Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Tras la declinación de Felipe Harboe, el comité de senadores del PPD analizó el escenario nacional y la necesidad de construir un país equitativo, igualitario y justo, fue así como se acordó que la congresista de la Región de Coquimbo sucederá a Jaime Quintana.

La senadora de Coquimbo, Adriana Muñoz D´Albora (PPD), presidirá el Senado a partir del 10 de marzo, convirtiéndose así en la segunda mujer en ostentar el cargo de mayor importancia en la administración del Estado, después del Presidente de la República.

Muñoz es considerada una figura del progresismo desde el retorno a la democracia, perteneciente al grupo que fundó el partido, diputada en reiteradas oportunidades, quien además, marcó un hito histórico al convertirse en el 2002 en la primera parlamentaria en ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados.

La voz femenina se ha hecho escuchar con fuerza tras el estallido social del 18/O, de hecho, la demanda por emparejar la cancha y potenciar la participación de la mujer en la toma de decisiones se ha discutido en el Parlamento y en la sociedad civil. Y bajo ese contexto el nombre de Adriana cobró importancia.

Congreso más inclusivo

Según un acuerdo administrativo de la oposición alcanzado a principios de 2018, la presidencia le correspondía por segundo año consecutivo al PPD y tras la declinación de Felipe Harboe, el comité de senadores de la colectividad acordó el martes que Muñoz será la candidata para suceder a Jaime Quintana.

En la instancia, se analizó el panorama nacional y la necesidad de construir un país equitativo, igualitario y justo. Así lo confirmó el exsubsecretario del Interior, quien bajó su candidatura en aras de favorecer la asunción de Muñoz.

“Las voces de muchas mujeres se han alzado para pedir una representación más equitativa. Es por ese motivo que lo que corresponde es que el cupo por la presidencia esté representado por una mujer como Adriana Muñoz”, expresó el congresista de la Región del Biobío y de Ñuble.

Al respecto la senadora de Coquimbo, agradeció el acto de su par calificándolo como un “acto concreto y ejemplar”.

Petición de la sociedad civil

A través de una carta, mujeres y organizaciones feministas hicieron un llamado a los parlamentarios para permitir que la senadora fuera la próxima presidenta de la Corporación.

"Las decisiones que se avizoran requieren de una mirada que incluya a todas las habitantes de Chile, las mujeres somos el 51% del país. Históricamente el Parlamento ha sido un espacio machista, donde se construyen leyes desde una sola mirada, la masculina", dice el texto.

El Día intentó contactarse con la congresista con el objetivo de conocer los ejes centrales de su gestión, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no fue posible.

No obstante, el panorama social obliga a especular que el trabajo se enfocará en las respuestas que ha exigido el movimiento social, impulsar reformas estructurales –como ha dicho en otras oportunidades- y enfrentar los desafíos legislativos propios del proceso constituyente que comenzará con el plebiscito de abril.

Guerrilla interna

Si bien la carta del PPD era Felipe Harboe, hay algunas voces que indican que no contaba con los votos para posicionarse como presidente de la Cámara Alta, debido a que previamente los independientes habían dejado en claro que no se sumarían al respaldo.

"Corresponde, en estos momentos que estamos luchando por la paridad, por la igualdad y por la inclusión de mujeres, que la posibilidad de la presidencia del Senado durante el periodo 2020 la tome una mujer", señaló el ex subsecretario del Interior en Twitter.

Muñoz aseguró que la decisión de su par es acorde a lo que se vive "en estos tiempos" sobre el desarrollo del movimiento feminista.

"La decisión que él toma y lee, se hace cargo de los signos y señales de los tiempos, que se hacen muy nítidos a partir del 18 de octubre, pero que viene en un proceso fuerte de desarrollo y fortalecimiento del movimiento mujeres, del feminismo que nadie puede desconocer", puntualizó.

De esta manera, Adriana Muñoz se transformará en la segunda mujer en presidir el Senado, luego que entre 2014 y 2015 lo hiciera la senadora socialista Isabel Allende.

Congresistas de la región en la testera

No han sido pocos los parlamentarios de la Región de Coquimbo que han estado en la testera del Congreso.

En la Cámara Alta el primero en alcanzar la segunda investidura más importante del país fue el senador Jorge Pizarro en el periodo 2010-2011, posteriormente lo hizo en el 2013-2014.

En tanto, en la Cámara Baja, la primera en llegar a la presidencia fue la propia Adriana Muñoz en el periodo legislativo 2002 2003, luego el diputado Patricio Walker (PDC) 2007-2008 y por último, José Francisco Encina (PS) 2008-2009.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X