Crédito fotografía: 
Cedida
El lunes ante la PDI se interpuso la denuncia contra el supuesto autor, quien habría asegurado a miembros de agrupaciones animalistas que tomó la medida ya que no contaba con los recursos para su mantención ni para costear la eutanasia.

El Ovallino

Un crudo caso de maltrato animal quedó al descubierto el pasado domingo en Ovalle. La denuncia se interpuso ante la PDI durante el pasado lunes 3.

Agrupaciones animalistas reportaron que un hombre - aduciendo que no podía costear la eutanasia de la que había sido su mascota por más de 20 años - procedió a ahorcar al animal en el río.

La tesorera de la Agrupación Ayuda Felina, Joceline Segovia, menciona que todo empezó el pasado sábado cuando a través de redes sociales se enteraron que la mascota necesitaba ser reubicada  a otra casa lo antes posible.

“Durante todo ese día difundimos para intentar conseguir un hogar temporal para este perrito y así poder irlo a sacar al día siguiente. El domingo hicimos campaña y el equipo de Cachupines sin Hogar aceptó recibirlo. Esa tarde nos tratamos de conseguir trasporte para trasladarlo y una de nuestras seguidoras, Susan Díaz, ayudó”, recuerda.

Ella continúa el relato comentando que al día siguiente, Díaz en compañía de la presidenta de la Agrupación Ayuda Felina, Némesis Collao, procedieron a ir a buscar a la mascota. Al llegar se enteraron de la drástica decisión del hombre.

“En una entrevista con la dueña - quien es la esposa de la persona que al final había matado a su mascota -nos dijo que él había llevado el perrito a una veterinaria para tener la eutanasia. Némesis se quedó esperando al dueño y cuando lo entrevistaron dijo que no había llevado al perro allá, sino que él mismo lo había ahorcado”. Segovia añade, “este hombre dijo textualmente: ‘yo fui, lo ahorqué y después fui a verlo, lo bajé y lo dejé ahí tirado’”.

Si bien la mascota, conocida como “Tatita”, se encontraba gravemente enferma, la agrupación lamenta la manera en que su dueño acabó con su vida.

“Hemos visto muchos casos de abandono en donde efectivamente hay que practicar la eutanasia a la mascota. Para eso estamos nosotros; para prestar ayuda, para orientar, ayudar con los costos. Entonces no justificábamos que el perro lo hubiesen asesinado, sobre todo si nosotros durante todo ese día habíamos conseguido un hogar para por último, morir dignamente. Efectivamente estaba enfermo y viejito porque tenía más de veinte años”.

“Para nosotros fue chocante la situación”, declara.

Con el fin de avalar la imputación, recogieron evidencia de lo sucedido, “tenemos videos y audios del maltrato, en donde él reconoce que efectivamente mató al perro y lo colgó. Contamos con información. Tratamos de ser justas para nuestras acciones, no quisimos subir el video a nuestra página porque es fuerte y porque si íbamos a hacer una denuncia queríamos entregar la información a quien correspondía, en este caso la PDI. Lamentablemente el video se filtró y circula en redes sociales”.

El pasado lunes 3, Segovia se dirigió hasta el cuartel de Policía de Investigaciones para interponer la denuncia. “Nos atendieron muy bien, nos escucharon, nos pidieron todos los antecedentes, pero la verdad de las cosas que salimos con un gusto amargo porque resulta que lo que nos comentaron fue que tenían mucho trabajo y era difícil disponer de personal, que probablemente no se acogería porque el perro ya estaba  muerto, que debíamos haber hecho algo antes”.

Investigación

El jefe de la Bicrim Ovalle, subprefecto Raúl Muñoz, confirmó que se presentó la denuncia. “Fue cursada por un tercero en contra de un señor que supuestamente habría matado a un perro del que era dueño. Aparentemente lo habría hecho porque no tenía los recursos para seguir manteniéndolo”.

Respecto a las indagaciones que pudieron realizar de inmediato, indicó, “fuimos a buscar a esta persona pero no lo logramos, no hay nadie en su domicilio, por lo tanto, no pudimos establecer en ese tiempo inmediato que tenemos para efectuar las primeras diligencias (24 horas). Se solicitó que se remitieran todos los antecedentes a la Fiscalía y estamos todavía  a la espera de que nos instruya a realizar alguna otra diligencia en particular para ubicar a esta persona”.

La evidencia (audio y video) que aportaron los testigos jugarían un valioso papel, “si existe una intención -se manifiesta producir daño y sufrimiento a un animal - sin duda se configura el delito de maltrato animal”, sin embargo aclaró, “nosotros obviamente debemos efectuar todo el proceso indagatorio primero, no ubicamos a la persona imputada porque no se encontraba en su domicilio, pero tenemos que saber su versión de los hechos o si él quisiese acogerse a su derecho a guardar silencio. Pero si él quisiera cooperar con la investigación, sin duda que nos irá aportando antecedentes que pudieran confirmar o descartar lo que eventualmente se configuró como maltrato animal”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X