Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes y Lautaro Carmona
El edil asegura que si bien contar con un gobierno políticamente afín podría hacer más viable obtener recursos para la comuna, será fundamental la capacidad del municipio de presentar y defender buenos proyectos.

Expectante respecto del futuro del proyecto Dominga en el proceso de conciliación al que convocó el Tribunal Ambiental a Andes Iron y el Servicio de Evaluación Ambiental pero, a la vez, consciente de que sin la minera la comuna debe seguir creciendo, sobre todo de la mano del municipio y las iniciativas que éste pueda concretar, se mostró el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos Ossandón.

En conversación con Diario El Día, el edil se refirió a cómo, en su calidad de alcalde representante de Chile Vamos, se relacionará con las nuevas autoridades regionales y al futuro de la comuna en los posibles escenarios en caso que Dominga sea aprobado o rechazado por la instancia judicial.

-¿Qué expectativas existen respecto del proceso de conciliación en el que participarán Andes Iron y el Servicio de Evaluación Ambiental?

“Hay que dejar que la institucionalidad funcione. En este momento el proyecto está judicializado, esperemos que el Tribunal emita lo que corresponde desde el punto de vista jurídico y técnico, sin primar lo político como, a mi parecer, fueron las instancias anteriores. Si el mismo Servicio de Evaluación Ambiental dijo en su oportunidad que Dominga cumplía con lo que la ley establece y, además, recomienda que sea aprobado, es porque técnicamente es viable y sería una tremenda oportunidad para la comuna de La Higuera. Hay que dejar que la institucionalidad, en este caso, la justicia, funcione y que sea lo que tenga que ser. Nosotros tenemos que estar preparados para trabajar con Dominga o sin Dominga”.

-¿De qué manera se han analizado, tanto en el municipio como en la comunidad de La Higuera, cada uno de esos escenarios?

“Si el proyecto Dominga no se aprueba, tendremos que seguir trabajando tal como lo hemos hecho hasta ahora, con este gobierno y el próximo gobierno que viene en camino. Tenemos que tener la capacidad de seguir gestionando proyectos para nuestra gente que son prácticamente beneficios sociales. La diferencia es que Dominga puede ofrecer lo que el Estado, el gobierno de turno o el municipio no pueden ofrecer, que es un trabajo estable, permanente para la gente, bien remunerado y además de eso, la posibilidad de que la gente de la comuna pueda emprender en la prestación de servicios”.

-¿Qué tan dividida está la opinión pública en la comuna respecto del proyecto? ¿Qué sensación ronda en el ambiente?

“La gente en el borde costero, principalmente, ve al puerto como una amenaza para su actividad económica y productiva, que es la pesca artesanal y el turismo, pero la gente del interior lo ve como una oportunidad laboral, en una comuna que tiene tradición minera, historia portuaria y no ven obstáculos para que este proyecto pueda desarrollarse en la comuna. Hay algunos más apasionados que otros. Ambas posturas son legítimas, por lo demás. Creo que aquí hay que dejar que la institucionalidad funcione. El legislador dijo que había un servicio que iba a evaluar los proyectos, el SEA, que es quien tenía que determinar si el proyecto cumple o no con la normativa, la legislación y los parámetros medioambientales y eso debe funcionar. Si no, hay que cambiar la ley y eso pasa por un tema de Estado y poder legislativo. Después de que el SEA estudió durante tres años y medio el proyecto, que tiene 30.000 páginas, en una mesa en que estaban quince personas, se cayó en diez minutos. Ahí hay una pérdida de recursos, económicos y humanos para Chile, no solamente por Dominga, sino que por todos los proyectos que vienen para La Higuera, la región y el país".

-Considerando que estamos ad portas del nombramiento del nuevo intendente y que usted es políticamente afín a Chile Vamos, ¿Qué expectativas existen respecto de las nuevas autoridades regionales?

“Los gobiernos de turno tienen la obligación de ayudar a todas las comunas. Debo reconocer que, con el gobierno actual, tuvimos una importante inversión en la comuna y eso se debe, sin dudas, a la buena gestión del municipio, tanto el alcalde como el concejo y la capacidad que tenemos de atraer recursos a la comuna. Sin dudas que con un gobierno de turno (afín políticamente al alcalde) las cosas se facilitan, pero no quiere decir que con una bolita mágica conseguiré lo que quiera. Eso facilita las cosas, yo creo como alcalde de La Higuera, que las hace mucho más fáciles, pero depende de la capacidad técnica que tengamos de levantar buenos proyectos. Cabe recordar que cada uno de los proyectos que realiza el Estado o el Gobierno Regional, a través del FNDR o los diversos fondos sectoriales, nacen desde los municipios y deben tener una viabilidad técnica aprobada, ya sea por el GORE o el Ministerio de Desarrollo Social. Entonces, también pasa por la capacidad técnica que tengamos los municipios de poder levantar buenos proyectos, técnicamente viables, para que puedan ser subvencionados por el Gobierno Regional. Creo que vamos a poder lograr importantes obras, que hemos esperado por mucho tiempo”.

-En abril de 2017, posterior al rechazo al proyecto Dominga, usted señalaba que debía impulsarse un “Plan La Higuera”, que considerara medidas y proyectos que saquen adelante a la comuna. ¿En qué consiste este plan, qué iniciativas contempla?

“Este plan contempla sacar adelante algunos alcantarillados que tenemos pendientes en las localidades de Chungungo y Los Choros, una serie de construcciones de sedes sociales a través del Programa de Mejoramiento Urbano de la Subdere, en donde hasta se nos ofreció un profesional para elaborar estos proyectos, profesional que obviamente nunca llegó a la municipalidad”.

-¿De qué manera se va a plantear esta necesidad de desarrollo a las nuevas autoridades?

“Vamos a presentar este plan al nuevo intendente. Se lo presentamos al actual intendente y la verdad es que nunca obtuvimos una respuesta. Elaboramos un documento inicial, luego nos reunimos en un par de ocasiones, él (Claudio Ibáñez) destinó al seremi de Economía Rodrigo Sánchez a cargo de este documento, que iba a ser el Plan La Higuera y la verdad es que todo terminó en conversaciones. Nunca se ejecutó nada, absolutamente nada. Por lo tanto, es mi misión presentar este nuevo Plan La Higuera al nuevo intendente. Nosotros inicialmente elaboramos, junto al concejo comunal, este proyecto, que era resorte de este gobierno. No presentamos este proyecto para que fuese ejecutado el 2025, eran cosas que este gobierno podía resolver o dejar amarradas, dentro de sus sectores, ya sea FNDR, Circular 33 o fondos sectoriales. Fuimos bastante realistas al elaborar este plan, pero lamentablemente nunca tuvimos respuesta oficial y concreta con respecto a esto”.

-¿A qué se debió esto? ¿Fueron factores políticos?

“No lo sé, lo desconozco. En noviembre o diciembre, todo el mundo se preocupó de las elecciones y, obviamente, presentar un Plan La Higuera, donde existe un alcalde de oposición, me imagino que no era la prioridad para el Gobierno Regional. Después de las elecciones, menos, sabiendo que las perdieron.“En La Higuera, además, el abanderado de Chile Vamos, Sebastián Piñera, obtuvo un resultado histórico en una comuna donde la izquierda arrasaba. Cabe recordar que, en las elecciones en que fue electa la presidenta Michelle Bachelet, obtuvo 83% en La Higuera. Al final, esas cosas igual determinan algunas acciones y yo creo que no era prioridad levantar un Plan La Higuera para el Gobierno Regional en ese momento”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X