• El prelado Manuel Donoso indicó que “a lo mejor yo traspasé la información. Si a mi me hubiera llegado una cosa así, primero tendría que leerla”.
Crédito fotografía: 
Cedida
El religioso conversó con El Día tras ser emplazado por un reportaje exclusivo de 24 horas que indicaba que habría recibido de parte del sacerdote Jaime Valencia, documentos con las denuncias contra el religioso perteneciente a la comunidad de Schoenstatt.

Monseñor Manuel Donoso descartó conocer la existencia de una  supuesta carpeta  en la que se relatarían las declaraciones de unos 47 niños que habrían sido abusados y violados por el exarzobispo de La Serena , Francisco José Cox.

El prelado dijo a El Día que está dispuesto a que se aclaren las cosas y que  se debe investigar.

“No he visto listas, no conozco  esa carpeta  o al menos no la recuerdo , entre tantos papeles. Pero sí recordaría si se trata de tantas denuncias como 47”, indicó el religioso.

Además descartó haber “echado yo a alguien. Eso es muy raro” como indican en el reportaje de TVN.

Donoso sostuvo que esperará a hablar con el entonces obispo auxiliar de La Serena, Luis Gleisner, que es experto en derecho canónico para  referirse más detalladamente a la situación. 

Investigación periodística

La investigación, dada  a conocer anoche en exclusiva en 24 horas,  señala que  el  documento fue entregado a autoridades eclesiásticas, pero los antecedentes quedaron en el olvido.

Alexandros Vladyka, arzobispo de la Iglesia Ortodoxa de La Unidad, quien era laico en    La Serena en los tiempos que se destapó el caso Cox, indicó que trabajó junto al sacerdote Jaime Valencia , a solicitud de monseñor Manuel Donoso, para establecer la veracidad de las denuncias que existían entorno al religioso perteneciente a la comunidad de Schoenstatt.

Tras terminar la investigación, hace 16 años, habrían entregado  manuscrito y en hojas de oficio  la documentación a Donoso, quien no la habría tomado en cuenta.

Vladyka  señaló que muchos de los menores hablaban derechamente de   violación  y que “todos sabían que ( Cox) salía a diferentes horas del día y la noche a buscar niños. Recuerdo que los niños decían que ellos eran penetrados”.

El arzobispo de la Iglesia ortodoxa indica que el fallecido sacerdote Jaime Valencia  le decía que  escribiera los relatos tal como se lo decían los niños.

“Entre 2003 y 2004 hablaron con unas decenas de niños quienes les indicaban cómo los tocaba en su camioneta  y les pasaba 5 o 10 mil pesos, dependiendo de lo efectivo que hubiesen sido para él”.

 Alexandros Vladyka sostiene que  buscaba a jóvenes que fueran físicamente fuertes y el pago iba subiendo de acuerdo a lo que fueran accediendo.

“Había denuncias permanentes que se omitían o no tomaban cartas en el asunto”.

Agrega que  el sacerdote Valencia le entregó los antecedentes en las manos del obispo Donoso y que en esos documentos salía dónde los recogía y cuánto les pagaba.

“Años después me encontré al padre Valencia y le consulté  sobre la investigación y me respondió que  quedó en nada”.

El actual  religioso ortodoxo dice que encaró a Manuel Donoso respecto de que recibió las carpetas con las denuncias  y este no hizo nada.

“Él me miró a un lado y me dice: Desaparece. Tú te vas de aquí”, indicó Vladyka a 24 Horas.1203 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X