Crédito fotografía: 
Instagram @surfserena
Rodrigo “Chumy” Araya murió la noche del jueves producto de las lesiones sufridas en una colisión en el sector de Las Compañías. Sus amigos lo recuerdan como un amante de las olas y un “siete pulmones” del Deportivo Alfalfares.

Un lamentable accidente se registró pasadas las 22:00 horas del jueves en el sector de Las Compañías, en La Serena. Se trató de una colisión de alta energía entre dos vehículos menores que terminó con una persona fallecida.

La víctima, Rodrigo Araya Vallejos, quien sufrió un paro cardiorrespiratorio tras el accidente y pese a que el personal médico trató de mantenerlo con vida, falleció en el hospital de La Serena producto de las lesiones.

Según la información policial, los ocupantes del otro vehículo protagonista del hecho se habrían dado a la fuga.

Al respecto, la Fiscalía ordenó la concurrencia de la SIAT y Labocar para esclarecer los hechos.

Adiós “Chumy” 



La noticia causó un hondo pesar en el mundo del deporte de la región de Coquimbo, debido a que el joven fallecido era un apasionado deportista.

Era un amante de las olas. El “Chumy”, como era conocido por sus amigos, siempre se destacó en el mundo del surf por su cordialidad y simpatía.

Así lo recuerda, Cristian Encalada, director de la Federación Chilena de Surf y miembro del Club Adapta Surf de Coquimbo.

“Era un muchacho de perfil bajo, amigo de todos. Muy buen surfista y siempre se le veía en la ola conocida como ‘la punta’ en Totoralillo”, indicó el surfista.

Encalada sostiene que Rodrigo Araya estaba apoyando siempre todas las iniciativas que surgían en los encuentros de surfistas.

“Si bien no competía mucho en los torneos, era más ‘free surf’ y de sentir las olas. Le gustaba más ir a ver que estar en las competencias y estar compartiendo con el grupo. No estaba al parecer en ningún club”, señala Encalada.

El dirigente deportivo indicó que Araya siempre tuvo buenas palabras y se asombraba con el trabajo que ellos realizan con los niños con discapacidad.

En este contexto, decenas de mensajes de condolencia y pesar se han registrado en las redes sociales, destacando la alegría y amabilidad del joven deportista.

“Desde el tiempo de la rama de surf de la universidad fuimos grandes amigos y hasta ayer que hablamos contigo, siempre con una gran y amable sonrisa. En el cielo te esperan los tubos, brother”, sostienen en las cuentas de redes sociales de Surfserena.

Otro deporte que Rodrigo Araya amaba era el fútbol, el que practicaba en el Club Deportivo Alfalfares, donde lo reconocían como un “siete pulmones”.

“Siempre llegaba atrasado, pero era un gran jugador y lo más importante un ser increíble”, señalaron desde el club.

 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X