• El edificio del Mercado Municipal, que alberga a unos 16 locatarios, en el futuro se podría transformar en una moderna inversión, aunque todo se ha visto retrasado por la contingencia del Covid-19.
    El edificio del Mercado Municipal, que alberga a unos 16 locatarios, en el futuro se podría transformar en una moderna inversión, aunque todo se ha visto retrasado por la contingencia del Covid-19.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
A pesar que los acuerdos están, la crisis sanitaria ha demorado los protocolos y no se ha podido acordar reunión para rubricar el documento. Esto también tiene paralizado los eventuales préstamos para construir nueva infraestructura.

La crisis sanitaria por el Covid-19 sorprendió a los locatarios del Mercado Municipal de Coquimbo en plenos trámites con el Servicio de Vivienda y Urbanismo, Serviu, para que esta entidad estatal les traspasara en arriendo un terreno de Avenida Varela para instalarse con sus locales, luego que estaban siendo desalojados del histórico edificio en donde han funcionado por décadas.

Los locatarios reconocen que estaban en plenos trámites cuando vino la crisis por la pandemia y esperan que las coas se vayan allanando para poder finiquitar el contrato de arriendo, trámite esencial para  realizar otras gestiones, como por ejemplo tramitar un crédito blando con el BancoEstado, entidad que les solicita ese documento como requisito para poder  entregarles los recursos que serán destinados a construir los nuevos locales.

El tesorero del Sindicato de Locatarios del Mercado, Darwin Arqueros, precisa que antes de que se decretara la catástrofe  no alcanzaron a la firma del documento, ya que el escrito contenía algunos párrafos que ellos pidieron fueran cambiados. “había partes con las que no estábamos de acuerdo”, señala.

Dichas partes del contrato dicen relación con algunas palabras o párrafos, como por ejemplo, en una cláusula señalaba que no era prorrogable, pero en el Serviu aceptaron modificar algunas partes, envió de vuelta el contrato y estaban en ese proceso cuando se declaró catástrofe nacional por el Covid-19, lo que en la práctica significó que ya no pudieran reunirse con los representantes del Serviu para la rúbrica del documento.

“Estamos ad portas de firmar el contrato, más allá de una semana no creo que pase y con ese documento se nos abren todas las oportunidades que requerimos”.

Adportas de la firma

Darwin Arqueros indica que en comunicaciones por intermedio de correos electrónicos se han estado contactando y “estamos ad portas de firmar el contrato, más allá de una semana no creo que pase y con ese documento se nos abren todas las oportunidades que requerimos, porque el BancoEstado nos solicita ese contrato y el proyecto para comenzar a hablar del préstamo. Y el Gobierno Regional también nos pide el contrato de arriendo, porque llevar solo palabras no sirve de nada”, precisa el dirigente.

Otros trámites inconclusos

Según plantea Darwin Arqueros, producto de la contingencia quedaron trámites por concretar. “Con la empresa que iba a construir en el mercado tampoco pudimos firmar un acuerdo notarialmente, ahora menos, porque están todos en sus casas, la notaría tiene gente de la tercera edad también y están todos resguardados, por lo que apelamos nosotros a la buena disponibilidad de la empresa”.

Entienden que la contingencia también ha afectado a la empresa con la que han arribado a acuerdos, por lo que los locatarios estiman que esto se va a retrasar un poco sobre lo previsto.

Señalan que se han visto afectados en lo económico y que están pensando en implementar delibery para poder seguir con el negocio hasta que pase el período de catástrofe, aunque entienden que la situación es límite, ya que el virus no respeta clases sociales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital