• David Morales visitó la región para liderar una capacitación masiva de más de cien monitores, la actividad es parte de la campaña que levantó la Democracia Cristiana #YoApruebo de cara al Plebiscito Nacional de abril.
Crédito fotografía: 
El Día
El secretario nacional de la DC comentó que tras el estallido social se complejizó la crisis que ya vivían las colectividades y que las respuestas que se han dado en estos tres meses han sido claves para la evaluación social y la permanencia o fuga de militantes. “Algunos políticos explican y dicen que lo vieron venir pero aquel que lo exprese está mintiendo”, indicó. De todos modos asegura que la Falange está dispuesta a trabajar en la búsqueda de soluciones.

El secretario nacional de la Democracia Cristiana y también encargado de los procesos electorales, David Morales, llegó a La Serena a participar de dos instancias, primero una capacitación masiva que se realizó ayer a más de cien monitores de cara al Plebiscito Nacional de abril y el ampliado regional, donde se abordaron los desafíos que asumirán como partido en el proceso constituyente.  

En entrevista con El Día, Morales comentó que existen conversaciones con otros partidos de oposición con el objetivo de articular un comando que agrupe a los que están por la opción del ‘Apruebo’.

-Después del 18 de octubre el trabajo para los partidos políticos se ha duplicado porque se suma el Plebiscito Nacional ¿De qué manera está trabajando la Democracia Cristiana?

“Como directiva aceptamos el desafío de recorrer todas las regiones del país para motivar la campaña #YoApruebo. El sábado tuvimos una actividad donde iniciamos la preparación de monitores que se encargarán de replicar el trabajo ante la ciudadanía, estuvo el abogado Luis Mario Riquelme, miembro del Tribunal Supremo del partido quien dio una charla sobre los elementos fundamentales que deben estar incorporados en una Carta Magna, pero además dividimos el tiempo en las conversaciones políticas en un encuentro con la presidenta regional y el consejero nacional Pedro Concha. Es cierto, estamos enfrentando este 2020 con desafíos grandes, primero el plebiscito y luego las elecciones municipales y de gobernadores regionales y por cierto, la elección de los delegados constitucionales. Los desafíos son muy potentes para todos los partidos no sólo para la DC y es parte del debate que sostuvimos”.

-Se dice que la DC se adelantó en lanzar la campaña, de hecho fue el primer partido en hacerlo oficialmente ¿Se buscó sacar ventaja?

“En el fondo lo que hicimos fue lanzar nuestro comando #YoApruebo precisamente para no seguir perdiendo tiempo porque además, asumimos que gran parte de la derecha y los partidos de Gobierno iniciaron un proceso rápido –a nuestro juicio- de bastante desinformación”.

Postura de la derecha

-¿Cómo mira la postura que adoptó la derecha de cara al proceso constituyente?

“La miramos con harta expectación y preocupación porque en definitiva hace tres semanas atrás empezaron a dar excusas para alinearse con los que no quieren una nueva Constitución”.

“En marzo la gente se volverá a movilizar y no necesariamente de manera violenta”

 -¿Como el caso del senador Andrés Allamand (RN)?

“Es que es increíble lo que pasó con el senador Allamand, esa vuelta de carnero que se dio no se entiende. Hace tres semanas la excusa fue el tema de los escaños reservados para pueblos originarios, luego el tema de la paz social, la paridad y ahora el voto obligatorio. Y frente a todo esto lo que nosotros vemos es que la derecha está mostrando su verdadera cara y al fin se sacaron la máscara. Por eso nosotros empezamos la campaña porque tenemos la convicción más profunda que necesitamos una nueva Constitución y necesitamos educar a la ciudadanía, contarles por qué necesitamos una nueva Carta Magna y  aprovecharemos todos los meses que tenemos”.

Avanzadas negociaciones

-Se ha hablado que la oposición logrará negociar y articular un comando único bajo la opción del ‘Apruebo’ ¿En qué van esas negociaciones?

“Nos estamos coordinando con los demás partidos de oposición en esa línea y es cierto que se ha hablado de que existen tres y hasta cuatro comandos por la misma postura y, la verdad es que lo que nosotros necesitábamos era partir y no seguir discutiendo las características que podía tener un comando único. Después de todo eso los jefes de los comandos se empezaron a reunir. Nosotros le entregamos esa responsabilidad a la exsenadora y vicepresidenta Carmen Frei y ella dirige a un equipo cuyo director ejecutivo es Manuel Gallardo, que es nuestro presidente de la juventud del partido, ellos dos han estado en constantes reuniones y ya la próxima semana habrá un encuentro para ponernos de acuerdo respecto a una franja común y las coordinaciones mínimas para comenzar con los puerta a puerta y actividades artísticas culturales”.

-Estas conversaciones se concretarán sólo en el plano del plebiscito ¿Qué pasará con las elecciones municipales? ¿Se desarticularán?

“Yo quiero hacer un matiz, efectivamente habían desafíos electorales municipales y de gobernadores regionales que ya estaban establecidos y no tienen que ver con el estallido del 18 de octubre, pero al aprobarse un proceso constituyente con un itinerario sobre la construcción de una nueva Constitución –que es lo que todos esperamos-  se sumaría una elección adicional que es la de los delegados y que usará los mismos distritos de los diputados, entonces ese solo hecho cambia un poco lo que ya estaba establecido porque politiza aún más los comicios”.

-¿En cierta medida los presiona a llegar a acuerdos?

“El hecho que se politicen unas elecciones que eran más bien locales, a nuestro juicio, modifica el escenario porque nos dice a los partidos de oposición que tenemos ciertas obligaciones que antes no existían y tiene que ver con la obligación de ponernos de acuerdo.

Lo que hoy está en juego es que por fin, después de 40 años, podamos tener una nueva Constitución y, en esa línea no podemos poner por delante las mezquindades y el egoísmo y nuestros intereses porque si no llegamos a acuerdos le vamos a regalar una sobrerrepresentación a la derecha. Ante ese escenario significa que vamos a tener un texto jurídico bastante más parecido a lo que tenemos hoy día que a lo que aspiramos aquellas personas que tenemos una mirada mucho más  progresista de lo que tiene que ser el desarrollo del país y ese solo hecho nos cambia la mirada”.

Elección de gobernadores regionales

-¿Qué le parece que algunos alcaldes de derecha pidan posponer las elecciones de gobernadores regionales?

“Yo creo que lo perfecto es enemigo de lo bueno, no se entiende y la ciudadanía no entendería que una elección que ya fue postergada por distintos argumentos se vuelva a suspender. La descentralización administrativa tiene que necesariamente ir acompañada de la descentralización política y sería una muy mala señal que no se realizaran estas elecciones porque los cambios en Chile nunca han sido fáciles”.

-Pero dicen que las atribuciones que tendría esta nueva figura son de ‘mentira’…

“Efectivamente, las atribuciones que hoy están traspasadas no son las que quisiéramos pero hay un componente de carácter político que es súper relevante. Yo no me imagino que el Gobierno Central, del color político que sea, se niegue a traspasar responsabilidades y atribuciones a las regiones porque el peso político que tendrá el gobernador -considerando que tendrá el doble de votos que tiene el senador más votado de esa región- será tanto que el Gobierno se verá obligado a sentarse a conversar sobre los problemas que aquejan a los territorios. Por eso yo digo que la descentralización administrativa  tiene que ir acompañada de una política y si no hay elecciones nunca vamos a tomar en serio esta posibilidad, ahora se dice que hay que dejarlo para discutirlo en la nueva Constitución y se puede hacer, pero también debemos dar el primer paso”.

-¿La elección de gobernadores descomprimiría el escenario social y político tras el 18/O?

“Yo creo que gran parte de los problemas que tenemos hoy día es precisamente porque no le entregamos las responsabilidades a las regiones para que resuelvan sus propios problemas, entiendo que hay asuntos nacionales que debemos resolvernos de manera unitaria pero hay muchos temas específicos de cada territorio que se tienen que resolver ahí.

Por ejemplo, el tema de la sequía, es un tema tremendo y muchas veces los alcaldes tienen que ir a golpear la puerta a Santiago  frente a una autoridad que no tiene idea, primero dónde está Monte Patria o Punitaqui y ese es un problema porque no conocen el territorio y,  el segundo es que no saben que las respuestas que ellos dan para la sequía en San Pedro de Melipilla en la RM no  tiene nada que ver con la realidad de comunas de acá. Allá la sequía tiene que ver con el uso indiscriminado de algunas empresas que acumulan derechos de agua y acá tiene que ver con situaciones climáticas, dos panoramas distintos pero vemos que son respondidas de la misma forma, por eso es importante pasar responsabilidades, atribuciones y presupuesto a las regiones”.

Desafíos electorales

-¿Ha cambiado el panorama respecto a los desafíos y a la forma que se venían preparando para las elecciones municipales?

“Tenemos cinco alcaldes en la región y aspiramos a mantenerlos, primero hemos establecido que tenemos que ser capaces de cuidar nuestros liderazgos pero también abrirnos a nuevos rostros. En el caso de los constituyentes hemos asumidos un compromiso con la paridad, independiente si se aprueba o no en el Senado. Nosotros presentaremos la mitad de candidatas mujeres y de hombres y eso es parte de nuestros desafíos. En el caso de las municipales habrá ley de cuotas como en las parlamentarias y tendremos 60 y 40 %, sabemos también que debemos abrir espacios a mujeres y jóvenes”.

Fuga de militantes

-Esta semana se dio a conocer un reportaje sobre la fuga masiva de militantes de distintos partidos ¿Salió bien parada la DC?

“En general los partidos políticos tenemos un problema, pero según el reportaje, primero está Revolución Democrática (RD) y luego el Partido Socialista (PS), nosotros estamos como en quinto lugar y la verdad es que el número de militantes que se fueron es cercano a lo siempre registramos en esta época del año, que son cerca de 900”.

-¿A su juicio esta medición refleja cómo actuaron los partidos tras el 18/O?

“Dejar claro que en estas fechas siempre se producen renuncias sobre todo en un año electoral, pero en la cifra también hay un componente distinto y tiene que ver con la respuesta que dimos los partidos políticos luego del estallido y ante eso no podemos hacernos los lesos”.

“Yo creo que gran parte de los problemas que tenemos hoy día es precisamente porque no le entregamos las responsabilidades a las regiones para que resuelvan sus propios problemas"

-¿Se vieron sobrepasados?

“Los partidos políticos fuimos superados por lo que ocurrió en octubre y, sé que luego de tres meses algunos políticos explican y dicen que lo vieron venir pero aquel que lo exprese está mintiendo, porque en el fondo uno podía dimensionar cierta realidad social y que había descontento pero de ahí a pensar que habría un estallido…nadie. Así que no nos corresponde subirnos a ese carro porque no es correcto”.

-¿Saca alguna reflexión?

Piensa. “Lo primero es reconocer con humildad que fuimos superados y en segundo lugar decir que estamos disponibles para encontrar los caminos que resuelvan los problemas. Aquí podemos ver que el camino por una nueva Constitución es una respuesta parcial porque hay una señal que todavía no la damos y tiene que ver con una agenda social contundente y el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y el propio Sebastián Piñera no han sido conscientes de entender que hay tres ejes que deben avanzar simultáneamente; primero el eje político con una nueva Constitución, el de la agenda social y el eje del orden público, porque este gobierno tiene que ser capaz de garantizar el orden público. Y lo que está pasando en Chile es que como han bajado las movilizaciones y los desórdenes el Gobierno se está aprovechando de eso para camuflar su incompetencia e incapacidad”.

-¿En marzo seguirán las movilizaciones?

“Sin duda, las movilizaciones van a ser fuertes en marzo, lo que pasa es que la gente aquí prefiere decir que va a reventar todo y habrá desorden y violencia y otros que preferimos pensar que lo que ocurrirá en marzo es que la gente se movilizará fuertemente y no necesariamente de manera violenta”.

-¿El Día Internacional de la Mujer será clave?

“El 8 de marzo del año pasado marcharon más de 270 mil personas por el centro de Santiago y se replicó en otras regiones. Ese momento fue la antesala de las manifestaciones de octubre. Todo indica que para el 8 de marzo habrá una marcha con similares características lo que generará un movimiento importante”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital