Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde Conaf afirman que hoy no existe una ley que regule esta situación en las ciudades. Además de su antigüedad, se debe considerar la afectación que sufren por las altas temperaturas y escasez de agua.

Una situación que pudo terminar en tragedia tuvo lugar la tarde de ayer en el pasaje Los Olivos del sector de La Florida, cuando un árbol se desplomó sobre una vivienda, generando destrozos en su reja y antejardín. Afortunadamente, ninguno de los moradores resultó con lesiones que lamentar.

En conversación con El Día, la dueña de casa contó que hace dos años, desde que llegó a habitar el inmueble, alertó a la Municipalidad de La Serena respecto al estado del ejemplar, sin obtener una respuesta.

“Les advertí que había peligro de caída del árbol y que cualquier día iba a ocurrir. Nunca vinieron a podarlo, ni a revisarlo. En la casa estaba mi mamá y mis dos hijos”, relató la mujer afectada por la situación.

Desde la casa edilicia no se refirieron a los dichos de la vecina, limitándose a señalar que al enterarse de lo ocurrido brindaron la ayuda para retirar los escombros. 

A través de un comunicado entregado a El Día, precisaron que “atendemos constantemente las inquietudes de vecinos respecto a este tema y acudimos lo más rápido posible tanto a las emergencias como a la revisión de los árboles. Todo ello en la medida que las capacidades técnicas y de personal nos lo permiten. Cuando suceden derrumbes, se asiste inmediatamente con una cuadrilla para retirar las ramas, trozar el árbol y revisar si hay daños”.

En tanto, la mujer afectada también apuntó a unos trabajos realizados por la empresa Aguas del Valle, que de acuerdo a su relato, habrían debilitado las raíces de la especie, lo que habría generado su colapso.

Al respecto, Giancarlo Sotomayor, subgerente zonal Elqui de la compañía, manifestó a nuestro medio que tomaron contacto con la vecina y recabaron los antecedentes del caso.

“Ahora haremos un análisis que nos permitan saber si hay relación entre la caída del árbol y las labores que realizamos en el lugar hace casi un año. Independiente de los resultados de estas indagaciones, vamos a colaborar con la reparación de la reja dañada para que la señora Natalia Barrera no deba esperar por una solución”, afirmó el subgerente de la sanitaria.

 

Situación recurrente

En el último tiempo la caída de árboles se ha repetido en distintos sectores de la Región de Coquimbo. Algunos expertos atribuyen la situación a la escasez hídrica, que ha dañado esta vegetación causando el colapso en especímenes de más edad.

En esta línea, advierten que en las zonas urbanas se deben privilegiar especies que no perjudiquen el pavimento con sus raíces y que, por su profundidad, minimicen el riesgo de caída.

En este contexto, Diego Morales, jefe del departamento de Bosques y Cambio Climático de Conaf Coquimbo, aclaró que no existe un estudio que indique que la sequía esté generando un aumento en la caída de árboles.

Sin embargo, explicó que “es bastante posible que producto de las condicionantes del cambio climático, asociado al alza de temperatura y disminución de las precipitaciones, se genere un efecto en el debilitamiento de los árboles. Lo que se ve agravado con actividades de manejos que no son adecuadas. La acción del clima más la humana, deriva en una afección negativa”.

Bajo este escenario, el profesional indicó que es fundamental que en las comunas se haga un levantamiento del arbolado urbano para conocer en qué situación se encuentran y de esta manera evitar posibles riesgos.

“Si bien es poco operativo hacer un catastro de todos los árboles que pueden estar presentes en una comuna, al menos se debería avanzar con un muestreo que permita levantar información o variables de interés. Pueden ser variables vinculadas con el diámetro, la altura y principalmente variables sanitarias. Esto puede centrarse en los lugares de mayor concurrencia de la ciudadanía, como plazas, escuelas y hospitales, de tal modo de poder focalizar los recursos”, recomienda el experto.

 

Poda adecuada

Diego Morales sostiene que un punto importante, sobre todo en árboles que llegan a su adultez, es efectuar una poda de manera adecuada y en la temporada que corresponda.

“Cuando la acción no se realiza de manera adecuada o por una persona no calificada, puede generar problemas en el sellamiento y la cicatrización del sector podado, lo que implica que pueda sufrir ataque de hongos o insectos. Esto genera un debilitamiento general que puede producir el desganche de ramas o incluso la pudrición central del tronco, lo que propicia el quiebre de los fustes o bien descalce de los árboles”, precisa el ingeniero forestal.

Por último, plantea que es necesario que en los sectores que existe un abundante arbolado urbano, se debe tratar de hacer un riego o suministro mínimo, de manera de que puedan tener más activo su proceso fotosintético, donde el agua es fundamental.

 

Sin legislación

Para Eduardo Rodríguez, director regional de Conaf,  el arbolado urbano con el cambio climático será muy relevante.

“Lamentablemente no tenemos una ley al respecto. Las facultades para el mantenimiento y arborización recae exclusivamente en manos de la municipalidad. Mientras, Conaf no tiene competencia de legislación en esa área”. En ese sentido, Rodríguez agrega que la elección del árbol es importante “porque no se puede plantar árboles altos donde existe cableado eléctrico o que sus raíces busquen el agua y pueda afectar el alcantarillado”.

Por último, el director regional de Conaf comenta que una vez que los ejemplares alcancen una cantidad de años determinada, deben ser reemplazados, ya que como todo ser vivo no tienen la posibilidad de rejuvenecer.

“Eso debiera estar legislado, por cuanto existe la información necesaria para establecer este tipo de manejo. Además, el cuidado de estos ejemplares es otro gran tema, es necesario que la capacidad que tenga la municipalidad o institución que vela por la sobrevivencia de estos árboles tenga los recursos necesarios para mantener la masa arbórea que decide instalar. De tal manera, que ese es el problema, como no tenemos legislación y hoy todo está radicado en la municipalidad, que no cuenta con los entes técnicos que tengan la capacidad de proyectar esto, hoy no tenemos un desarrollo armónico de arborización”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X