Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Autoridades de la región y administradores de establecimientos públicos señalan que, si bien la normativa establece que cada colegio define la exigencia, es importante entender la situación de crisis sanitaria y económica que atraviesa el país. En tanto, las comunas de Illapel y Paihuano establecieron la no obligatoriedad en el uso de esta indumentaria.

Este 2 de marzo comienza oficialmente el año escolar y una de las principales preocupaciones de los padres y apoderados es el uso del uniforme. Tras dos años de clases online y la incertidumbre de la pandemia, se ha registrado un alza en el valor de estas vestimentas y falta de stock de las diversas prendas institucionales.

Pero ¿es obligación utilizar el uniforme escolar? Si bien éste no es obligatorio por ley, cada establecimiento escolar puede exigir su uso en el Reglamento Interno, con acuerdo del Centro de Padres y Apoderados, el Consejo de Profesores, Centro de Alumnos y Comité de Seguridad Escolar.

Decisión de los establecimientos



Desde el Departamento de Educación de la Corporación Gabriel González Videla, que administra más de 40 colegios en La Serena, señalan que, en base a la normativa vigente, cada establecimiento educacional tiene su Reglamento Interno que regula el uso de uniforme, manteniendo siempre criterios de flexibilidad dada la situación de la pandemia.

“Como Departamento de Educación de la Corporación Municipal Gabriel González Videla de La Serena, velamos por la inclusión de todos nuestros estudiantes. Por tanto, como indica la normativa, si el estudiante no puede adquirir o usar el uniforme, el director(a) tiene la facultad de eximirlo y si no cuenta con uniforme escolar no puede ser excluido de las actividades educativas”, añaden desde la Corporación.

Misma definición se establece desde el Servicio Local Puerto Cordillera a cargo de los establecimientos escolares públicos de las comunas de Andacollo y Coquimbo. 

“La normativa también detalla que la adquisición de uniformes escolares, su uso obligatorio o flexible es una decisión tomada en el establecimiento, por lo que las normas sobre su uso deben estar claramente señaladas en el Reglamento Interno y si existe algún cambio de uniforme, el establecimiento deberá comunicarlo en marzo de cada año a la comunidad educativa”, indica la entidad. 

En tanto, en la comuna de Vicuña, que cuenta con 19 establecimientos municipalizados, el alcalde Rafael Vera expresa que aun cuando también deben regirse por la normativa, “mi voluntad es que no sea obligatorio, pero cada unidad educativa es la encargada de definirlo, siempre entendiendo la actual situación de la pandemia y la situación económica de las familias vicuñenses”.

En la comuna de Paihuano, el alcalde Hernán Ahumada tomó la determinación de no exigir uso obligatorio del uniforme escolar para este año, “para tratar de alivianar los bolsillos de los apoderados que han sido golpeados por la pandemia. Los que pueden sí, pero no será obligatorio”.

Así también en Ovalle, Nelson Olivares, jefe del Departamento de Educación municipal, reconoció que “en el contexto en el que nos encontramos, se nos llama a ser flexibles y es la orientación que hemos recibido de nuestro alcalde y sostenedor del sistema educativo para los establecimientos educacionales bajo nuestra administración”.

Por su parte, la comuna de Illapel fue la primera de la región en indicar la no obligatoriedad del uso de las vestimentas institucionales en todos los establecimientos bajo su administración. “Queremos que su uso no sea una limitante. Por lo tanto, no va a ser exigible y se les ha pedido a los directores que coordinen con los apoderados las distintas alternativas, que pudiera ser algún buzo o polera institucional”, expresó el alcalde de Illapel Denis Cortés al anunciar esta medida.

Cabe recordar que el Ministerio de Educación establece en sus normas que no se puede “prohibir el ingreso de un alumno al establecimiento por no cumplir con el uniforme escolar. Los padres, madres y/o apoderados tienen derecho a adquirir el uniforme en cualquier tienda, y no pueden ser obligados o inducidos a comprarlo a un proveedor o marca determinado por el establecimiento educacional”.

Útiles escolares

Respecto de la solicitud de útiles escolares, desde el Departamento de Educación de la Corporación Gabriel González Videla señalan que se adecuará a la normativa vigente, “respetando la situación de cada familia y considerando los estándares y exigencias que dispone la autoridad respectiva”.

En tanto,  en Puerto Cordillera hicieron un llamado a la reutilización de útiles escolares de años anteriores y a los establecimientos a solicitar “lo justo y necesario”, considerando las dificultades de la pandemia.

Mientras en Paihuano y como ha sido habitual en los últimos años, el alcalde Hernán Ahumada comenta que se entregará  una maleta con útiles escolares a cada estudiante de la comuna. “Como municipalidad, hemos hecho un esfuerzo para que los padres y apoderados no compren ni los uniformes ni los útiles escolares entendiendo la compleja situación que atraviesan por la crisis sanitaria”, concluye el alcalde.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X