Crédito fotografía: 
Cedida
Un mejor acceso a la salud, a la vivienda y al agua son algunos de los desafíos de las mujeres que viven en territorios rurales. Conversamos con dos representantes del mundo campesino en la región y la provincia y esto fue lo que nos dijeron.

Mañana se conmemora en todo el mundo el “Día Internacional de la Mujer”, un 8 de marzo (8M) que recuerda las luchas que miles de mujeres alrededor del planeta tienen para reivindicar la igualdad de derechos, disminuir la violencia hacia la mujer e impulsar políticas con enfoque de género, visibilizando la opresión que por el solo hecho de ser mujeres se vive a diario.

Una lucha que miles de mujeres en la ruralidad también comparten, pero que suman otros aspectos ligados al territorio, como el acceso al agua, a la vivienda, educación y salud.

Diario El Ovallino conversó con dos representantes del mundo campesino en la región y la provincia, Leticia Ramírez, presidenta del Consejo Regional Campesino y Mirtha Gallardo, presidenta de la Asociación Gremial de Comunidades Agrícolas de la provincia de Limarí quienes nos señalaron los principales desafíos y problemáticas de las mujeres que viven en el territorio rural.

Con respecto a los principales desafíos de las mujeres campesinas, Leticia Ramírez recordó que “las mujeres históricamente han sido las que sostienen el hogar en el territorio rural”.

“Las estadísticas dicen que la mayoría de las mujeres del sector rural son jefas de hogar, es decir, que son las que mantienen a su familia. Y hoy día lo hacen bajo las circunstancias que estamos viviendo de extrema sequía y cambio climático, son ellas las que de alguna u otra manera producen alimentos para alimentar a su familia y al entorno cuando se puede, hay lugares donde todavía pueden contar con el vital elemento y donde no lo tienen están arreglándoselas de alguna manera para poder seguir viviendo”, indicó Ramírez.

En ese sentido, “las condiciones de vida que el Estado le otorga la territorio rural son precarias, no por nada nace la Mesa de Desarrollo Rural”, advierte.

Para Mirtha Gallardo, los desafíos van de la mano con la integralidad, “nosotros no solamente tenemos luchas para las mujeres, buscamos calidad de vida de los habitantes de la ruralidad en la integralidad de diversos temas. Ser habitante rural es vivir todas las desigualdades que existen hoy día en el país, mucho más profundizadas, en la salud, la educación, la conectividad, los caminos malos, la falta de respeto con las que llegan terceras personas en nuestras comunidades, se trata de problemáticas profundas que nos quitan el sueño a cada mujer”.

En ese sentido y destacando la alta presencia femenina en las organizaciones rurales, la dirigente sostuvo que dentro de lo que buscan la mujeres de la ruralidad es mejorar a toda la comunidad, “uno no come tranquilo un pedazo de pan si no ve que hay un poco de igualdad, de justicia y de acceso para el resto de las personas y no solo mujeres, sino que hombres, adultos mayores, niños, jóvenes y todos los que vamos quedando en la ruralidad que no es mucha gente”.

 

Acceso a la vivienda y a la salud

Ambas dirigentes concordaron en que no se han visto grandes avances en cuanto a mejorar la calidad de vida de la mujer rural, sobre todo por las dificultades propias del territorio y la falta de políticas públicas, Leticia Ramírez indicó que de a poco y siempre con muchas dificultades algunas mujeres han podido acceder a vivienda, ya que las exigencias son altas.

“El Estado no asume la condición que tiene el territorio, exige titulo de propiedad cuando la mayoría de campesinos y campesinas viven en comunidades agrícolas y no permite el agua por acarrero y es la realidad que tenemos”, sostuvo Ramírez, añadiendo que uno de los aspectos más necesarios es el acceso a la salud.

Mirtha Gallardo complementó lo anterior señalando que para avanzar en mejorar la calidad de vida de las mujeres en la ruralidad es importante la voluntad, sobre todo para temas tan importantes como la salud de personas que se dedican a la trashumancia.

“Yo no veo que vayamos avanzando y esto lo veo cuando la gente comenta la necesidad que tiene. Muchas veces no tienen acceso a la tierra y agua para pertenecer a los programas”, sostuvo Gallardo, añadiendo que existen temas básicos que se pueden implementar, como el acceso a la salud para mujeres trashumantes”.

La dirigente agregó que otros temas como la nivelación de estudios o entrega de herramientas educativas para que las mismas mujeres trashumantes le puedan traspasar a sus hijos que llevan a las veranadas son aspectos que no han sido considerados y que requieren solamente de voluntad. “Hay cuestiones que eran para ayer, es solo un tema de voluntad y hay que seguir en las diversas propuestas que tenemos. Hay medidas de corto y mediano plazo y otras que se tienen que hacer en el marco de la nueva Constitución y otras que se tienen que legislar”.

 

Las principales luchas

Al consultarles sobre las principales luchas de las mujeres en la ruralidad, Leticia Ramírez aseguró que estás tienen que ver con “el respeto a la vida de las mujeres, a los derechos de las mujeres, a hacer visibles esta dificultad que vive la mayoría de las mujeres que es el machismo por una parte y por otra parte a las mujeres del territorio rural que la política pública sea más flexible y amable con las y los campesinos que son los que producen el alimento”.

Mirtha Gallardo en tanto invitó a las mujeres rurales “a luchar, a seguir luchando por aportar para mejorar condiciones de vida de habitantes rurales aunque por ello se nos vaya la vida”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X