Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Los alcaldes de la conurbación afirman que apelarán a la decisión tomada por la seremi de Salud, la que consideran arbitraria. En este punto, insisten en que han respetado el protocolo de vacunación en la región.

Recientemente la Secretaría Regional Ministerial de Salud informó que abrió una serie de sumarios a los centros de salud de ocho comunas de la región, donde no se habría respetado el calendario de vacunación, lo que fue rechazado por los dos alcaldes de las principales comunas de la zona, La Serena y Coquimbo.

Sin embargo, el proceso continúa en marcha y desde la propia seremía explican cuáles son los pasos que debe seguir una investigación de esta naturaleza.

El jefe del Departamento Jurídico de la cartera, Gonzalo Contreras, precisa que el sumario sanitario es un proceso administrativo, en el cual se investigan hechos que pueden ser infracción a la normativa sanitaria. Lo anterior consta de varias etapas:  En primera instancia, se inicia por denuncia o de oficio, que es la fiscalización por motivación propia de la autoridad. Posteriormente, se va a  terreno a verificar hechos que podrían constituir infracción a la legislación vigente. Y por último, si existen, se levanta un acta formulándole cargos.

¿Se puede apelar? El profesional indica que se le da un plazo al sumario para presentar todos sus descargos y medios de prueba que estime conveniente para controvertir los hechos consignados. Se permite cualquier medio de prueba como testigos, fotos, documentos, videos, entre otros. Sin embargo, haya o no presentado la apelación, la seremi de Salud puede dictar sentencia.

De acuerdo a lo explicado por Gonzalo Contreras, la sentencia puede tener cuatro opciones. La primera es la absolución, cuando existe infracción a una norma sanitaria, pero la persona a quien se le inicia sumario no es responsable. La segunda es sobreseimiento, cuando no existe infracción a la norma sanitaria. En tanto, la tercera es una amonestación, que es una sanción mínima ante incumplimiento, consiste en una reprensión por escrito. Y por último la multa, que es una sanción pecuniaria que puede ir desde 0,1 a 1000 UTM. En caso de reincidencia, la multa puede ser hasta el doble de la original.

Además, pueden adoptarse otras medidas sanitarias tales como clausura, prohibición de funcionamiento de casas, locales o establecimientos, paralización de faenas, decomiso, destrucción y desnaturalización de productos.

 

Apelación

Al respecto, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob,y de Coquimbo, Marcelo Pereira, coincidieron en que apelarán al sumario sanitario que se ha iniciado en su contra.

Jacob reconoció que apelarán dentro de los plazos establecidos, “porque los cargos que se hacen no son tan de fondo sino que más de forma y esperamos responder satisfactoriamente en la apelación. Este tema es así, son los riesgos que se corren, pero la conformidad que queda de haber vacunado a los Bomberos  y al personal de aseo creo que es más relevante”.

Añade que en algunas ciudades ha llegado el seremi de la cartera y ha detenido la vacunación a Bomberos. “Eso yo lo encuentro absurdo. Creo que aquí hay un tema de egos, un tema de que aquí mando yo, cuando lo más importante es la salud. Además que no se ha dejado de vacunar a nadie, hemos cumplido con todos los protocolos. Al contrario, los últimos días de la semana pasada nos aumentaron la cantidad de vacunas y nos pidieron que por favor vacunáramos, porque tenían vacunas que podían vencer, ya que sacándolas del frío duran cinco días. Entonces, no faltan vacunas y para qué hacen tanto lío. ¿Les dolió tanto que hayamos vacunado a Bomberos y a la gente del aseo?”.

 

En Coquimbo

Por otra parte, el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, anticipó que “una vez que el sumario sanitario nos sea notificado, realizaremos las apelaciones correspondientes dentro del contexto de lo ocurrido”.

Aunque Pereira fue más allá e indicó que “en la semana se vacunó a las personas rezagadas mayores de 65 años, la afluencia de público que tuvimos fue escasa y, más encima, existían vacunas que ya estaban descongeladas y que poseen una duración de 5 días. Hagamos un trabajo colaborativo en favor de nuestra gente, ese es el camino”, dijo.

También insistió en la instauración de “una mesa de diálogo regional, en la que podamos analizar la realidad de cada comuna y flexibilizar la planificación que tiene el Minsal, evaluando de manera local, qué personas necesitan recibir la inoculación con mayor prontitud”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X