de formalización, el abogado no pudo desarrollarlos, y esta vez sí estaría en condiciones de hacerlo. 

Una vez que ingresa el recurso a la Corte, el tribunal debe fijar una audiencia de revisión de cautelares, la que debería llevarse a cabo durante esta semana. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X