Crédito fotografía: 
Cedida
La diputada del Frente Amplio dijo que le parecía “sospechoso” que la medida, impulsada por el exalcade de Coquimbo, fuera aceptada por la Comisión de Régimen Interno a un día de la acusación constitucional que buscaba destituir a la ministra de Educación. Por otro lado, el presidente regional de la Federación Regionalista Verde Social, Agapito Santander, dijo que no era casualidad esta especie de “cambiazo” de voto y que era evidente que el parlamentario había hecho “una articulación individual con la derecha”.

El miércoles la Comisión de Régimen Interno de la Cámara resolvió, por seis votos a favor y cinco en contra, remover a la diputada Gael Yeomans (CS) como fiscal a cargo de la investigación de acoso sexual contra el parlamentario por la Región de Coquimbo, Pedro Velásquez (IND - pro FRVS).

La medida fue solicitada por el propio Velásquez, quien envió una carta a la Comisión de Ética exponiendo que la congresista del Frente Amplio no había respetado la confidencialidad del proceso, además, también se habría molestado por las declaraciones emitidas en algunos medios de comunicación, donde Yeomans admitió la existencia de machismo en el Congreso.

La decisión de la Comisión se dio un día después de la acusación constitucional, lo que abre el debate sobre la coincidencia, por una parte la aceptación de la petición del diputado independiente y por otro lado, su voto en contra de la medida que buscaba destituir a la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

“Me parece que es sumamente sospechoso que luego de la votación de la acusación constitucional, hoy (miércoles) haya también una especie de articulación con la derecha que finalmente logra que me remuevan del caso. En esta oportunidad primó la postura de los parlamentarios de ese sector, es injusto y arbitrario, incluso el presidente de la Comisión y presidente de la Cámara, Iván Flores, dijo que le pareció incorrecta la remoción“, manifestó la diputada.

Fue precisamente esta declaración la que abrió el debate sobre una posible negociación o “cambiazo” de voto  entre el diputado independiente,  que ya suma dos acusaciones de la misma índole, con la centro derecha.

La Comisión realizó un nuevo sorteo y determinó que Maya Fernández (PS) será la nueva fiscal que liderará el caso, en reemplazo de la presidenta nacional de Convergencia Social. La parlamentaria actuará como relatora ante la comisión de Régimen Interno, instancia que finalmente aplicará o no las sanciones correspondientes en caso de comprobarse acoso sexual.

 “Yo fui prejuzgado por la diputada Yeomans y, además, no mantuvo la estricta reserva que corresponde. En el fondo, me crucificó sin que yo siquiera supiera de lo que se me estaba acusando”, dijo Velásquez en una entrevista a La Tercera.

Negociación del voto

El rechazo de la acusación constitucional fue ampliamente comentada, ya que la oposición esperada que la unidad se viera reflejada en la votación, considerada por muchos como la prueba de fuego de cara a los próximos comicios electorales de 2020. 

En detalle, la acusación constitucional fue desestimada por 77 votos en contra y 73 a favor. Los tres diputados militantes de la Federación Regionalista Verde Social, Jaime Mulet, Alejandra Sepúlveda y Esteban Velásquez  se alinearon tal como lo habían informado. En el caso particular de los independientes 9 de ellos, incluido Pedro Velásquez  –que ha recibido apoyo de los regionalistas-, votaron en contra, mientras que 2 se abstuvieron.

La postura del ex alcalde de Coquimbo no parece ser casual, eso es lo que dice expresamente el presidente regional de la FRVS, Agapito Santander, quien comentó que en la política los favores son comunes y que se “pagan” con votos.

“Es evidente y muy claro que todos aquellos que no son de Chile Vamos y que apoyaron a la ministra Cubillos negociaron sus votos. Esa  historia del voto a conciencia es un eufemismo, puro cuento e hipocresía, significa entonces que los 73 diputados que apoyaron la medida son todos unos inconscientes. No me vengan con historias, en la política que ellos hacen los votos no son gratis”, detalló el líder de la FRVS.

Santander, además, expresó que en la FRVS no se ha conversado sobre las acusaciones de abuso sexual contra el diputado Velásquez y aclaró que es un error de los medios vincular al parlamentario independiente con los regionalistas.

“Es un error identificar a Velásquez con la FRVS, él no representa nuestro proyecto político. Aunque el lunes en la reunión sí fue invitado, él no fue y tampoco se excusó. Con su voto nos dejó claro que hizo una negociación individual con la derecha”, agregó.

El dirigente regional de la FRVS comentó que “uno no puede andar con alguien que cada tanto va a tirar para uno u otro lado”, descartando en primera instancia conversaciones de un posible acuerdo entre Velásquez y el pacto Unidad para el Cambio (PC, FRVS y el PRO). 

En el caso de Convergencia Social, el tenor es totalmente diferente, el  encargado del macrozonal norte, Felipe Cárcamo, dijo que como Frente Amplio descartan ese tipo de “muñequeo político” y que su foco de trabajo está en el avance de los procesos sociales y en este caso, en las demandas históricas al interior del Congreso, como la prevención y sanción de abuso y acoso.

“Nosotros no vamos a caer en ese juego de ‘hago esto y tú me debes esto’, el FA no está en esa línea, tenemos otras motivaciones”, agregó.

“Voto político”

Yeomans pasó a la historia por convertirse en la primera diputada, en calidad de fiscal, a cargo de una investigación de abuso sexual en el Congreso. Sin embargo, por seis votos a favor y cinco en contra la Comisión de Régimen Interno de la Cámara determinó removerla, decisión que fue calificada por la parlamentaria del FA como un “veto político”.

En la instancia también se le criticó su postura frente a este tipo de acusaciones y, sus dichos sobre el machismo y el llamado que hizo a denunciar este tipo de prácticas. “Es decir que ninguna diputada que diga que sí hay machismo dentro del Congreso no podrá ser fiscal de una investigación. Es sumamente decepcionante y un mal precedente para el futuro”, detalló Yeomans.

“Es bastante arbitraria e injusta. La decisión tiene que ver con una posición política, Yeomans tiene una trayectoria feminista, es la primera diputada que investiga estos hechos, es obvio que hay una postura contraria a que una diputada feminista sea quien lidere una investigación”, manifestó el encargo macrozonal norte de CS.

Felipe Cárcamo también expresó que están convencidos que esa fue una de las motivaciones para remover a la diputada Yeomans, sin embargo, aclaró que Maya Fernández también es representante de una de las bancadas feministas del Congreso.

“Aquí hay una disposición política de distanciarse de una postura que es contraria, la trayectoria de la diputada es bastante diferente a lo que el Congreso estaba acostumbrado en los últimos 30 años. Hay un sector de los parlamentarios que se creen intocables y nosotros apostamos  por una política abierta”, precisó el dirigente.

Por último, el líder del Frente Amplio expresó que lo importante es despejar las dudas sobre el caso y generar la confianza necesaria para que otras personas que pueden estar viviendo situaciones similares hagan la denuncia.

“Aquí todos queremos que esto se investigue, estamos en democracia y lo correcto es denunciar este tipo de prácticas. La gente espera que se haga de manera correcta el debido proceso”, puntualizó.

La remoción

El principal fundamento del diputado independiente, para solicitar la remoción de Gael Yeomans del caso en el que está siendo investigado, es que  ella al igual que la primera vicepresidenta de la corporación, Loreto Carvajal (PPD), habían declarado e informado antecedentes que atentaron contra la privacidad de estos procesos regulados en un protocolo.

“Respecto a mis dichos, lo que sostuve fue me aprensión frente a una suerte de ventilación por parte de los involucrados, incluso al diputado Velásquez solo le faltó decir en la conferencia de prensa donde él se defendió el nombre del denunciante”, argumentó Yeomans.

 Luego de la remoción de la diputada frenteamplista, el exalcalde de Coquimbo dijo que “la exfiscal anduvo en programas de TV ganando su minuto fama a costa de mi honra”.

Ante eso, la aludida respondió en Meganoticias Plus Prime que “el diputado está tomando una posición de ataque hacia mi persona, yo en ningún momento hablé en contra de él. Yo solo dije que había vulnerado el principio de confidencialidad”.

Por último, la diputada de Convergencia Social dijo que por su parte no había ánimo de visibilizar su partido, idea que compartió Felipe Cárcamo, desestimando haber utilizado este caso para “mostrarse”.

“No tenemos necesidad de hacer visibilizarían política, nosotros estamos trabajando en demandas que son mucho más importantes y que van en directa relación con el beneficio de la ciudadanía”, concluyó el representante de Convergencia Social.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital