• La Mesa Social por Covid se dividirá con el fin que las decisiones serán “más resolutivas”, desde el Gobierno aclararon que prontamente será relevante compartir conocimientos y manejar la realidad hospitalaria ante el aumento de los casos positivos.
Crédito fotografía: 
Cedida
Ayer se informó que la Mesa Social por Covid se dividió, por una parte trabajarán los gremios de la salud, ya que prontamente el rol hospitalario entrará a “jugar” y se requerirá compartir “experiencias y conocimientos” y, por otra los alcaldes, quienes aportarán antecedentes desde un punto de vista territorial. También se conoció que la epidemióloga Muriel Ramírez abandonó la instancia de trabajo y desde el Gobierno descartaron “situaciones particulares de diferencia”.

La epidemióloga académica de la UCN y miembro de la Sociedad Chilena de Epidemiología (SOCHEPI), Muriel Ramírez, abandonó la Mesa Social por Covid, una instancia de coordinación integrada por alcaldes, el mundo académico, el Colegio Médico, el Servicio de Salud y la Seremi de Salud.

El espacio de trabajo, que se estableció en marzo pasado, tenía como objetivo analizar la situación local y el desarrollo de la pandemia del coronavirus, instancia que ha sido valorada por distintos actores sociales, sin embargo, sufrió la baja de la experta a semanas de registrar el peak de la enfermedad en la Región de Coquimbo.

“Lamentablemente no están siguiendo las orientaciones, desconozco las razones, pero me da la impresión de que están haciendo lo que les dice Santiago, de hecho, por esa misma razón yo me retiré la semana pasada de la Mesa Social, porque ya no hay qué más hacer, yo ya no puedo influir en esa línea y si las autoridades no escuchan, qué más voy a hacer, me quedo en mi casa con mis hijos cuidándome”, contó en el programa Buen Día de Mi Radio.

Cabe recordar que la académica ha sido enfática en solicitar una cuarentena para las comunas de La Serena y Coquimbo para enfrentar los contagios, cuya cifra regional se eleva a los 384 casos totales, con 46 nuevos confirmados en las últimas horas.

Tras abordar la temática en el balance regional diario, el seremi de Gobierno, Ignacio Pinto, -quien encabezó el punto de prensa- ratificó la información, “efectivamente la epidemióloga Ramírez decidió, por razones personales, mantenerse al margen de esta instancia de trabajo”.

Pero eso no fue todo, ya que también se conoció que dicha mesa se dividió, por una parte trabajarán los gremios de la salud, como el Colegio Médico y el Colegio de Enfermeras, desde un punto de vista más técnico sanitario y por otra, los alcaldes.

“La decisión que se adoptó busca que sean mucho más resolutivas en las decisiones que se puedan ir tomando y, comprendiendo que estamos entrando a una etapa donde los criterios clínicos son mucho más relevantes como conocer la disponibilidad de camas, ventiladores mecánicos (…) es por esto que se determinó incorporar a los gremios de la salud para conocer detalles de la realidad hospitalaria”, detalló Pinto.

El vocero hizo hincapié que el fin es hacerlas “más resolutivas” y que no se debe a “situaciones particulares de diferencia” que eventualmente podrían existir en algunos de los integrantes. Incluso precisó que el día lunes se realizó un encuentro.

La opinión de los expertos

Respecto a la importancia que tienen las diferentes opiniones que se puedan instalar en las conversaciones de la mesa, el seremi de Gobierno dijo que es una “instancia de trabajo valiosa” que les ha permitido recibir información relevante, pero que hay que distinguir la que proviene de una mirada clínica, y la de aquellos que están aportando con antecedentes desde un punto de vista territorial como los ediles.

“El Gobierno recoge las opiniones tanto de expertos como de alcaldes que están en la primera línea trabajando en cada una de sus comunas para ir tomando decisiones en conjunto, es una  mesa que es consultiva donde la autoridad sanitaria recibe esa información, la analiza  y la procesa y toma las decisiones en relación a cuáles son los antecedentes que se manejan”, respondió.

En ese punto Ignacio Pinto recordó que el paso de la fase 2 a la 3 y de esta a la 4 fue, justamente, un tema que se consultó con la Mesa Social y fueron “medidas acertadas porque fueron anticipadas a la situación que se está viviendo en la región (…) la autoridad sanitaria a es quien tiene la potestad y el deber de tomar las decisiones con la  información que recibe de cada uno de los componentes de esa mesa como de todas las instancias que están participando frecuentemente”.

Mirada clínica

Por su parte, el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González, precisó que la decisión se hizo tras un análisis de la pandemia y donde el papel más clínico entrará en “juego” y que para eso será relevante compartir experiencias y conocimientos.

“Esto tiene que ver con pronósticos, tratamientos, con medicamentación, uso de camas, decisiones de reconvertir camas, traslados de pacientes al interior de la región y también decisiones con un componente ético, todo el rol hospitalario entrará a jugar y por eso se pensó incorporar intensivistas, uciólogos, internistas, etc”, agregó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital