Crédito fotografía: 
Cedida
La concejala plantea que está cumpliendo los objetivos planteados, aunque reconoce que también debe estar atenta a temas que van surgiendo. También menciona que lo que más le conmueve es la injusticia y la desigualdad.

La concejala de La Serena Rayén Pojomovski Aliste, reconoce que no ha encontrado trabas para su trabajo, pero afirma que no están todas las disposiciones para poder ejercer la labor fiscalizadora de una manera expedita y cita como ejemplo que han solicitado un montón de información desde que asumieron y que aún no les ha llegado.



-¿Ha podido ir materializando lo que pretende como concejala o va paso a paso?

“Vamos materializando el trabajo como nos habíamos propuesto desde un inicio. Si bien llevamos tres meses, estamos abordando lo que significa el cargo, tomando el ritmo de la concejalía, de la labor que se nos ha encomendado. Vamos materializando el trabajo, porque tiene que ver con una idea, tiene que ver con ideales, no vamos respondiendo tan solo con lo que se nos va presentando día a día, sino que vamos respondiendo incluso lo que se nos presenta a partir de una propuesta que se levantó en nuestra candidatura”.



-¿Ha tenido alguna traba para poder realizar su trabajo como concejala?

“Trabas específicas no he tenido, pero no están todas las disposiciones para que podamos ejercer nuestra labor fiscalizadora de una manera expedita, rápida. Se han solicitado un montón de información que aún no se ha entregado. El municipio tiene 15 días para responder nuestros incidentes y hay muchos incidentes que no han sido respondidos y eso va frenando la posibilidad de poder profundizar y realizar nuestro trabajo como corresponde. Quiero creer que tiene que ver con las prácticas políticas que se habían estado llevando a cabo en los años anteriores y hoy nosotros desde muestro lugar como concejalas nuevas estamos tomándole otro ritmo a lo que significa el mandato popular que se nos entregó”.



-¿Por qué formaron una bancada comunal?

“Para nosotros es importante politizar el concejo. En la comunidad nos reconocen como bancada y creo que es importante también generar esos vínculos políticos dentro del concejo. Para nosotros es fundamental no ser meros fiscalizadores o votantes de apruebo o rechazo de las solicitudes del alcalde”.



-¿Y no politiza un poco el trabajo como cuerpo colegiado, ya que desde afuera se ven ustedes como de izquierda y por el otro lado el resto?

“Sí, claramente eso lo politiza, nosotros nos ponemos en nuestro lugar de militantes no necesariamente de partidos, porque yo no milito en partido, pero sí militantes de izquierda, activistas sociales. Nosotros nos denominamos y nos definimos en ese lugar. Sin tener miedo y quienes no estén dentro de la bancada y tengan diferencias con nosotros también se define la diferencia política y yo creo que está súper claro. Nosotros abordamos las temáticas de manera colectiva en un espacio que a nosotros también nos acomoda. Hemos construido a partir de confianzas y eso también es una práctica que está bastante ajena a las prácticas actuales de la política. La comunidad está un poco aburrida de los personalismos y nosotros tratamos de dejar a un lado eso”.



-¿Con qué cosas se ha encontrado haciendo calle que la han conmovido?

“Lo que más conmueve es la injusticia, la desigualdad, que es algo que siempre hemos visto. Me cuesta decir con qué te has encontrado, es algo que yo conozco, que vivo a diario, no es algo que yo desconozca. No desconozco la realidad del pueblo, así que creo que los temas que están presentes, que conmueven, son los temas que han estado siempre, que tiene que ver con las injusticias, la vulneración de derechos hacia las mujeres, hacia las infancias, la precarización laboral que existe en torno a los trabajadores y trabajadoras de las artes. Hay tanto tema que a uno le conmueve, a mí me hace mucho ruido, a ratos me indigna bastante, el poco espacio que existe para que la comunidad participe en la toma de decisiones o en espacios de reflexión que surjan desde la propia institución”.



-¿Y cuál es el eje principal que le da a su trabajo el conocer a la comunidad?

“El eje principal tiene que ver justamente con la participación, con que la gente realmente sienta que sus necesidades están siendo resueltas, oídas, que una desde el lugar en que está ahora, no está imponiendo los temas, sino que estamos respondiendo a los temas que van surgiendo. Tiene que ver con el enfoque de género, con la recuperación de espacios, con la defensa irrestricta a los derechos humanos”.



-¿Aún le incomoda la problemática de la Corporación Municipal Gabriel González Videla?

“Sí, es que es un tema sensible, no es un tema que uno vaya a dejar pasar, es un tema que va a estar presente por un buen rato. Se está esperando el informe que va a salir desde la Contraloría de donde también vamos a tener información que hasta el momento no manejamos. Creo que es un tema que no solo en La Serena está latente, es un tema que a nivel nacional está presente y hay que destrabarlo, porque es una señal política hacia la ciudadanía, es una que tiene que ver además con la responsabilidad que una asume cuando decide ser concejala, cuando una decide enfrentarse al voto popular y nosotros respondemos a un mandato popular”.



-Usted es una mujer ligada a la cultura, ¿qué necesita la comuna en este ámbito?

“Creo que lo que necesita tiene que ver con una preocupación en relación a los espacios que existen, no los espacios físicos, sino que los espacios laborales para los y las trabajadoras de las artes. Creo que ahí estamos bastante al debe. No soy de las que piensa que todo se tiene que hacer en espacios aptos para el desarrollo cultural, sino que lo que hay que poner en primera línea a los y las trabajadoras del arte. Desde el municipio no existe un presupuesto para cultura, esperamos que para el próximo año si se considere, donde se puedan levantar espacios laborales para los y las trabajadoras de las artes”.



-¿Según su visión, son imprescindibles los asesores para los concejales?

“Yo creo que sí. Nos hemos dado cuenta que se necesitan equipos para trabajar, no tan solo un asesor o un compañero de concejalía. Hay muchos temas que nosotros no tenemos por qué manejar, temas que son técnicos y nos hemos visto en la obligación de pedir asesorías de manera voluntaria a profesionales que nos puedan ir orientando en temas que son complejos y que con nuestras capacidades profesionales no alcanzamos a poder dilucidar y nos hemos visto en la obligación de solicitar apoyo profesional para bastantes temas a los que nos hemos visto enfrentados en las sesiones del concejo. No basta solo con leer la minuta que se nos entrega para poder votar, hacer el trabajo de fiscalización va más allá”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X