Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El dirigente sindical arremetió contra el actual edil por su decisión de desvincular a funcionarios que según él, han cumplido con sus funciones al interior de la entidad. Por lo mismo, aseguró que en esta situación pesaron más las decisiones políticas que aquellas relacionados con la labor realizada.

“Aquí hubo una persecución a todos los que pertenecíamos a partidos políticos o participaron de alguna u otra manera en campañas políticas en años anteriores y a la vez, en la última elección”. Así lo asegura el actual presidente de la Asociación de Funcionarios a Honorarios de la Municipalidad de Coquimbo, José Ossandón, quien afirmó que el recién electo edil de la comuna-puerto, Alí Manouchehri, se comprometió a revisar “caso a caso” la situación de los funcionarios que trabajaban en la municipalidad. 

Ossandón señala que desde un principio “teníamos más que claro que iban a salir todo estos asesores ‘fantasmas’ o externos. Lo teníamos claro y pensábamos que por ahí íbamos a empezar”. Es más, ellos como trabajadores consideran que este proceso de revisión era necesario hacerlo. “Sabemos de la mala administración anterior, sabemos de los conflictos que habían en temas presupuestarios dentro del municipio. Pero aquí cayeron justos por pecadores”, reclama.

Leer también: Ola de despido tensiona a municipio de Coquimbo: no se descartan más desvinculaciones 

Listas negras   



En ese sentido, el representante sindical afirma que una vez iniciados los despidos, pudo darse cuenta que existían eventuales “listas negras”, en donde al momento de desvincular a una persona, comenzó a pesar más su condición política que su labor administrativa. 

“En realidad aquí no se vio el profesionalismo de la gente ni la forma en como realizaban su trabajo. No se conocía a la gente, y se tomó esta posición tan abrupta de desvincular y dañar a la familia municipal”, declara. 

Pero lo que más le molesta a Ossandón, quien es militante DC, es que públicamente, en un encuentro virtual con los socios del sindicato de trabajadores a honorarios de la municipalidad, el actual alcalde –en ese momento candidato– aseguró que el trabajo de cada funcionario iba a ser evaluado. 

“Aquí hubo un compromiso del alcalde Manouchehri, en que si bien, iban a ver despidos, se dijo que se iba a evaluar caso a caso, algo que él no cumplió, diciendo que el compromiso quedó nulo porque no sabía todo lo que había dentro del municipio con el desorden administrativo que había”, asegura el dirigente. 

Por estas decisiones sostiene, han sido afectados funcionarios, algunos de larga trayectoria laboral, y que, o habían participado en campañas municipales anteriores, o que habían ingresado antes de la llegada del exalcalde Marcelo Pereira a la entidad consistorial. 

Persecución política



A través de un comunicado virtual, el alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, se refirió justamente a este tema, en donde, además de reconocer que la situación financiera y administrativa del municipio es peor de lo que se pensaba, mandó un duro recado a los partidos políticos que han criticado sus últimas desvinculaciones. 

“Quiero decirle a los partidos políticos que han salido a criticar: ¿dónde estuvieron ustedes en estos cuatro años cuando se reventaba la municipalidad de Coquimbo? A los políticos que han salido a criticar: ¿dónde estuvieron sus fiscalizaciones mientras destruían su municipalidad? Tengo un mandato ciudadano y eso haré”, señaló el edil. 

Respecto a ello, el dirigente José Ossandón aseguró que durante la administración Pereira “intentamos en muchas ocasiones poder hablar con el ex alcalde, pero no se nos escuchó. Nosotros le advertimos al alcalde Pereira las cosas que estaban mal, e incluso tuvimos problemas también con desvinculaciones bajo esa administración. Y aquí como siempre, se golpea a la gente que no piensa igual que tú”, critica. 

En ese sentido, el dirigente acusa una permanente persecución política que existía y existe al interior de la municipalidad de Coquimbo. 

En el caso puntual de lo que se está viviendo, Ossandón señala además que la gente que hoy reclama por haber sido despedida, “es porque realmente ellos hacían su pega. De hecho, son súper pocos en comparación al número total de gente desvinculada”.

Leer también: Manouchehri por críticas tras despidos: “dónde estuvieron estos cuatro años” 

Operadores políticos 



El dirigente también criticó el discurso del edil relativo a los “operadores políticos” que era necesario sacar para limpiar el municipio, pues a la larga, esos puestos serán ocupados igual por cercanos a la actual autoridad municipal, sin concurso público ni entrevistas previas. 

“Para qué andamos con cosas. Ellos hablan de los operadores político, pero los operadores políticos son las personas que trabajan en campaña y luego de la elección, ingresan al municipio. Y la gente que ingresó ahora con él, también son sus operadores políticos, pues no hubo concurso público (para su ingreso)”, manifestó. 

Ossandón incluso aseguró que la actual administración “tiene un discurso muy bonito de cara a la comunidad, pero al final, sigue siendo y haciendo lo mismo que las administraciones anteriores. Definitivamente aquí ha habido una falta de compromiso y de palabra con los trabajadores por parte del alcalde Manouchehri”, afirmó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X