• Daniela Velásquez se convirtió en la primera mujer en presidir a nivel regional la Democracia Cristiana. De esta forma los tres principales partidos de la exConcertación, DC, PS y PPD están a manos de mujeres.
Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
Daniela Velásquez llegó a la presidencia gracias al trabajo de una mesa cuyo objetivo es unificar el partido. Desde el primer día dejó claro los lineamientos de su gestión y ha declarado que quiere ser un aporte desde la mirada femenina. En la primera línea ha tenido que enfrentar algunas “precisiones” de sus camaradas pero insiste que su labor es crear verdaderos puentes en tiempos de crisis.

A mediados de noviembre y con una agitación social sin precedentes en la historia reciente del país, Daniela Velásquez asumió como presidenta regional de la Democracia Cristiana (DC) y se convirtió en la primera mujer en ostentar el cargo.

Su asunción no estuvo exenta de polémicas, su impronta quedó demostrada en la primera aparición en la prensa. Instancia donde rayó la cancha, fijó los lineamientos de su gestión y dijo con fuerza que no aceptará presiones de ninguna tendencia y que no está al servicio de los parlamentarios.

Velásquez conocía bien el panorama interno al que debía enfrentarse, algunas diferencias en el partido y las elecciones municipales de 2020, que suma un componente especial con el inédito sufragio de gobernador regional. A eso se suma también las consecuencias y cambios que ha generado el estallido social del 18/O.

Estar en la primera línea no ha sido fácil para Daniela. Su discurso remeció el sector más conservador de la DC y con eso dejó claro que no corresponde a “la vieja generación de la antigua política”.

Debut marcado por precisiones

El debut de la también trabajadora social y docente universitaria estuvo bajo lupa, de ahí en adelante sus declaraciones son analizadas minuciosamente por los pesos pesados de la Falange regional.

El primer hito que marcó su gestión involucró ni más ni menos a uno de ellos, aunque su militancia está suspendida desde el 2017, el senador Jorge Pizarro sigue siendo un referente del partido. Y fue justamente ese el punto que generó la primera discordia entre Velásquez y el exdirector del Servicio de Salud Coquimbo y militante de la DC, Ernesto Jorquera, quien salió a “precisar” las declaraciones emitidas por la timonel en la entrevista donde dio cuenta de la situación del parlamentario.

“Nos ha llamado la atención, algunas declaraciones, donde colocan al senador Pizarro como suspendido de su calidad de militante y la verdad que no es así, porque cuando se revisa el padrón de nuestro partido, aparece el senador con domicilio en Ovalle y con todos sus derechos de la orgánica de nuestro partido, más allá de las razones éticas que él mismo tuvo para suspender su militancia”, aclaró la exautoridad.

Consultado por el debut de Daniela Velásquez, fue cauto y dijo que no haría “más” juicios de valor, que su intervención tuvo el único objetivo de “efectuar precisiones. Pero que errores cometemos todos y eso es la convivencia política”. Además, confesó que la aclaración la hizo por iniciativa propia y que detrás de sus palabras no había otras figuras.

Casi dos semanas después de la intervención de Ernesto Jorquera, fue el propio aludido quien comentó en el estudio de El Día Radio la situación, aunque evitó ahondar en detalles.

“Como sabes, fui yo quien pidió la suspensión de mi militancia hace bastante tiempo y soy yo quien va a decidir voluntariamente cuando regreso a la DC, de manera que lo que pueda decir o no una dirigente, por muy respetable que sea…no solo está equivocada, sino que además comete un error porque la eligieron en una lista de unidad para unificar el partido y no para entrar a descalificar a quienes formamos parte de él”, aclaró.

Fuga de militantes

En la tercera semana de noviembre circuló una lista de militantes de la Democracia Cristiana que optaron por salir de la colectividad. Las especulaciones en el plano político surgieron rápidamente y todo apuntaba a nuevas pretensiones  y proyectos personales.

Entre los nombres estaba la exdirectora del Sernam, Eugenia Cifuentes Lillo, el exgobernador del Limarí, Cristián Herrera y el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, aunque el propio edil desmintió que su situación no era tal.

En una entrevista con la radio, el consejero regional, Lombardo Toledo, reconoció las marginaciones. Sin embargo, al referirse a la decisión de Pereira planteó que si bien se había “desvinculado” a las pocas horas se habría vuelto a refichar.  

“Renunció e inmediatamente reculó, lo digo con mucha responsabilidad, porque soy el segundo vicepresidente, pero la ropa sucia se lava en casa”, expresó.

Pero la seguridad de Toledo se vio alterada y titubeó cuando en el estudio se le preguntó si el jefe comunal del puerto sigue siendo militante de la DC.

“Eh…está en desarrollo. Si se le acepta o no. No es como La Polar, de llegar y llevar. Esto es un proceso que tiene que ver el Servel y el tribunal del PDC, su directiva y el consejo nacional”, acotó.

Víctima de hackeo

Las palabras del core fueron aclaradas por Daniela Velásquez quien despejó cualquier atisbo de duda y negó que la acción de Marcelo Pereira, de abandonar la DC, haya sido motu proprio.

A través de un contacto telefónico la timonel contó que el edil fue víctima de un hackeo y que hicieron efectiva su renuncia vía on line.

“Lo que nos dio la alerta y el mismo día que se emitió el certificado tomé contacto con él y tratamos de solucionarlo inmediatamente y él deberá emprender algunas acciones para ver de qué se trató”, indicó el pasado 26 de noviembre.

Además, se le preguntó sin eufemismo si se trató de una renuncia o una intervención en la página web. La dirigente manifestó que se quedaba con lo expuesto por la autoridad y que debía creer en lo expresado por Pereira.

“Me quedo con lo que dijo el alcalde, que no renunció (…) me confirma que no estaba en él la intención de renunciar, por lo tanto reinscribió su militancia al otro día”, contestó.

El pasado 21 de diciembre tanto el presidente nacional, Fuad Chaín, como Velásquez contaron a diario El Día que el edil es militante de la DC –tras un rápido refichaje- que el tema está zanjado y que es candidato a reelección.

Conversación en reserva

En aquella oportunidad también se le preguntó por el contrapunto vivido con Ernesto Jorquera. Y sin caer en precisiones profundas, la presidenta regional de la DC aseveró que se había aclarado el tema y que la conversación quedó en reserva.

“No es fácil ser dirigente de un partido con los tiempos que se viven hoy. Hablé con mi camarada Jorquera (…) y la conversación quedó en reserva y comentarlo no ayuda mucho y le expliqué que la ciudadanía espera mucho más de nosotros”, sentenció.

Tiempos de mujer

Daniela Velásquez se convirtió en la primera mujer en presidir a nivel regional la Democracia Cristiana.  De esta forma los tres principales partidos de la exConcertación, DC, PS y PPD están a manos de mujeres. Dice  que quiere ser un aporte desde la mirada femenina y que su labor en tiempos de crisis es crear verdaderos puentes.

Tiene 38 años y participa en política desde que tiene 20, cuando estudiaba trabajo social en la universidad.

Hace dos semanas lideró junto al presidente nacional de la DC, Fuad Chaín, un ampliado local donde se abordaron los desafíos políticos tanto en el proceso constituyente como en las elecciones municipales y de gobernador regional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X