Crédito fotografía: 
El Día
El profesional señaló como inusual el fenómeno que está azotando hace varios días las costas de Norteamérica y el Caribe.

Debido al impacto que ha ocasionado en nuestro país y en el mundo el huracán Irma, el meteorólogo Cristóbal Juliá, fue consultado por Diario El Día saber más de estos fenómenos y la posibilidad de que se produzcan en el país. Todo ello, por el revuelo que ha causado la especulación al respecto en los medios de comunicación, sumado a los constantes cambios en el clima.

Sin dudas es un fenómeno que no ha dejado indiferente a nadie, por ello el profesional señaló que no es muy común lo que se está viviendo en Estados Unidos y el Caribe.

 “Lo que se ha observado durante los últimos días en la prensa es la seguidilla de huracanes, lo cual ha sido bastante inusual en el sentido de que ya dos huracanes de categoría 3 a 4 a golpeado suelo norteamericano en un mismo año y en un corto periodo no ocurre muy seguido. Cuba, Puerto Rico, Barbudas y otras islas del Caribe se han visto muy afectadas por el huracán Irma y lo que fue anteriormente en Texas, Houston, que fue afectado por el huracán Harvey. Lo que ocurre es que la temperatura del océano está anormalmente alta y hay que decir que es justamente el océano la principal fuente de energía de un huracán, por lo tanto, cuando estos hacen ingreso a tierra firme pierden su fuente de energía y por eso se van debilitando y finalmente disipando”, señaló.

En relación a las intensidades y los grados con que son calificados los huracanes, Juliá señaló que esto determina la potencia y el movimiento que va teniendo el fenómeno, lo que determina su energía y cómo afecta al territorio.

 “Principalmente lo que va modificando esto es la rotación que va teniendo el huracán, la energía que va absorbiendo precisamente del océano y como contribuye todo el entorno que tiene el huracán mientras se va desplazando, por lo tanto, si por ejemplo, estos se mueven de manera bastante rápida pierden energía, entonces esto está asociado tanto a los vientos alisios como a los vientos que circulan en el océano atlántico ecuatorial, sumado esto a una temperatura más alta del océano se produce mayor evaporación y por lo tanto, se alimenta con mayor energía el huracán. Entonces depende principalmente de estos factores y este año debido también al calentamiento global tenemos un océano atlántico más cálido de lo normal, por eso hemos tenido esta seguidilla de huracanes que ya hemos observado y estos de categoría 5 como Irma, uno de los huracanes más grandes que se ha observado en los últimos años con un diámetro de casi 900 kilómetros”, agregó.

Finalmente al ser consultado sobre la posibilidad de que estos fenómenos lleguen a las costas de Chile, el meteorólogo señaló que es muy poco probable, debido a las condiciones del mar y climáticas existentes en el territorio nacional.

 “No, ya que como mencionaba anteriormente la fuente de energía de un huracán es un océano cálido, aguas marinas cálidas y en este caso el mar del Atlántico y del Caribe tiene una temperatura aproximada de 25-27 grados con la anomalía y lo que pasa acá en las costas chilenas que estamos bañados por la corriente de Humboldt tenemos una temperatura del agua que oscila entre invierno y verano de 12 a 15 grados, una temperatura muy fría, por lo tanto, los índices de humedad son mucho menores y esto no permite de hecho, alimentar un sistema meteorológico como los huracanes”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital