Crédito fotografía: 
Cedida
El viernes pasado 13 jefes comunales se reunieron mediante una videoconferencia enviando una señal de unión, pero también de preocupación por el avance del coronavirus en los territorios, los temas se centraron en educación, salud, empleo, seguridad y la necesidad de recibir recursos extras para responder oportunamente con medidas sanitarias, pero también sociales. Acordaron replicar la conversación cada viernes.

El viernes pasado trece de los quince alcaldes de la Región de Coquimbo se reunieron para tratar cinco temas que consideraron relevantes dar a conocer a la opinión pública, pero también –dicen- es un primer llamado al Gobierno.

Los jefes comunales nuevamente levantaron la voz para “poner sobre la mesa” las preocupaciones de la comunidad y el desarrollo de la pandemia en sus respectivos territorios, esta vez a través de una videoconferencia, convocada por la Asociación de Municipios de la Región de Coquimbo,  donde las distintas opiniones se centraron en educación, salud, empleo,  seguridad y ámbito municipal.

Una de las autoridades que participó de la instancia fue el edil de Monte Patria, Camilo Ossandón (DC), quien contó que a raíz de la buena acogida se decidió repetir la instancia todos los viernes.

“Los alcaldes sin tener toda la información, tratamos de implementar el máximo de condiciones sanitarias para nuestras comunidades y es por eso que estamos preocupados de poder extremar medidas sobre todo con el distanciamiento social”, contó.

Quien también participó fue el jefe comunal de La Higuera, Yerko Galleguillos (UDI), quien dijo que sus pares pudieron expresar sus posturas de acuerdo a sus realidades y que “como alcaldes estamos preocupados porque somos nosotros quienes recibimos las primeras demandas por parte de la comunidad”.

“La reunión fue una instancia donde cada uno de los alcaldes descargó su preocupación con respecto a lo que está pasando a propósito de esta pandemia, la incertidumbre sobre el ingreso a clases, el reintegro de los trabajadores a sus empleos, los protocolos que se están usando en salud en aquellas comunas que tienen y no tienen hospital, el ingreso de los visitantes a segundas viviendas y en definitiva todos los problemas en común que hoy muchos municipios están viviendo”, manifestó.

Posterior al encuentro de los alcaldes, el Gobierno llamó retomar la normalidad de forma paulatina, “tenemos que aprender a vivir de una manera distinta”, dijo el domingo la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

Ante esto, el edil montepatrino dijo que tras el anuncio existe una doble preocupación porque se ha tratado de instalar un “escenario de cierta normalidad, que no existe”, y que en este momento no se puede hablar de retorno a clases, apertura de comercio y regreso de funcionarios públicos a trabajar de manera presencial.

Recursos frescos

El tema que mayor preocupación ha generado en los municipios es la necesidad de contar con recursos para enfrentar la crisis sanitaria, en este ítem, las autoridades presentes manifestaron que requieren contar con platas frescas que les permita seguir invirtiendo en acciones de prevención y protección.

“Exigimos que sean transferidos por medio del Fondo Común Municipal. Hoy, todas las acciones y medidas implementadas han sido financiadas, en su totalidad, con recursos municipales, no verificándose aporte alguno del Gobierno. Esto sumado a que esta pandemia ha provocado una fuerte disminución de los ingresos municipales por distintos conceptos”, expresaron en el documento.

Del mismo modo, solicitaron que se proyecten recursos extras para la elaboración y entrega de canasta de alimentos para aquellas familias que han perdidos y que podrían perder en el corto plazo sus fuentes de trabajo.

En ese aspecto, Ossandón fue categórico al decir que solo el Gobierno puede tomar “la sartén por el mango” y que lo sugerido por los alcaldes se basa en las realidades de los territorios y que las autoridades nacionales y regionales son las que, en definitiva, deben desarrollar esos lineamientos.

“Es el Gobierno el que tiene que tomar la sartén por el mango y desarrollar los lineamientos y nosotros esperamos que se puedan modificar el curso de algunas acciones, por ejemplo, como los concursos de fomento productivo que ya estaban planificados y que se realizan en distintas reparticiones las que pueden ser focalizadas para la inversión de emprendimientos y algunos servicios”, añadió.

En esta misma línea, su par de La Higuera confesó que “hay muchos municipios que han visto muy disminuidos sus ingresos por el COVID19 y sin duda que una inyección de recursos frescos nos vendría muy bien, no sólo para recuperar lo que hemos dejado de percibir y lo que inicialmente teníamos presupuestado, sino que también para generar aquellos gastos extras que no estaban presupuestados y que sin mayores ingresos es difícil que podamos cumplir en beneficio de nuestros vecinos y vecinas.”

Acuerdo transversal en educación

En la declaración pública que emitieron, los acaldes de las comunas de La Serena, Coquimbo, Vicuña, La Higuera, Paihuano, Andacollo, Monte Patria, Río Hurtado, Combarbalá, Illapel, Salamanca, Canela y Los Vilos manifestaron que por seguridad de los alumnos y alumnas, profesores y asistentes de la educación, “acordamos que ningún municipio va a permitir que se retomen las clases en las próximas semanas. Sostenemos que es un riesgo”.

Además, expresaron que según la opinión de distintos expertos, el punto más alto de contagios en la región se registrará en el mes de mayo, por lo que cualquier fecha planteada para el retorno a las aulas, previo al “aplanamiento efectivo y real” de la curva, es una “irresponsabilidad”.

Información detallada en salud

En este ítem, los alcaldes “exigen” al Gobierno Regional y a las autoridades sanitarias entregar información detallada respecto al número diario de toma de muestras que se realizan en la región. Además, solicitan conocer el o los motivos de incumplimiento con las fechas que se habilitarían los laboratorios que permitirían analizar más muestras.

Un tercer eje, fue la entrega de elementos de protección personal en todos los niveles de la red de salud y, también la entrega oportuna de los conocimientos teóricos para la adecuada obtención de las muestras.

Fuentes laborales y seguridad

Debido a la situación económica asociada a la pérdida de empleo que está generando la pandemia del covid-19, que en la región suma un factor extra por las consecuencias de la sequía, los jefes comunales solicitan al Gobierno la implementación de un programa de ProEmpleo de jornada completa. 

Además, que se adelanten los procesos de licitación de obras financiadas por el GORE, así como también la firma de los convenios de mandato para la materialización de proyectos que generarán fuentes laborales para la comunidad.

En el ítem de seguridad, se conversó sobre la necesidad de contar con mayor presencia de efectivos de las Fuerzas Armadas y de orden con el objetivo de fortalecer a los equipos municipales desplegados en los controles sanitarios. La presencia de unidades militares también lograría un “control más estricto” del toque de queda, “el cual no se ha logrado implementar a cabalidad con el personal disponible”.

“Hay un respeto mayoritario de la comunidad hacia la norma del toque de queda pero seguimos teniendo un número mayoritario de personas que no lo hacen. La semana pasada se registraron varios incidentes de seguridad pública, como robo con violencia y balaceras a personas. Nos preocupa que se generen estas situaciones y afecten a la comunidad bajo toque de queda, hay que cuidar a las personas en lo sanitario pero también en el orden público”, dijo Ossandón.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital