Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras los partidos de Unidad Constituyente se alinean y celebran el contundente triunfo de Ricardo Cifuentes (PDC) y se abren paso a nuevas negociaciones de cara a las elecciones de los convencionales, Chile Vamos reflota antiguas diferencias en contra de ciertos liderazgos. Por una parte, en la UDI sacan cuentas alegres, pero en RN se friccionan las relaciones tras la derrota de Adriana Peñafiel, carta considerada como “segura” para el cargo de gobernador regional.

Las Primarias del pasado domingo estuvieron marcadas por la baja participación, sólo el 3% del padrón electoral acudió a las urnas y, además, dejaron un sin número de críticas ante los problemas que hubo a nivel nacional para constituir las mesas receptoras de sufragio.

En el plano local, los ganadores incuestionables para las candidaturas al cargo de gobernador regional fueron Ricardo Cifuentes (PDC), de Unidad Constituyente, y Marco Antonio Sulantay (UDI), de Chile Vamos. En la comuna de Coquimbo, Pedro Castillo –también gremialista- se impuso como la carta que competirá por la alcaldía porteña por sobre el RN, Guido Hernández.

A cumplir el pacto

Un día después de conocer los resultados finales, los partidos que integran el incipiente pacto de la centro izquierda (PS-PPD-PR-DC-PRO-Ciudadanos) siguen celebrando el contundente triunfo del otrora intendente y subsecretario de Desarrollo Regional –y uno de los impulsores del proceso de descentralización territorial y administrativa del país- sin embargo, están conscientes que la alegría significará redoblar los esfuerzos para presentar un plan de gobierno capaz de reencantar al electorado.

“Recibimos el triunfo con mucha humildad porque es fruto de un arduo trabajo en el territorio. Sabemos que hay una gran responsabilidad para impulsar las ideas de la centro izquierda que representa Ricardo”, dijo Daniela Velásquez, presidenta regional de la Falange.

Otro de los objetivos será mantener alineadas a todas las colectividades de la exNueva Mayoría, que si bien hasta el momento han demostrado “unidad” podrían haber factores que tensionen el pacto como la elección de los convencionales constituyentes, tema que todavía no se ha zanjado.

“Siempre creímos que se convertiría en la primera mujer (Adriana Peñafiel) en encabezar esta estructura nueva en la administración del Estado”, Emilio Lazo, presidente regional RN

Ante la posibilidad de “diferencias” o la existencia de “díscolos”, la dirigenta PDC fue clara.  “No solo se pactó para tener una estrategia electoral, también se hizo dentro de un marco ético de lealtad y todos los partidos sabíamos que nos íbamos a sumar con todo al candidato que ganara”, enfatizó.

RN y su revuelta interna

El panorama en Chile Vamos es totalmente distinto. Mientras la centroizquierda trabaja para contar con un apoyo lo más transversal posible, el bloque oficialista parece agonizar --al menos en el plano regional- y las Primarias, lejos de unirlos, marcaron una diferencia difícil de sobrellevar.

Molestia en renombrados militantes, acusaciones soterradas de “maquinación” e incluso de haber “vendido sus propias convicciones” son sólo algunas de las reacciones tras el proceso eleccionario que dejó desplazada a Renovación Nacional.

En Coquimbo, Hernández sacó 1.308 votos, 414 menos que el gremialista Castillo, sin embargo, la derrota que caló hondo fue la de Adriana Peñafiel –quien obtuvo 2.271-, candidata que a todas luces parecía ser la ganadora, mujer de vasta experiencia y que en la elección del 2017, cuando fue elegida consejera regional, sacó más de 12 mil votos.

En la interna, las relaciones parecen estar más que friccionadas. Todos los dardos apuntarían a la directiva y en especial a quienes conformaron el comando de la actual presidenta del CORE, de hecho, hay voces que estarían exigiendo la salida de los dirigentes regionales y de algunos comunales.

Quien se refirió fue el consejero general y extimonel regional, Alejandro Pino, que felicitó a los ganadores de su sector y consideró el triunfo como “legítimo”, pero también reconoció el trabajo ejecutado para que la tienda donde milita obtuviera resultados positivos. “No fue posible, pese a todo el despliegue de ambas candidaturas”, expresó.

Por su parte, el presidente regional, Emilio Lazo, reconoció que la derrota “los sorprendió” y que hay una mezcla de sentimientos marcados por “el dolor”. De hecho, este miércoles la directiva se reunirá para revisar varios ítems, reunión que incluso podría concluir con una convocatoria a un consejo regional extraordinario.

“La candidatura de Adriana no necesitaba presentación, lo que ella es, está a la vista, fue alcaldesa y lidera muy bien el Consejo Regional y siempre creímos que se convertiría en la primera mujer en encabezar esta estructura nueva en la administración del Estado”, reflexionó.

En tanto, sobre los trascendidos de renuncias, el timonel dijo desconocer dichas intenciones y descartó tajantemente que haya diferencias sustanciales como para elevar esa solicitud y que en el próximo encuentro analizarán “qué hicimos mal o en qué fallamos”.

El optimismo de la UDI

En la Unión Demócrata Independiente sacan cuentas alegres. Ganaron en la comuna puerto, donde Pedro Antonio Castillo tendrá que medirse en las elecciones municipales del 11 de abril con rostros como el actual edil, Marcelo Pereira (PDC), el concejal Fernando Viveros (PC) y Cristóbal Reyes (RD), entre otros.

Mientras que a nivel regional, el excore –que sacó 2.328 votos- deberá enfrentarse a Cifuentes (UC) –quien obtuvo 5.223-, Javier Vega (PC) y el eventual candidato que levante el Frente Amplio.

“Siempre tuvimos el optimismo y la certeza de este resultado. Ahora comienza una nueva etapa para Chile Vamos donde primará la unidad. Tenemos que ser capaces de lograr un buen resultado en las municipales y regionales”, acotó Oscar Tapia, presidente regional de la UDI.

Respecto al estado de las relaciones con sus socios de coalición, Tapia asegura que hay “voluntad y gestos” de unidad y que el mismo domingo tras conocerse los resultados los candidatos gremialistas recibieron “todo” el apoyo de los dirigentes regionales de RN y Evópoli, así como de las cartas que fueron desplazadas.

“Hasta el domingo éramos adversarios transitorios, pero luego de eso ha primado un compromiso, tanto de los candidatos como de los presidentes de los partidos. Yo espero que nos cuadremos todos”, agrega.

“No solo se pactó una estrategia electoral, también se hizo dentro de un marco ético de lealtad y todos los partidos sabíamos que nos íbamos a sumar con todo”, Daniela Velásquez, presidenta regional PDC

La duda la plasmó la seremi de Bienes Nacionales, Giannina González, quien escribió un encriptado mensaje a Guido Hernández en Facebook. “(…) muchos trabajaron hoy incluso vendiendo sus propias convicciones para derrotarte, pero debes sentirte orgulloso (…), expresó en un post.

Consultado por esto, Lazo dijo no entender muy bien las declaraciones de González y se mostró sorprendido.

“Esas declaraciones me parecen sorprendentes y no sé muy bien a qué se refiere. Ningún partido ni coalición haría una maquinación para que un candidato que hemos apoyado pierda”, cerró.

Lo que viene

Las elecciones del domingo fueron el último proceso eleccionario de este año. El 2021 habrá un cargado calendario que comenzará con las campañas de los candidatos a gobernadores, alcaldes y concejales, que se medirán en las urnas el domingo 11 de abril, pero además la de los convencionales constituyentes, miembros que debatirán los contenidos de la nueva Constitución.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X