• El alcalde Carlos Araya conversó con nuestro medio sobre el primer caso de Covid-19 confirmado en la comuna de Punitaqui.
  • El alcalde de Punitaqui asegura que se tomaron medidas para prevenir contagios desde el primer minuto, pero que es “como David contra Goliat”
Crédito fotografía: 
Cedida
Tras la confirmación del primer contagiado de Covid-19 en la comuna limarina, el edil expresó su preocupación ante la falta de recursos para enfrentar la crisis sanitaria. En entrevista con El Día, argumentó que la baja dotación de personal policial, la escasez de agua en la ruralidad y la poca conciencia de la sociedad están complicando el escenario.

La semana pasada se confirmó el primer caso de Covid-19 en Punitaqui. Se trata de un hombre de 35 años, voluntario de Bomberos, quien trabaja en el norte del país y llegó hace algunos días a la comuna con descanso, tras lo cual presentó síntomas asociados a coronavirus.

Concurrió al Cesfam de la ciudad el domingo y recibió los resultados el martes en la noche, y a la mañana siguiente la autoridad sanitaria de la Región de Coquimbo informó que se trataba del contagiado número 70 en la zona.

“Cómo le dices a las personas que se laven periódicamente las manos si escasamente tienen agua para beber”, Carlos Araya, alcalde de Punitaqui

Tras sostener una reunión junto a la intendenta Lucía Pinto y los demás alcaldes del Limarí, el jefe comunal, Carlos Araya, conversó con El Día para dar cuenta de las informaciones que se manejan sobre el caso y las medidas que ha tomado para evitar que el virus se propague por Punitaqui.

El alcalde está preocupado por lo difícil que resulta – asegura – hacer cumplir las medidas que ha dictado el Gobierno, ya sea por los escasos recursos policiales y municipales que manejan o porque muchos de los vecinos no le han tomado el peso a la pandemia. En la misma línea, advierte que acciones básicas como el lavado de mano se dificultan en la ruralidad.

“Aunque perdamos recursos, en Punitaqui no vuelve ningún estudiante a clases si no están dadas las condiciones para que no sigan los contagios”, Carlos Araya, alcalde de Punitaqui

Araya considera que “se ha dejado de lado” a las comunas pequeñas en medio de la crisis, se declara a favor de las cuarentenas, y sobre las clases afirma tajante que no se retomarán hasta que haya garantías de que el virus no se propagará.

-¿Cómo recibieron la noticia de este contagio? ¿Esperaban que se confirmara pronto el primer caso?

“La verdad es que es lamentable, tomando en consideración que de verdad tratamos de hacer todas las acciones que estaban a nuestro alcance para poder evitar que el coronavirus llegara a la comuna, pero esto es como David contra Goliat al final del día. Me comuniqué con la autoridad sanitaria y me informaron que esta persona trabajaba en el norte y se estaba investigando, pero que era un caso importado, no de la comuna de Punitaqui”.

-¿Qué medidas se tomaron para evitar la llegada del virus?

“Nosotros fuimos la primera comuna del Limarí que estableció un control sanitario preventivo. Lo comenzamos a hacer en los horarios de mayor afluencia vehicular, desde las 07 a las 10 de la mañana, luego desde las 11 a las 14 horas, y después en la tarde otras horas más. Hemos hecho un esfuerzo sobrehumano, porque esto es netamente local, acá no tenemos apoyo ni ayuda de nadie, solamente con nuestros recursos y funcionarios municipales ampliamos la cobertura de las 07:00 a las 19:00 horas en la entrada de la comuna.  

Desde un primer momento comenzamos a sanitizar los consultorios, la municipalidad, las plazas, los paraderos y, además, todas las noches, con recursos municipales y con la empresa privada –en este caso Dalbosco- que nos facilitó tractores, pasamos sanitizando todas las calles, los barrios y los pueblos aledaños a la parte urbana de Punitaqui”.

-¿Está clara la trazabilidad en el caso confirmado?

“Se comenzó a hacer la trazabilidad entre la Seremi de Salud, ya que esas acciones le corresponden a ellos, y nosotros, desde la salud primaria”.

-Salieron a la luz algunos datos del contagiado,  ¿Qué resguardos se tomaron para evitar situaciones como las que ocurrieron en Vallenar?

“Gracias a Dios, si bien hay nerviosismo, no se llega a esos extremos en la comuna. No obstante, lo primero que se hizo fue llevar a este señor y a sus familiares más cercanos a la residencia sanitaria de la ciudad de Ovalle, donde se encuentran en este momento”.

-Usted indica que en la comuna se tomaron las medidas preventivas y que aun así llegó el virus, ¿cómo evalúa la labor del Gobierno, cree que debieron ser más estrictos?

 “Sí, obviamente, se necesitaron medidas más estrictas por parte de la autoridad, porque - lo digo con mucho respeto y altura de miras- para la autoridad muchas veces lo importante son las comunas grandes, que tienen mayor cantidad de personas y las comunas pequeñas quedan lamentablemente un poco de lado”.

-¿Qué dificultades han enfrentado en medio de la pandemia?

“Los cordones sanitarios y todas las acciones que hemos hecho han sido con pocos recursos, porque somos una comuna chica. Tengo a una cantidad de gente bastante importante que no está trabajando en la municipalidad, porque son de alto riesgo y con los que están haciendo teletrabajo, son muy pocos los funcionarios municipales, por lo que tuvimos que contratar a personas que pudieran hacer la pega todos los días, como el aseo municipal y la entrega del agua para el APR.

Tenemos cuatro carabineros por turno, no tienen vehículos para poder salir, hacen un esfuerzo sobrehumano para apoyarnos en el cordón sanitario y hay toque de queda ¿Cree que con cuatro carabineros para el toque de queda, cuando la gente no hace caso, se puede? Es tremendamente difícil poder abordar esta situación en comunas pequeñas como la nuestra, pero vamos a llevar a cabo todas las acciones que estén a nuestro alcance para evitar más contagios”.

-En esas condiciones y ahora con un contagio, ¿se les complica hacer cumplir las medidas como el toque de queda?

“Va a ser imposible ahora que hay un contagiado. La gente está nerviosa, porque los pocos carabineros se tienen que estar cuadruplicando, no tienen ni vehículos ni personal, es realmente alarmante la situación que vivimos en la comuna en el sentido de la seguridad, porque además es época de cosecha de droga y se sigue trabajando en ese tema.

Hay miles de acciones que no se pueden hacer y quedamos lamentablemente a la deriva en comunas como la nuestra. Sé que los militares están para comunas grandes, pero es bueno que de vez en cuando se acuerden y se den una vuelta”.

-¿Se sienten abandonados?

“Sí, hemos tenido que arreglarnos por las nuestras y no es llorar, pero es decir la verdad. A mí nunca me ha gustado pelear, ni hablar mal de nadie, porque yo asumí esa responsabilidad como alcalde y junto a mis funcionarios, de una u otra manera, vamos a tener que salir adelante con esta situación tan compleja, tan difícil y caótica, pero tengo la fe, la esperanza y la convicción de que vamos a poder un día reencontrarnos como punitaquinos”.

-¿Ha habido acercamiento de la autoridad?  Tenemos entendido que estuvo en una reunión con la intendenta…

“Efectivamente y en ese sentido agradezco a la intendenta la deferencia, porque de inmediato se contactó conmigo para poder entregarme la información –dentro de lo que se puede dar- de la persona contagiada. La reunión fue través de videollamada con alcaldes de las tres provincias y justamente le correspondía con los ediles del Limarí. Ella informó el tema del Covid-19, de la sequía y de la situación de proyectos y presupuestos, todos los asuntos que complicarán a los municipios para más adelante”.

-¿Con qué sensación lo deja esta reunión? ¿Pudo exponer su preocupación?

“Este tipo de reuniones son bastante cortas y no están los tiempos suficientes. Nosotros esta semana, que comienzan las reuniones bilaterales con la intendenta y su equipo,  recién vamos a poder como comuna dar a conocer en extenso la situación que estamos viviendo en Punitaqui, que esperamos que pueda cambiar un poco. La intendenta nos explicó que hay reuniones con el subsecretario de Desarrollo Regional, Alvarado, y podrían venir algunos bonos y alimentos, hay varios ejes que voy a poder analizar y ver en detalle durante la semana”.

Medidas preventivas 

-¿Cómo ha visto el cumplimiento de las medidas preventivas en la comunidad?

“Me hago responsable, a lo mejor no es políticamente correcto, pero aún no existe cien por ciento de conciencia social en las personas. Todavía hay mucha gente que no asume o no entiende que estamos viviendo una pandemia y qué puede ocurrir si no nos cuidamos. Por eso yo reitero el llamado a la gente que quiere seguir viviendo como lo hicieron hasta hace dos meses atrás y no se dan cuenta de que se están haciendo un tremendo daño, a ellos, a su familia, a su entorno y a toda la comunidad”.

-¿Cuál es el llamado?

“A la calma y a la responsabilidad, en Punitaqui hay mucha incertidumbre y temor por lo que está pasando, pero lo más importante hoy día son cosas tan básicas como el lavado de manos, el uso de mascarillas y el distanciamiento social”.

-¿Están las condiciones para garantizar medidas como el lavado de manos en la ruralidad?

“Ahí hay un tremendo problema porque la mayoría de la gente recibe agua a través de la intendencia y es muy poca, ¿cómo le dices a las personas que se laven periódicamente las manos si escasamente tienen agua para beber?”.

-¿Tomaría acciones por su parte, como lo han hecho otras comunas?

“Sí, nosotros estamos todos los días evaluando y dependiendo de lo que ocurra vamos a seguir solicitando una cuarentena comunal. Sabemos que la situación reviste ciertos análisis de parte de la autoridad, pero vamos a generar algún tipo de ordenanza. Estamos trabajando también raudamente para poder entregarle a la comunidad más mascarillas, alcohol gel, sobre todo a adultos mayores de la ruralidad. Son acciones pequeñas, pero que al final del día dan un poco de tranquilidad a nuestras vecinas y vecinos. Pero insisto, al final del día, hagamos lo que hagamos, quien tiene la primera opción es uno mismo, de ser solidario, de cuidarnos a nosotros y a nuestro entorno”.

-Es partidario entonces de las cuarentenas, que han pedido varios alcaldes y ha descartado la autoridad…

“Sí, totalmente. Haciendo los análisis correspondientes de cada sector y cada lugar, porque también hoy en comunas como la nuestra, que no tienen cuarentena, se han visto afectados los negocios, los emprendedores, hay mucha gente que ha quedado sin trabajo”.

-¿Cuál es su postura sobre las clases presenciales?

“Yo en ese sentido soy tajante. Al menos acá en la comuna de Punitaqui, aunque nosotros perdamos recursos, no vuelve ningún estudiante a clases si no están dadas las condiciones para que no sigan los contagios y para eso lamentablemente van a pasar varios meses”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital