• Hoy expulsado de la Iglesia, Francisco José Cox se encuentra en una casa particular al cuidado de una familia en Santiago. El propio Santo Padre le encargó a la comunidad Schoenstatt que le brindara protección por el resto de sus días.
  • ZONA DE DEBATE 1: Hernán Godoy, víctima de Cox: “No entiendo cómo hay una falta de sensibilidad tan grande, por parte de los legisladores. Pero es algo que se viene repitiendo, tanto por parte de ellos como de la iglesia. Ellos saben que hay muchas víctimas que nos demoramos mucho tiempo en poder hablar”.
  • ZONA DE DEBATE 2: Abel Soto, víctima de Cox: “En mi caso particular, aunque Cox no vaya a pagar una condena que hubiese sido lo ideal, la ley antigua sí lo está investigando y sí van a dictaminar que es culpable y que abusó sexualmente de nosotros. El que sea declarado culpable dejaría mi corazón un poco más tranquilo”.
  • ZONA DE DEBATE 3: James Hamilton, activista contra abusos sexuales en la iglesia: “El hecho de que ahora no se apruebe la retroactividad, no quita que a futuro, ya sea con otros proyectos de ley, que puedan reformar o variar en aspectos puntuales la constitución, sea posible, pero hay que ir paso a paso”.
  • ZONA DE DEBATE 4: Manuel Hervia, sacerdote: “Yo pienso que era necesaria la ley completa. Por ejemplo, la ley canónica es retroactiva y en esa línea a mí me parece que la ley civil también debería haber dado ese paso (…) En últimos términos, las víctimas deberían tener una compensación económica”.
Crédito fotografía: 
Archivo
La Comisión mixta del Congreso aprobó la imprescriptibilidad de los delitos sexuales a menores, sin embargo, no consideró su aplicación retroactiva como pretendía un grupo de diputados. Hernán Godoy y Abel Soto, víctimas del exarzobispo de La Serena, se lamentan, sin embargo, tanto el diputado Matías Walker como James Hamilton, aseguran que se trata de “un gran paso” y no descartan que a futuro, otra iniciativa pueda incorporar a los abusos cometidos en el pasado.

Desazón existe entre las víctimas del exarzobispo de La Serena, Francisco José Cox, Abel Soto y Hernán Godoy. Esto, porque desde el congreso nacional emanó una “lamentable noticia”, que cargó de pesimismo sus expectativas: La comisión mixta rechazó por 6 votos contra 4 la retroactividad para sancionar los delitos sexuales, algo que había sido aprobado en la cámara de diputados. Ahora, el informe de la comisión deberá ser ratificado en ambas salas, pero cierra la puerta a que los abusos cometidos con anterioridad que ya están prescritos, sean condenados.

“Un sabor amargo”

“Nos quedamos con un sabor amargo”, indicó el diputado (DC) por la región de Coquimbo, Matías Walker, quien había sido uno de los que postulaba que los cambios legales tendientes a la imprescriptibilidad debiesen ser aplicables de manera retroactiva, lo que no sucedió, manteniendo el criterio adoptado por el Senado y rechazando la propuesta de la cámara baja, que indicaba que al menos fuesen sancionables estos delitos a partir de septiembre de 1990, fecha en la que Chile ratificó la Convención de Derechos del Niño. “Lamentablemente no logramos un acuerdo en el Senado, para que, independiente de la norma se pudieran sancionar los casos de abuso sexual que no están comprendidos dentro de la norma actual, que por la fecha de comisión ya prescribieron”, expresó Walker.

“No logramos un acuerdo en el Senado, para que se pudieran sancionar los casos de abuso sexual que no están comprendidos dentro de la norma actual, que por la fecha de comisión ya prescribieron”, Matías Walker (DC) diputado por la Región de Coquimbo.

El vaso medio lleno

Pero no todo es negativo. Si bien se rechazó el punto de la retroactividad, sí se aprobó la imprescriptibilidad de los delitos sexuales a los menores a partir de la fecha en que la normativa sea publicada en el diario oficial. “Hay que ver el vaso medio lleno también. Porque lo positivo de todo esto es la ratificación de la imprescriptibilidad de los delitos de abuso sexual contra menores, una conquista muy importante para las víctimas”, precisó el parlamentario

Acusan falta de sensibilidad

Hernán Godoy (46) es la única víctima de Francisco Cox en La Serena cuya causa hoy está siendo investigada por los tribunales de justicia ordinaria, luego que se atreviera a realizar las denuncia tras más de 30 años de silencio.

Valora que a partir de ahora los delitos vayan a ser imprescriptibles, pero no entiende por qué dejan afuera a las víctimas del pasado, categoría en la que entra su caso.

De acuerdo a la legislación actual, los delitos sexuales prescriben 10 años después de cometidos si es que no se realiza la denuncia, por lo que la única salida para que tanto su situación como la de Abel Soto, ambos abusados por Francisco José Cox, tuviesen alguna condena, era que se aprobara esta ley de imprescriptibilidad, pero también que tuviera un efecto retroactivo. Es decir, que los delitos que ocurrieron antes de la promulgación de la nueva legislación tampoco tuviesen fecha de caducidad, lo que finalmente no ocurrió. “No entiendo cómo hay una falta de sensibilidad tan grande, por parte de los legisladores. Pero es algo que se viene repitiendo, tanto por parte de ellos como de la iglesia. Ellos saben que hay muchas víctimas que nos demoramos mucho tiempo en poder hablar, y esas víctimas, a nosotros nos dejan en el olvido”, manifestó Hernán Godoy.

Agregó que en estos casos, “no puede haber límites ni topes de tiempo, porque el dolor de un abuso se lleva por años. Un delito sexual no debiese prescribir, de partida, y creo que hoy se pierde la oportunidad al no declarar que la ley sea retroactiva”, expresó.

Abel Soto: “Tenía una esperanza”.

La otra víctima de Francisco José Cox, Abel Soto, quien fue abusado por el exarzobispo cuando éste se desempeñaba en Chillán en la década del ’80, también manifestó cierto descontento y aseguró que “siempre tuve una luz de esperanza de que la ley pudiese ser retroactiva”.

Pero Soto, cuyo caso también está en la justicia civil, no se echa a morir, y valora que finalmente exista la imprescriptibilidad. “Era algo que no teníamos y que era necesario, porque cuando un niño es abusado, necesita ese derecho al tiempo. En el caso mío, yo me demoré 43 años en hablar del tema. Lamentablemente no existía esa imprescriptibilidad que existirá ahora, pero hay que valorar que los niños del futuro sí tendrán esta posibilidad”, puntualizó Soto en conversación en El Día, desde Santiago.

Sostuvo que ya no guardaba rencor, por lo mismo, no quería venganza respecto a su abusador. “En mi caso particular, aunque Cox no vaya a pagar una condena que hubiese sido lo ideal, la ley antigua sí lo está investigando y sí van a dictaminar que es culpable y que abusó sexualmente de nosotros. El que sea declarado culpable dejaría mi corazón un poco más tranquilo”, manifestó.

10 años es el límite de tiempo para denunciar un abuso sexual en la actual legislación, lo que ha cambiado con la ley de imprescriptibilidad.

James Hamilton: un paso adelante

Una de las víctimas del hoy condenado Fernando Karadima, expárroco de El Bosque, en la Región Metropolitana, James Hamilton,  fue uno de los precursores de la ley de imprescriptibilidad de los delitos sexuales a menores y celebra su aprobación, más allá de que “todo puede ser perfectible”.

El activista contra los abusos cometidos por integrantes de la Iglesia Católica, cree que es un avance sustancial. “Lo que hemos logrado ya es una cosa gigante. Todos los que la hemos trabajado, la gente de la fundación para la confianza, todos los que han estado involucrados en la necesidad de derecho al tiempo, estamos conformes”, aseguró Hamilton, agregando que “lo que hicimos, no lo hicimos para nosotros, lo hicimos para las generaciones que vienen”.

Insistió en que los cambios de cultura, nunca son tan abruptos, y por eso entiende que todavía no se apruebe la retroactividad. “Se requiere cambiar mentalidades, y no a la fuerza, se requiere en el fondo que la gente vaya sintiendo con el tiempo de que esto es una cosa obvia”, manifestó. Por lo mismo, aseguró que la posibilidad de que a futuro sí pueda existir una retroactividad es bastante factible. “El hecho de que ahora no se apruebe la retroactividad, no quita que a futuro, ya sea con otros proyectos de ley, que puedan reformar o variar en aspectos puntuales la constitución, sea posible, pero hay que ir paso a paso”, aseveró Hamilton.

Proyectos futuros

En la misma línea de lo expresado por Hamilton, el diputado Walker, manifestó que no todo estaría perdido. Si bien es cierto, en esta pasada, debido al paso del tiempo, delitos como los cometido por Francisco José Cox no serían condenados, asegura que seguirán insistiendo para que en algún momento la retroactividad sea posible. “Vamos a seguir legislando y dando la batalla junto a todas las víctimas de abuso sexual infantil para que tras estas investigaciones de casos que tuvieron lugar hace muchos años, se puedan aplicar las sanciones que corresponden. Ahora con esta ley no lo pudimos hacer, pero podemos presentar otros proyectos de ley porque los consideramos necesario”, manifestó el parlamentario por la Región de Coquimbo.

“Si yo aplico la retroactividad de la ley penal, puedo estar sancionando conductas que nunca estuvieron sancionadas en la norma”, Carlos Galleguillos, abogado.

Compensaciones económicas

El sacerdote Manuel Hervia, quien trabajó en La Serena en tiempos de Cox, y que, de hecho, fue el primer testigo en denunciar sus acciones impropias, también valoró la aprobación de la imprescriptibilidad, pero fue categórico al señalar que le parece “un despropósito” que la ley no sea retroactiva ya que muchos casos quedarían en la impunidad. “Yo pienso que era necesaria la ley completa. Por ejemplo, la ley canónica es retroactiva y en esa línea a mí me parece que la ley civil también debería haber dado ese paso”, sostuvo.

Pero al no haber sanción, Hervia lanzó una propuesta. Asegura que la iglesia debe hacerse cargo de todas formas, y que en los casos que la justicia civil investigue y establezca culpabilidad pero no pueda sancionar, debiese haber una compensación económica. “Es lo mínimo que se puede hacer por gente que ha sufrido tanto”, puntualizó el religioso. 4601iR

Principios legales inquebrantables

El abogado Carlos Galleguillos, explicó que “no era extraño que no se hubiese aprobado la retroactividad”, ya que en derecho opera el principio, en términos generales, que todas las leyes que se van incorporando a la legislación, rigen para lo futuro. “Es decir, desde el momento en que entran en vigencia, desde que son promulgadas y publicadas en el diario oficial”.

En particular, en el caso de lo penal, no se podría aplicar la retroactividad porque se transgrediría el principio de tipicidad o legalidad. “Yo no puedo sancionar a nadie si esta conducta no está considerada con una sanción. Si yo aplico la retroactividad de la ley penal, puedo estar sancionando conductas que nunca estuvieron sancionadas en la norma”, precisó Galleguillos.

 

CRONOLOGÍA

Septiembre de 1990

Cox es nombrado arzobispo de La Serena, convirtiéndose en el sucesor de monseñor Bernardino Piñera.

Abril de 1997

Tras publicaciones de la prensa de la época, y luego de que la Nunciatura Apostólica iniciara una investigación, por supuestos “actos impropios”, Monseñor Cox renuncia a su cargo y se retira a Colombia para desempeñarse como asistente de la iglesia.

Noviembre del 2002

Luego de años de incertidumbre por parte de la comunidad serenense sobre los motivos de la renuncia, el Cardenal Errázuriz reconoce que Cox está siendo investigado y que luego de estar en Colombia, fue enviado a Alemania a llevar una vida dedicada a la oración y al recogimiento.

19 de julio 2018

Hernán Godoy, víctima de abuso por parte de Cox recurre a la justicia y denuncia los hechos ante la Fiscalía.  

3 de diciembre del 2018

Tras recibir el apoyo de la Fundación Para La Confianza creada por las víctimas de Karadima, Hernán Godoy presenta una querella contra Cox.

13 de octubre de 2018

El Papa ordena la dimisión del estado clerical de Francisco José Cox, junto al de Marco Antonio Órdenes Fernández de 54, ex obispo de Iquique, después de haber sido investigados por la Congregación de la Doctrina de la Fe.

19 de febrero de 2019

Primera audiencia del caso en el Tribunal de Garantía de La Serena.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X