Crédito fotografía: 
Leonel Fritis
El alcalde de La Serena confesó que en democracia todos los partidos pueden presentar candidatos pero que ante la inexistencia de un pacto, las tiendas de la centro izquierda no pueden exigir nada. Respecto a su decisión de emprender un tercer periodo, dijo que lo informará después del Plebiscito Nacional de abril ya que –a su juicio- sus prioridades están enfocadas en buscar soluciones para levantar la comuna.

El edil serenense, Roberto Jacob, conversó con Radio El Día donde sinceró sus apreciaciones por la “lucha” que emprendieron los partidos de la exNueva Mayoría por la alcaldía de la capital regional y fue claro al decir que no es el momento para levantar candidaturas y, que hoy por hoy su preocupación está en buscar soluciones para la comuna.

También confesó que ya tomó la decisión respecto a la continuidad o el término de su carrera en el sillón edilicio y que la anunciará después de la realización del Plebiscito Nacional de abril.

-El Partido Socialista y la Democracia Cristiana levantaron candidatos para la alcaldía de La Serena y quieren negociar primarias ¿Lo están ‘horquillando’?

“Esto es normal antes de las campañas, lo que a mí me llama la atención es que se haga en estos tiempos cuando tenemos temas mucho más relevantes. Yo lo he dicho claramente, antes del 26 de abril no anunciaré nada, después del plebiscito daré a conocer mi decisión sobre una eventual candidatura porque no sería bien visto ahora. En democracia, todos los partidos tienen el derecho de presentar candidatos y eso no significa que me van a horquillar porque aquí hay algo muy claro, no existe coalición y por lo tanto no tengo ninguna obligación de inscribirme para primarias, ellos pueden hacer lo que quieran, pero a mí no me obliga nadie”.

-¿Quiere decir que si acepta ir como candidato pretende llegar hasta las elecciones de octubre?

“Si soy candidato iré hasta el final, ellos verán  si quieren seguir con sus candidatos hasta el final y ese sería un problema de ellos. Pero claro, cuando tu divides la fuerza hay posibilidades que le entregues esto (la alcaldía) a la derecha, por lo tanto,  aquí cada uno es responsable de sus hechos y que quede claro, hoy nada me obliga a inscribirme para primarias porque no existe una coalición o acuerdos”.

-Si bien todavía no hay acuerdos,  Ernesto Velasco (PRSD) está trabajando fuertemente en aquello y quizás logre negociar

“Él está dentro de la comisión que coordina las elecciones y lo hemos conversado y hoy día digo ¿Qué obligación tengo de ir a una primarias si no existe una coalición? No hay un pacto, nada de nada. En el fondo ellos están saliendo con sus propuestas que me parecen legítimas, pero que se inscriban ellos”.

-Si se logra un articular un pacto ¿Estaría dispuesto a ir a primarias?

“Todo es negociable si no hay voluntad no se consigue nada. Si hay una coalición y  una de las exigencias es ir a primarias, tengo que ir a esa primaria. Si antes del plazo se llega a un acuerdo, yo no tengo ningún problema, yo acato todo”.

-¿Preferiría primarias o un acuerdo entre todos?

“Yo preferiría que si hay acuerdo esa coalición  lleve solo un candidato y los partidos tendrán que ver, eso no es un resorte mío es de los partidos. Soy optimista y siento que las aguas tienen que volver a su cauce normal en algún momento. Nosotros no tenemos que pelear entre nosotros  sino con el contrincante que nos van a poner, si nosotros no somos enemigos entre nosotros. Por lo general se levantan candidatos para negociar aunque no es lo lógico porque deben ser propuesta nuevas para la ciudad y en cómo la podemos mejorar y está claro que los partidos políticos se validan con las candidaturas que tienen”.

DEFINICIONES PERSONALES

-¿No le teme a una coalición ‘anti Jacob’ donde esté el PS, la DC incluso el PC?

 “Perfecto, yo no tendría ningún problema. Aquí nosotros tenemos que estar disponibles para todo y no siempre uno va a bailar con la bonita, la vida me ha enseñado que uno tiene que estar siempre dispuesto a asumir los costos de las decisiones que uno  toma. Yo soy bien claro en esto, yo  quise ser alcalde de La Serena, he  tenido años muy buenos, también he cometido errores, hoy la situación es diferente y si alguien tiene la intención de competir conmigo es legítimo, no tengo ningún temor y para que quede absolutamente claro, si soy candidato, llegaré hasta el final”.

-¿De qué depende que usted sea candidato?

“De nada, la decisión ya la tomé y la anunciaré después del plebiscito, así de claro”.

-Las funas que vivió en su casa y en la Feria del Libro influyeron en esa decisión?

“Esos dos elementos no han influido en nada respecto a la decisión que yo tomé”.

-A usted no, pero quizás a su familia sí

“Mi familia acata lo que yo digo. Yo tengo algo que es muy importante y es que mi familia aunque piense distinto siempre me apoyará, porque si no tienes el apoyo de la familia más vale que no sigas metido en este cuento. Yo tengo algo que muchos de los candidatos no tienen, yo perdí una elección, la primera vez que me presenté como concejal y me di cuenta lo que significaba perder, porque cuando no lo has hecho no sabes lo que significa perder”.

-¿Y los resultados del Plebiscito Nacional podrían modificar su decisión o ya está tomada?

“No, esta es una decisión personal y que probablemente yo ya la tengo tomada pero no es el momento de anunciarla. Creo que hoy no es el momento,  porque te expondrías ¿Para qué te vas a exponer gratuitamente cuando hoy el foco del tema está en otra cosa? Mi obligación como alcalde es estar pendiente de lo que sucede en la ciudad, de normalizar dentro de lo que pueda la comuna porque aquí la gente es bien especial…pinté el casco histórico ¿Y para qué? Les hice la pizarra para que lo volvieran a rallar…bueno tendré que volverlo a pintar en algún momento. Pero ojo, el casco histórico no es La Serena, es un sector importante, pero yo tengo que preocuparme del sector rural, Las Compañías, La Antena, el sector sur, yo entiendo por qué los manifestantes se vienen al casco histórico, porque llaman más la atención, la mayoría de las manifestaciones terminan en el centro”.

Blashback político

-Antes del  18 de octubre iban a su propia casa a pedirle que fuera candidato ¿Esas muestras de apoyo ya no existen hoy?

“Existen, yo he ido a muchos lugares y la gente me pregunta ‘¿don Roberto va a ir a la reelección?’”.

-¿Y los líderes políticos?

“Los que te ofrecen apoyo son dos o tres dirigentes pero muchas veces hay más líderes políticos por ahí. Entendamos lo siguiente, todos queremos tener la posibilidad que nuestros candidatos -sean del color político que sean-lleguen a la alcaldía. La DC apuesta por La Serena pero también hay otros partidos que quieren lo que tiene la Falange en Coquimbo…debemos saber que esto no es pedir por pedir, porque aquí hay apoyos cruzados, en  Coquimbo nos necesitan, sobre todo ante el escenario actual y en el puerto los radicales sí tenemos gente”.

 -¿Los radicales podrían tirar el mantel  en Coquimbo si se complica el panorama en La Serena?

“Hay muchas cosas que se pueden hacer hoy, los radicales no solo existimos en La Serena, el Partido Radical existe en toda la región y podemos poner candidatos en Monte Patria, en Coquimbo o en Vicuña”.

-¿Y tendrían pensado hacerlo en todas las comunas de la región?

“Aquí hay que ser inteligente y negociar, pero eso no se hace aquí sino en Santiago.  Cuando yo quise ir a primarias la primera vez las negociaciones se dieron en Santiago y me dijeron que no era mi momento y buenas noches los pastores…y bueno pasó lo que tenía que pasar. A mí no me preocupa el tener otros candidatos”.

Las apuestas de los partidos

-En este mismo estudio el exseremi y uno de los candidatos del PS, José Manuel Peralta, dijo que su ciclo se había terminado y que debía dar paso a las nuevas generaciones

“A José Manuel le tengo mucho cariño, pero cómo habla de las nuevas generaciones si es de la misma que nosotros, él es de los políticos viejos, fue SECPLAN en todo el gobierno de Raúl Saldívar “.

-¿Le sorprendió que fuera uno de los candidato del Partido Socialista?

“A mí me sorprendió, yo pensé que habría un candidato con una configuración política y ciudadana mayor, de hecho él fue a conversar conmigo  y me dijo que querían levantar al partido y yo le comenté que era legítimo y que no me podía oponer…yo soy una persona de Fair play (juego limpio) no soy un gallo que anda desprestigiando a los otros candidatos así que bien, él está haciendo su campaña”.

-Renovación Nacional estaría buscando levantar a Daniela Norambuena ¿Podría ser una candidata ganable?

“Ellos están apostando a gente joven  y me parece lógico. Todos los candidatos son ganables, si no se cree el cuento no se meta. El primer convencido tiene que ser uno porque o si no cómo convencemos  a los demás. El que se presenta tiene que ir pensando en ganar porque o si no parte perdiendo. Pero fíjate que  para mí el problema no es la derecha,  mi problema está en los partidos que son iguales al mío”.

-¿El fuego amigo es más peligroso? ¿Cree que haya una campaña en contra de usted?

“El fuego amigo siempre es más peligroso. No sé si haya una campaña”.

Más preocupaciones, pero el mismo de siempre

-Dicen que la tensión del estallido social cambio su genio ¿Es efectivo?

 “No, yo soy el mismo, eso está en mi ADN, yo no veo que haya cambiado. Lógicamente lo que está pasando en el país no deja indiferente a nadie y hay muchas más preocupaciones que antes, una cosa es estar más preocupado pero no más gruñón. Hoy estoy pendiente en cómo soluciono los problemas que tengo en la ciudad, que no son fáciles y muchos requieren de recursos económicos”.

-En diversas delegaciones municipales hay gente trabajando que es del PS y de la DC  ¿En lo personal cómo le afecta las candidaturas de estos dos partidos?

“Yo no soy ni vengativo ni revanchista. Las personas que están en el municipio y que tienen determinado color político si hacen bien la pega está todo ok, no porque sus partidos actúen de forma diferente a lo que yo quisiera, los voy a echar”.

 -¿Pero esos funcionarios con quién se van a cuadrar? ¿Con el PS, la DC o usted?

“Eso habría que preguntárselo a ellos, yo la verdad es que no le exijo a nadie y  nunca lo he hecho. Antes de las campañas he hablado con ellos y les he dicho ‘señores ustedes tienen libertad de acción’ yo no puedo obligar a nadie a que trabaje para mí si su pensamiento es diferente al mío. Yo lo único que les pido es que sean leales con el municipio, con la gente, no leales para Roberto Jacob político o radical. A mí esto no me quita el sueño ni me vuelve loco,  si la gente decide que me tengo que ir para la casa, pues me iré a la casa. Es tan difícil elucubrar antes porque pueden pasar muchas cosas y no le temo a no seguir siendo alcalde, son opciones de vida…yo ya cumplí mi sueño de ser alcalde de La  Serena y dejaré un legado en las obras y están ahí y están presentes y la historia hablará por sí misma, no estoy tan viejo como para no hacer otras cosas”.

-¿No está en sus planes competir por otro cargo de elección popular?

Me han ofrecido ser candidato a gobernador regional y a diputado porque es una costumbre, pero eso es ser de profesión autoridad  y si no estoy en esta estoy en la otra, yo no soy de profesión autoridad,  yo hice mi camino para llegar a la alcaldía durante 12 años como concejal y llevo dos periodos como alcalde y no puedo pretender vivir eternamente en la política”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día