• Marco Enríquez-Ominami (PRO) se refirió a la videoconferencia que convocó el viernes pasado y que congregó a presidentes, expresidentes latinoamericanos y políticos de izquierda del país, el objetivo -dije- es aunar fuerza para enfrentar la pandemia del covid-19.
Crédito fotografía: 
Archivo / Lautaro Carmona
El excandidato presidencial conversó acerca de la videollamada que sostuvo con varios miembros del Grupo de Puebla donde se debatió en torno a los desafíos del progresismo latinoamericano y chileno frente a la crisis sanitaria, económica y social que está generando el covid-19.

El excandidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami (PRO), conversó con El Día TV sobre el propósito y las reacciones que generó la reunión convocada por el Grupo de Puebla, donde participaron líderes latinoamericanos, como el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y personeros de la oposición chilena.

El encuentro virtual fue cuestionado por expolíticos de la Nueva Mayoría y hasta la Cancillería, quien calificó las palabras del mandatario transandino como “injerencia” en los asuntos internos de Chile.

-¿Cuál fue el objetivo de la reunión entre el presidente Alberto Fernández y líderes de izquierda latinoamericanos?

“La crisis que estamos pasando es tan jodida que se requiere mucha fuerza de unión, como decía un líder independista latinoamericano es clave unir para proponer y como nos preocupa la secuencia que ha usado este gobierno para responderle a los chilenos, porque no está pensando en ellos como prioridad, es que decidimos reunirnos y donde tuvimos un gran debate y muy productivo, tanto es así que hace tiempo no veía a la DC, al PPD, PS, PC, PH y al FA reunidos para pensar”.

-¿La intención es rearticular la oposición en Chile?

“Yo estoy alejado de la política criolla pero he decidido ayudar en la unidad y lo que hicimos es inédito e histórico y vamos a llegar muy lejos, de hecho,  se tomaron algunos acuerdos; sacar un documento y replicar el encuentro. Es espectacular que la oposición se pueda reunir a conversar después de unos accidentes y torpezas en la Cámara de Diputados. Hay un gran animo fraterno y nos dimos cuenta que nuestro rol es presionar con propuestas aunque caigan mal, no solo podemos ser críticos o quedarnos callados, en tiempos de pandemia el rol de la oposición es protestar con propuestas y por eso el gobierno se escandalizó, están asustados porque creían controlar todo y no controlan ni el movimiento social ni a la oposición”.

-Pero en algunos exNM el encuentro virtual no cayó muy bien

“Esos son algunos y son re pocos, los mismos que estaban por ayudar a Sebastián Piñera en el movimiento social (…) es una molestia de una falsa polémica, ellos creen que Piñera es un gran presidente y, es un pésimo presidente y en eso tenemos diferencias, la mayoría de la oposición creemos que debemos ser críticos”.

-¿Se pueden zanjar las diferencias que hay entre la DC y el PC?

“Esas contradicciones son menores respecto a las que tenemos con Sebastián Piñera, la DC y el PC compartieron cuatro años en el gobierno de Michelle Bachelet, no veo por qué ahora no puedan hacerlo de nuevo. Estoy seguro que la DC tiene más en común con el PC que con la UDI (…) lo relevante del viernes es que la oposición se reunió como nunca antes, estuvimos el 90% de los líderes de oposición de Chile”.

-Algunos personeros dijeron que esa reunión generaría inconvenientes en la relación con Argentina, ¿Se podría dar ese escenario? De hecho, la Cancillería calificó las palabras del presidente Alberto Fernández como “injerencia” en los asuntos internos de Chile

“No, para nada. Si todo esto es una polémica falsa, hace unos meses Sebastián Piñera llamó a votar por Mauricio Macri, y perdió, también por Hillary Clinton, y perdió, y nunca he criticado a Piñera por injerencia, todo es una caricatura de una cancillería incompetente. La ideologización de Sebastián Piñera es mala para el país (…) no es cierto que le importe la política exterior, armaron Prosur y marginaron a todos los países progresistas. Todo esto es fruto de una derecha acorralada que trata de defenderse, la pandemia produce pánico pero los gobiernos no tienen derecho a sentir miedo, no pueden, porque aunque lo sientan tienen que avanzar con propuestas porque son responsables de un Estado”.

-¿Cómo evalúa el manejo que ha tenido el Gobierno en esta pandemia?

“En lo sanitario seré más cauto que en lo económico. En lo primero es muy difícil opinar, yo soy militante de cuarentena porque se ha demostrado que es la medida que disminuye el contagio en un 80%, yo lo habría aplicado pero no es justo que opine porque yo no fui electo, ganó Sebastián Piñera aunque hoy sea el presidente más impopular de la historia de Chile. En lo económico, él está actuando para su sector y no para los chilenos, por ejemplo, el bono peruano es doble al nuestro y ya se entregó y Perú tiene una economía más pequeña que la nuestra, es un error de este gobierno ir de a poco y a gotas, porque se debe mantener la oferta y consumo para cuando se reactive la economía latinoamericana. Yo discrepo de la  estrategia del Gobierno y por eso que en lo económico soy mucho más duro, creo que fueron lentos, muy de derecha, partidista y poco generosos con su país”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X