• Hernán Ahumada se ha caracterizado por usar chupalla y traje de huaso, con aplausos de algunos y críticas de otros.
Crédito fotografía: 
Cedida
Se ha destacado por mostrar la comuna a nivel nacional, señala que el que “madruga Dios lo ayuda”, por eso a las 6 Am ya está en operaciones, tiene 43 años, casado hace 14 años y con 3 hijos, amante de la vida campestre del Valle de Elqui y de sus animales, su mayor pasión. Le gusta la sandía y el puré con bistec.

Hernán Ahumada, alcalde de Paihuano, analiza su gestión, desafíos y conocemos sus anhelos, vida familiar, planteamientos políticos y sociales.

Balance de gestión

Señala que ha sido experiencia enriquecedora, con bastante trabajo comunitario y en terreno. “Me he tratado de desempeñar bien, gracias al apoyo que he tenido de mi familia, eso ha sido fundamental. Las personas que están en cargos públicos y de elección popular, si no cuentan con el apoyo de la familia, les resulta más complejo”.

Sostiene que su vida ha estado dedicada al servicio público, gracias a su profesión de “Asistente Social” que también comparte con su esposa Javiera Adaro, quien ha sido un pilar fundamental y batería para poder funcionar. Estuvo 20 años en el municipio de La Serena que sentó las bases del presente como alcalde en el ámbito de la administración y trabajo comunitario. También fue scout desde los 8 a 19 años donde aprendió sobre disciplina, amor por la tierra y trabajo en equipo.

Enfrentando situaciones adversas

Cuando asumió como alcalde y en estos 4 años, ha tenido una serie de hechos que han marcado la historia de la comuna, como el incendio del Pueblo Artesanal de Horcón, donde argumenta que en “15 minutos se destruyeron 15 años de labor, por lo que de inmediato reiniciamos la reconstrucción y ya están entregadas las llaves de nuevos y modernos módulos.”

También a los meses de asumir se produjo una de las mayores nevazones que provocó el extravío de arrieros en la cordillera, quienes estuvieron 2 semanas atrapados, pero gracias a un importante trabajo de búsqueda se logró el rescate y apoyo. “Luego vino el estallido social y la pandemia que se mantiene, en todos estos temas, el trabajo con el equipo municipal fue clave para superar los hechos complejos”, explica el alcalde.

 Obras emblemáticas

Hernán Ahumada se considera simpático, cercano y amante a las tradiciones del campo. Asegura que cuando asumió se impuso metas, como, por ejemplo, la llegada del BancoEstado que alivió a los habitantes de perder un día entre viaje de ida y vuelta a Vicuña donde quedaba la sucursal más cercana. También gestionó la llegada de una farmacia y ahora la meta está con la instalación de una oficina de Chile Atiende, pero esta es solo una parte, porque agrega que también el mejoramiento del APR de Pisco Elqui y nuevas viviendas.

“Un compromiso de campaña fue entregar habitabilidad, porque es incomprensible que las últimas viviendas construidas en Paihuano tengan una data de 16 años atrás. Hicimos las gestiones, apoyamos a los comités, y al cabo de un año y medio logramos inaugurar una población después de muchos años y ahora vamos por más poblaciones”.

También Ahumada asegura que desde el primer momento de alcalde tuvo la misión de entregarle corazón al Valle de Elqui, en dos ámbitos.  “El primero es que Paihuano era una comuna que estaba sumida en el miedo, la gente no hablaba no se relacionaba. Lo primero, más que lo material, fue la apertura total, que la gente se pudiera expresar libremente, distintas tendencias religiosas, políticas, entre otras”.

 Entre los desafíos futuros está el nuevo estadio y el hospital para el Valle de Elqui donde los beneficiarios sean los habitantes de Paihuano y Vicuña

Felicitaciones por barrera sanitaria

Otras de las gestiones destacadas por la comunidad en la gestión de Hernán Ahumada han sido las diversas medidas implementadas por la gestión municipal con la barrera sanitaria en el ingreso de la comuna, educación y entrega de protocolos, además ahora último con los anfitriones sanitarios que recorren la ribera del río y principales locales turísticos fiscalizando el uso de mascarillas y entregando recomendaciones.

Redes sociales y familia

Hernán Ahumada cree en la buena vibra, en el positivismo, la energía y el poder de atracción, por lo que sostiene que “cuando tu atraes buena vibra, algo positivo te llega; cuando tiras mala onda o un comentario mal intencionado, eso se devuelve”.

Sobre su vida familiar comenta que el fin de semana es sagrado para la su esposa e hijos, “lo bueno de la conectividad es que uno puede llamar o hacer videollamadas y estar siempre conectados.La familia es como un cargador de energía para seguir la siguiente semana trabajando con la misma fuerza. Si no tienes ese cargador cerca, va bajando la batería”.

Los animales y objetos antiguos sus aficiones

Apreciamos en el hogar del alcalde Ahumada, un verdadero museo de adornos con elementos campesinos y de la historia del Valle de Elqui, varias antigüedades que llaman la atención como unas botellas de pisco de diversos años, las cuales compró casi a 8 mil pesos cada una.

“Yo soy amante del Valle de Elqui, la familia Ahumada es conocida en el valle, Vicuña y Paihuano, por ser servidores públicos. Para los que amamos el valle, no es sólo un pedazo de tierra con algunas casas y viñedos, para mí es tierra, con olor a campo, el rico aroma de la  uva, el sol que quema, que parte la piel. Si puedo tener concentrado el valle en objetos, en fotografías, en artículos antiguos que se usaban, busco mantener viva la historia.”

También los caballos y animales son sus regalones, en su casa mantiene 3 caballos, ovejas, gallinas, pavos y dos llamas. “Yo no juego a la pelota, pero mi pasión son los animales me encantan los caballos, porque son animales muy nobles. Todos tienen nombres y son muy regalones. Andan todo el día sueltos y a las 18: 00 horas se van a sus casitas”.

Tiene 12 chupallas

Hernán Ahumada se ha caracterizado por usar chupalla y traje de huaso, con aplausos de algunos y críticas de otros. “Yo no me pongo este traje o la chupalla para aparentar algo, sino que me gusta. Siempre me he puesto la chupalla y no me importa los comentarios mal intencionados. Algunos me decían cómo podía andar con chupalla en la intendencia, donde todo es más formal. Para mí no es disfraz, es mi vestimenta, es un estilo de vida. Yo tengo 12 chupallas cada una para una ocasión distinta y varios trajes de huaso”.

 En su mensaje final el alcalde Hernán Ahumada envió palabras a los habitantes de la comuna que han pasado momentos difíciles por la sequía y pandemia, indicando que el ánimo es fundamental llamando a “no perder la esperanza de un mundo mejor, unido y con metas comunes para lograr la felicidad personal y social”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X