Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Según el concejal Guido Hernández, el abogado de la familia del menor presuntamente abusado por Nelson Canihuante en el monumento, presentó un requerimiento legal por obstrucción a la justicia por parte del inculpado y todos quienes resulten responsables, en clara alusión al diputado Pedro Velásquez. El parlamentario respondió con todo, y también anunció acciones judiciales.

Un nuevo capítulo se escribe en el caso Canihuante, y los presuntos abusos sexuales cometidos en la Cruz del Tercer Milenio. El exadministrador del monumento religioso fue acusado por la madre y la abuela de un menor de 16 años, de enviar mensajes de índole sexual al joven e incentivarlo al consumo de drogas.

Además, en un reportaje publicado por Diario El Día el 25 de abril, la madre de la supuesta víctima, denunció que existieron “tocaciones”, y otro tipo de situaciones a la que no se podía referir por instrucción de la Fiscalía. 

Supuestas presiones

Fue el 15 de marzo cuando explotó la bomba. Por encargo del Presidente de la Fundación (Cruz del Tercer Milenio), Jaime Pozo Cisternas, se presentó la denuncia contra el por entonces jefe del Departamento de Administración y Finanzas de la Cruz, Canihuante. Hasta ahora, las indagatorias no han llegado a término, pero en el intertanto, el acusado fue removido de sus funciones ya que también existe una investigación sumaria al interior del municipio de Coquimbo.  

No es la primera vez que se denuncian presiones que vendrían desde la parte acusada. En abril recién pasado, la madre del menor, Emma Rojas, aseveró que el diputado Pedro Velásquez, cercano a Nelson Canihuante, y a quienes se les ha visto juntos en recientes actos políticos, habría comenzado a enviarle mensajes a su madre, abuela de la víctima, tendientes a que desistieran de la denuncia. 

La querella

De acuerdo a lo informado por el concejal de Coquimbo Guido Hernández,  esta vez, junto a la familia y a quienes llevan la causa, quisieron materializar el requerimiento legal, por lo que presentaron una querella por obstrucción a la justicia en contra de Nelson Canihuante y quienes resulten responsables de presionar a familiares o testigos.

“Lo que queremos nosotros, es que esta investigación sea limpia para que exista una sentencia que en definitiva le entregue justicia al menor afectado y también a la familia que ha sufrido mucho con este tema, y que sigue sufriendo tras recibir estas presiones”, manifestó el concejal RN. 

Dura respuesta

Fue el abogado defensor de Nelson Canihuante, Fernando Venegas, quien salió al paso. En primer término, señaló que no han sido notificados formalmente de ninguna querella por lo que se manifestó sorprendido. “No tiene ningún sentido, porque obstruir a la justicia tiene que ver con las personas que se niegan a colaborar, y en el caso de Nelson Canihuante siempre ha estado dispuesto. Otro caso puede ser entregar antecedentes que no sean reales, lo que tampoco ha sucedido en este caso”, manifestó el jurista. 

Respecto a las llamadas de Velásquez, según el abogado, tampoco serían constitutivas de obstrucción. “Se trata de simples llamados, que él (Pedro Velásquez) reconoció que hizo desde el ámbito personal y advirtiéndoles a las familiares sobre el montaje que se venía, pero en ningún caso constituyen un delito”, expresa el abogado. 

Velásquez con todo

Quien no se guardó nada fue el diputado por la Región de Coquimbo, Pedro Velásquez. Dice estar cansado de los ataques por parte de Guido Hernández “y compañía”, por lo que ha tomado la decisión de -también- seguir acciones legales contra el concejal por Coquimbo, y contra Tomás Yavar, funcionario municipal quien, dice Velásquez, “trabaja bajo el mando de Guido Hernández, lo que es totalmente irregular”. 

“Ya no me pienso quedar callado, y debo decir que esto es un complot, en contra de Nelson, para perjudicarme a mí. A la madre del menor se le ofreció dinero para ser parte de este montaje y por lo mismo voy a ejercer mi derecho legal de querellarme”, expresó el parlamentario. 

En relación a  Yavar, Velásquez dijo querer desenmascararlo.  “Esta persona figura como asesor directo del alcalde de Coquimbo, pero su único objetivo es hacer trabajo de inteligencia para descalificarme a mí, y a Nelson Canihuante”, manifestó. 

De igual forma, pedirá una investigación administrativa para que se determine cuál es la función real de Tomás Yavar en la casa edilicia. “Hay un contrato que señala que Yavar es administrativo en la Mezquita, pero resulta que la Mezquita está cerrada”, acusó.   

En relación a Guido Hernández, manifestó que “era un personaje siniestro. Fue él quien planificó el hacer firmar a la madre del menor para que fuera parte de la querella. Yo voy a dejar al descubierto todas estas irregularidades que han existido, y otras situaciones que ocurren en el municipio. No puede ser que el municipio le financie asesores a los concejales, como pasa con Hernández y Yavar”, manifestó el diputado. 

Concejal se defiende

Consultado sobre la respuesta de Velásquez, y el anuncio de una querella en su contra por el supuesto montaje, Guido Hernández se manifestó tranquilo, y precisó que tiene “la conciencia limpia”, ya que “ha actuado de buena fe”. 

En relación a sus vínculos con Tomás Yavar, y el supuesto plan para “operar en contra de Velásquez y sus cercanos”, lo descartó de plano. Es más, aseguró que en ningún caso Yavar trabajaba directamente con él. “Él es un funcionario muy cercano al administrador municipal Patricio Reyes, a la DC, por lo que es bien lejano a mi pensamiento personal”, enfatizó. 

Alcalde espera solución

Para el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, la situación ha sido compleja desde el primer minuto. Los conflictos al interior de la Cruz del Tercer Milenio se venían gestando desde hace bastante tiempo con la pugna y lucha de poderes entre el antiguo jefe de proyectos del monumento religioso Mauricio Gálvez y el administrador municipal de la Cruz, Canihuante, lo que terminó con la salida de ambos de sus puestos. 

La disputa dejó coletazos que todavía no se zanjan, entre ellos, la denuncia en contra de Canihuante. “Aquí hay una investigación y hay que dejar que los procesos legales sigan su curso. Nosotros como municipio estamos también haciendo un sumario que pronto tendrá resultados”, manifiesta el edil de Coquimbo.  

Respecto al rol de Tomás Yavar y a un supuesto complot o montaje en este caso, tal como lo acusa el diputado Pedro Velásquez, Pereira no se da por aludido y cuestiona que el parlamentario se esté involucrando en la situación. “Tomás Yavar, efectivamente trabaja en la administración municipal junto a Patricio Reyes, pero eso no tiene nada que ver. Aquí lo importante es la investigación por el supuesto abuso en contra del menor, y nosotros esperamos que se aclare”, concluyó Pereira.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X