Crédito fotografía: 
Cedida
Claudita Heise se está preparando para los Panamericanos de Ajedrez que se realizarán en Guayaquil, Ecuador. Pese a la falta de recursos, su familia ha logrado gestionar algunos ingresos para potenciar el talento de esta niña prodigio

“Mi meta es estar entre las cinco mejores. Estoy entrenando mucho y tengo plena confianza en mis medios”. Así de segura y entusiasta está Claudita Heise, que con sólo siete años de edad ha demostrado con creces por qué es una niña prodigio y además es una de las deportistas más importantes de la Región de Coquimbo y del país.

En base a una inteligencia y capacidad de visualizar estrategias en diversas partidas, tanto cortas como largas, la pequeña gigante del ajedrez local ha demostrado que está varios peldaños sobre la media. Incluso, ante niñas y niños mayores que ella, ha conseguido en forma sencilla quedarse  con los compromisos. En la región, se podría decir que no tiene competencia. 

A nivel chileno también ha dado pasos grandes, siendo campeona nacional, por lo que el siguiente hito está lejos de nuestras fronteras.

El más próximo es el Panamericano de Ajedrez, que se realizará del 20 al 28 de julio en Guayaquil, Ecuador, donde participarán más de 30 países de todo el continente, donde los representantes de Estados Unidos y Canadá son favoritos.

Para esto, Claudia se está preparando intensamente en Santiago, con entrenamientos presenciales. Por lo general, los trabajos con su coach los realiza a distancia a través de Skype.

Gustavo Heise es el papá de Claudita, quien relató a diario El Día como se ha preparado en estos días.

“Está entrenando dos horas diariamente en forma presencial, y durante una hora se dedica a hacer ejercicios. Aunque en estos días ha incrementado su carga”, subrayó el progenitor de esta talentosa niña.

Las brechas

A juicio de Gustavo, las diferencias en la alta competencia se marcan por la cantidad de torneos donde se participa y el nivel de rivales a los que se enfrenta. Lamentablemente, en la Región de Coquimbo es complicado encontrar parámetros para ella.

“La diferencia es muy grande, y no sólo pensando en las competidoras de Estados Unidos o Canadá. También ocurre con las brasileñas o colombianas, que tienen al menos durante el año doce o quince torneos largos a nivel internacional. La verdad es que sólo pudimos privilegiar la asistencia a sólo dos competencias de alto nivel, porque lo más importante es costear los gastos del profesor. Por ende, las diferencias son bastante grandes”, señaló.

Para poder reducir aquellas brechas, resulta fundamental que exista más respaldo de la empresa privada y fundamentalmente de la autoridad política, porque el único apoyo permanente es el que reciben por parte del Municipio de La Serena, gracias a la venia del alcalde, Roberto Jacob.

Sin embargo, ese importante respaldo sólo cubre cerca del 20% de los requerimientos de Claudia Heise como ajedrecista de élite.

“Sólo hemos postulado a algunos fondos, pero lamentablemente no tenemos certeza de que se pueden ganar. El año pasado nos adjudicamos un fondo del Gobierno Regional que nos permitió palear diversos gastos del segundo semestre, pero la verdad de las cosas es que todos los años estamos con la incertidumbre de conseguir los recursos necesarios. De otra forma, estaríamos tranquilos”.

Respecto del nivel que tienen los participantes del Panamericano, Gustavo señaló que es muy alto, pero ellos tienen altas expectativas respecto de lo que puede rendir Claudita. “Van a participar entre 35 y 40 niñas, que son las campeonas y subcampeonas de cada país.  A mi juicio, ella debería estar entre las top ten del torneo. En realidad, sería un excelente resultado, porque también en Cuba y Centroamérica hay un nivel muy superior”, acotó.

Otro desafío muy importante para Claudia Heise es el Sudamericano que se va a desarrollar en diciembre, donde espera imponer su hegemonía en esta región del continente. 

Cabe destacar que el Colegio Alemán, donde estudia Claudita, le ha dado un gran apoyo y le permite flexibilizar su tiempo de estudio para entrenamientos y competencias.

Toda la fe

Quien está muy esperanzada es la propia Claudita. “En los últimos días he entrenado mucho, casi cinco horas diarias, porque el campeonato va a ser muy duro. Me estoy mentalizando para ser la mejor, y creo que puedo estar entre las cinco mejores”, subrayó.

Respecto de sus potenciales rivales, la deportista regional aseguró que “serán todas muy complicadas, pero soy muy fuerte y creo que voy a ganar algo importante”, concluyó Claudita, que viaja con el apoyo de toda una región que espera lo mejor de ella.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X