Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras aún se resuelven fórmulas para restaurar la tradicional alameda, Roberto Jacob aseguró que el español “es un personaje que divide”. Por otra parte, señala necesario analizar con la participación de todas las personas involucradas lo que se debe emplazar en ese lugar.

El domingo 20 de octubre de 2019, en el marco de una intensa jornada del naciente estallido social, donde miles de personas marcharon por las calles de La Serena, hubo hechos que quedaron en la retina.

El más triste, a no dudarlo, la muerte de Romario Veloz muy cerca del Mall Plaza La Serena, que aún no tiene responsables claros por parte de las filas castrenses. Pero también, desde el punto de vista simbólico, se derribó la estatua de quien para muchos es considerado como un “conquistador” y por otros como quien sometió a los pueblos originarios de la zona.

Nos referimos a la imagen de Francisco de Aguirre, que antes del estallido social ya había sufrido incidentes varios, pero ninguno tan determinante para su estructura. Días después, se instaló la figura de una mujer diaguita, Milanka, la que también fue destruida.

En paralelo, y a casi dos años de la revuelta que tuvo repercusiones a lo largo de todo el país, las esculturas de la avenida Francisco de Aguirre -rebautizada simbólicamente por algunos como avenida Diaguitas- fueron blanco de grafitis, rayados y marcas de pinturas, algunas en la zona ocular de las mismas, haciendo referencia a quienes perdieron su visión en las calles.

En el punto donde se encontraba la estatua del español, actualmente no figura nada, aunque es una materia que para muchos aún es motivo de debate. En esa línea, autoridades comunales plantearon su visión.

 

“Una imagen que divide”

El alcalde de la comuna de La Serena, Roberto Jacob Jure, fue consultado por diario El Día respecto de este tópico, y reconoció que se trata de un tema controvertido.

“No tengo contemplado volver a poner la estatua de Francisco de Aguirre, porque divide a la comunidad y las cosas que dividen es preferible que estén guardadas. Aparte de eso, es evidente que no quedó en buen estado y habría que restaurarla”, aseveró el edil.

En esas circunstancias, Jacob aseguró que “vamos a analizar con calma y tranquilidad qué vamos a poner ahí, pero con el concurso de todas las personas que están involucradas. Yo descarto la posibilidad de volver a poner en la avenida de Aguirre a Francisco de Aguirre”.

En esa línea, la concejala de La Serena y gestora cultural, Carmen Zamora, señaló a nuestro medio que “en estos tiempos no se deben mantener estas imágenes que representan un pasado opresor. Si se realizara una consulta ciudadana por esta temática, que se tradujera en una obra escultórica, ojalá tuviera una convocatoria nacional para que destacados artistas de Chile hicieran su propuesta artística mediante un llamado público”.

 

Museo al aire libre

Una entidad que tiene injerencia en las esculturas ubicadas en la tradicional alameda serenense es la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas. En ese sentido, el seremi de la cartera, Francisco Varas, señaló que “seguimos trabajando a partir del levantamiento que hizo a fines de 2019 el Centro Nacional de Conservación y Restauración de nuestro ministerio, sobre el estado y diagnóstico de las esculturas que componen el museo al aire libre. En paralelo también hemos estado trabajando para abordar esta iniciativa como una inversión pública para obtener el financiamiento vía FNDR”.

Bajo esa línea, Varas indicó que “con el Consejo de Monumentos estamos definiendo la forma en que vamos a hacer el ingreso del proyecto, porque lo que queremos hacer es ingresar una sola iniciativa, con el levantamiento del museo al aire libre como un todo y no un proyecto por cada escultura, lo que nos permitirá obtener el RS (Resolución Satisfactoria) del Ministerio de Desarrollo Social en el menor tiempo posible”.

En ese contexto, Carmen Zamora agregó que “transcurridos casi dos años, deberían existir iniciativas que rescataran un paseo que es tan icónico de nuestra comuna y que es simbólicamente importante. Creo que es necesario que exista una coordinación con la institucionalidad y que sea pública, regional y trabaje en este contexto. La mantención y todo lo que suceda con las esculturas dependen del Museo Arqueológico de La Serena, que es el organismo responsable de ellas”, indicó la concejala, que afirmó que “se está trabajando en la mantención de aquellas, específicamente una que se rompió. Están recibiendo asesoría técnica de profesionales del Área de Patrimonio de la Municipalidad de La Serena. Pero lo que hay que tener muy en cuenta es que el cuidado de la ciudad es responsabilidad de todos, y que el daño al patrimonio no se justifica. La clave es obtener los recursos para comenzar con la recuperación de cada una de las esculturas que la componen”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X