• Desde el Servicio de Salud explicaron que las últimas dos semanas ha habido un aumento discreto de casos, los que se concentran en dos comunas y que la trazabilidad había permitido identificar los brotes comunitarios.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Actualmente países de Europa como Italia y España viven un alza importante de contagios de covid-19 y con una gran mortalidad respecto a su primer brote. En la región esa realidad aún no se vive, sin embargo, expertos advierten que Chile no será la excepción, razón por la que el Servicio de Salud anunció su estrategia para enfrentar el incremento de casos.

Este año, cuando se confirmó que el coronavirus se estaba expandiendo por el mundo y que eventualmente arribaría a Chile, las autoridades comenzaron a prepararse para enfrentar su llegada con distintas estrategias.

Una de ellas fue la preparación de los diversos hospitales y centros de salud, la segregación de personal médico y la reconversión de camas críticas en toda la red asistencial.

Aquello significó un desafío importante para la región que en marzo contaba con la menor cantidad de camas críticas por habitante del país, con solo 22 ventiladores mecánicos, número que en el peak de la enfermedad alcanzó los 86 gracias al esfuerzo de los equipos.

Sin embargo, dichos cambios también tuvieron sus consecuencias en el sistema de salud. Se tuvieron que posponer prestaciones y cancelar cirugías, dando prioridad a las urgencias e intervenciones oncológicas durante casi todo el primer semestre.

Luego, cuando comenzó la baja de casos, en el mes de septiembre en la región, y se pasó a la fase de Preparación y Apertura Inicial, el Servicio de Salud ya se preparaba para retomar todas las prestaciones postergadas, debiendo volver a reconvertir las camas utilizadas en pacientes críticos y destinando al personal a sus antiguas labores.

Segunda ola

Actualmente, los países de Europa están viviendo un repunte importante de casos que no ha pasado desapercibido en el mundo, especialmente por la mortalidad que se ha producido en países como Italia, que tuvo 822 fallecidos en las últimas 24 horas, o España que superó las 330 muertes en un día.

“La gran mayoría de los países ha presentado un rebrote posterior a la primera ola de contagios y es muy difícil que Chile sea la excepción a esta situación”, expresó el presidente regional del Colegio Médico, Dr. Rubén Quezada.

“Es importante que desde ya se planifique una eventual necesidad de reconvertir camas y que no vayamos trabajando de una manera reactiva, porque esto expone al equipo de salud a mayor estrés y mayor dificultad”, Dr. Rubén Quezada, presidente regional Colegio Médico

Sin ir más lejos, el sur del país también vive momentos complejos, eso sí, sin la cantidad de fallecidos que está teniendo el viejo continente.

“De cara a una segunda ola que se pudiese presentar el año 2021 es importante que aprendamos las lecciones que nos dejó esta primera y estas tienen que ver con la importancia del autocuidado, de tomar esta enfermedad en serio por parte de la población y de las autoridades”, añadió Quezada.

Para ello, manifestó que era importante que existiese desde ya una planificación de reconversión de camas para no llegar de manera tardía y reactiva, ya que eso sólo expone a los equipos de salud a estrés y mayor dificultad.

“Debemos dejar en claro la existencia de los EPP para ese momento y sobretodo en este tiempo pre segunda ola, considerar el descanso necesario de los equipos necesarios, la protección y cuidados de la salud mental y compatibilizarlo con la atención de los pacientes que han quedado pendientes en esta primera ola”, dijo.

Preparación de la red

Al respecto, desde el Servicio de Salud Coquimbo expresaron que la Red Asistencial contaba con la capacidad instalada para ir abriendo camas críticas de forma paulatina y acorde a la situación epidemiológica de la región.

Actualmente la región cuenta con 56 camas de Unidad de Cuidado Intensivo, que son aquellas que cuentan con ventiladores mecánicos, y desde la entidad indicaron que su reconversión o ampliación era un tema que se evaluaba constantemente.

“Cabe destacar que también existe la posibilidad de activar medidas adicionales, como la implementación de UCI pediátricas o máquinas de anestesia en los pabellones y que contamos con la posibilidad de trasladar pacientes a otras ciudades. Esto último responde a la estrategia de Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC), a la que ya recurrimos durante el peak de la pandemia” complementaron.

Asimismo, en cuanto a la continuidad de prestaciones y cirugías programadas ante un repunte de casos, desde el Servicio indicaron que se continuará dando prioridad a las intervenciones oncológicas y de urgencia, protocolos que eran revisados y evaluados semanalmente.

Financiamiento

El representante del Colmed en la región expresó que se requería recuperar muchas atenciones, pero que igualmente era necesario cuidar al personal de salud, “lo que implica no disminuir los recursos como se está haciendo, mantener los equipos de refuerzo y poder otorgar un respiro y alivio a los trabajadores que el día de hoy estamos cansados y necesitamos que nuestra autoridad reconozca más allá de los aplausos la labor que se ha realizado”.

Sobre los recursos que dispondrá la región para enfrentar la segunda ola de la pandemia, desde el Servicio de Salud respondieron que “para el año 2021 el Ministerio de Salud había considerado una inyección de recursos de un 8,8% respecto al actual presupuesto, que involucra más recursos para nuestro Servicio de Salud Coquimbo, así como para todos los del país. Este aumento considera la posibilidad de un eventual rebrote y lo que significará el proceso de vacunación”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día