Crédito fotografía: 
Cedida
En entrevista con El Día, la autoridad analizó la actual realidad epidemiológica de la región y los efectos del masivo arribo de turistas. Además, lamentó la muerte de dos de los residentes del Eleam de Las Compañías producto de un brote que afectó a 31 residentes y 7 trabajadores.

En las últimas semanas, la Región de Coquimbo ha experimentado una baja en los casos de coronavirus, lo que se ha traducido en el avance de las comunas en el marco del Plan Paso a Paso.

Al respecto, el seremi de Salud, Alejandro García, señaló que si bien en este escenario se permiten más libertades, también implica una mayor responsabilidad de parte de la comunidad. 

En entrevista con El Día, la autoridad analizó la actual realidad epidemiológica de la zona y los efectos que podría generar la masiva llegada de turistas durante las vacaciones de invierno. 

-¿Cuál es el balance de las búsquedas activas en estas últimas semanas?

“Es positiva. De todas las muestras que se realizan en la región, un 74% corresponden a búsquedas activas. Solo en el año 2021 se han realizado 166.876 muestras, con un promedio semanal de 8.200. A su vez, la positividad es de un 2%, es lo que detectamos en portadores asintomáticos. Con el aumento de visitantes a la zona, hemos realizado una especie de red con el vehículo de PCR y con el bus de antígenos, más las cuadrillas sanitarias. Trabajando tanto en el aeropuerto como en los terminales de buses. Se está haciendo un refuerzo de búsqueda activa (BAC) y la medida está siendo bien tomada por la comunidad”.

-Pero la sensación es que existen menos exámenes de PCR…

“No, para nada, se están haciendo las mismas. No ha bajado en ningún momento la toma de PCR en la región”.

-¿No existe temor que tras las vacaciones de invierno se registren rebrotes, tal como ocurrió en verano?

“Primero es una situación distinta, la disminución de casos ha sido bastante pronunciada y eso se debe a la cantidad de personas ya vacunadas. De hecho, 12 comunas de nuestra región están sobre el 80% con respecto a la cobertura de vacunación, a nivel del país se tiene un 75%, y la cobertura de la región llega a 77%. El panorama es distinto al verano, las personas de riesgo están inoculadas con sus primeras o segundas dosis, por lo tanto, el escenario sanitario es otro. Con esta nueva apertura se ha estimulado a utilizar los restaurantes en las partes cerradas, donde pueden estar aquellas personas que tienen las vacunas.

Además, se mantienen las medidas sanitarias como distanciamiento de las mesas y el aforo. Hemos aprendido a reforzar las pesquisas en lugares específicos como los malls. Hemos puesto un punto de vacunación fijo en centros comerciales que ha tenido muy buena llegada en la comunidad. Las cuadrillas sanitarias se han redestinado en lugares que existe mayor concurrencia de personas, como la playa, plazas o centros comerciales. Al principio las cuadrillas estaban enfocadas a nivel barrial, en el puerta a puerta. Esto no significa descuidarse, las fiscalizaciones siguen en todos los lugares con el apoyo del personal de Fuerzas Armadas”.

-¿Entonces descarta que se vuelva a dar un peak de casos como en el mes de marzo?

“No debería, pero ojo que las pandemias, sobre todo las virales, son cíclicas, por ende, siempre tenemos alzas, mantenciones y disminuciones, se van repitiendo estos ciclos con el correr del tiempo. Como estamos en invierno se mezclan con otros virus, por lo tanto, puede haber un alza, tener otra ola más pequeña y eso es lo que esperamos. La vacunación es vital y sí sirve para proteger a las personas ante el Covid -19. ¿Puede haber otra ola? Sí, pero lo que esperamos es que se repita la experiencia internacional, que sea menos compleja que las anteriores”.

-Pero ahora contamos con la variante Delta y ya se registraron contactos estrechos en la zona...

“De todas maneras, estamos en alerta y justamente tenemos un Departamento de Salud Pública en la Seremia de Salud y dentro de ella la Unidad de Epidemiología que está a cargo de controlar a los viajeros, evidentemente a toda la pandemia, pero en especial a estos casos de la variante Delta y sus contactos estrechos. Respecto a estos diez contactos estrechos de la zona, fueron pesquisados a tiempo y sus muestras son con PCR negativa y actualmente se encuentran en residencias sanitarias, todos asintomáticos a la espera que cumplan los 14 días de cuarentena para darlos de alta”.

-Las cifras han mejorado, pero los guarismos de los fallecidos siguen altos...

“Las personas que están utilizando las unidades de cuidados intensivos, específicamente los que están conectados a un ventilador mecánico, pueden estar mucho más tiempo. En vez de estar una semana, pueden llegar a un mes, eso significa que el cuadro ya se ha agravado. Una persona debería ir saliendo en el plazo de una semana que es lo ideal, después se van comprometiendo los órganos y el virus se va diseminando. Se va haciendo más sistémico e invade otras zonas.

Lamentablemente, las personas que son adultos mayores y no se han vacunado son los más afectados, tenemos el ejemplo lamentable de un Eleam, donde dos de ellas no se quisieron vacunar y son precisamente las que hoy están graves en el hospital”.

-En dos semanas fallecieron 65 personas, ¿no es preocupante?

“Las personas fallecidas han disminuido en el país, ahora lo que se ha visto es que las personas que no se han vacunado son las que han muerto. Obviamente que nos preocupa la cifra de decesos y para que esto no ocurra, para que no se agraven y fallezcan, es necesario que se vacunen. Siempre va a haber alzas, lo mismo que pasa dentro de una misma ola en la que tenemos días con muy pocos casos y días con mayor cantidad de casos, eso mismo se va viendo con las personas fallecidas. Esto va a depender mucho de qué personas son las afectadas y generalmente las más complicadas son las que tienen patologías asociadas como sobrepeso, hipertensión o una patología orgánica, eso hace susceptible a que tengan más daño. Después va a empezar a estabilizarse y luego otra vez a subir, eso es esperable en una pandemia”.

-¿En el brote del Eleam de Nuestra Señora de Andacollo se produjeron fallecidos?

“Lamentablemente se produjo el fallecimiento de dos residentes, precisamente pacientes con bastantes años de edad y patologías asociadas. El virus es más agresivo en este tipo de personas. Además, se encuentran cuatro hospitalizados, de estos dos no aceptaron las vacunas. En total fueron 31 residentes y siete funcionarios los contagiados, 15 de estas personas están en residencias sanitarias y 8 salieron de alta luego de la cuarentena. Es un brote controlado y que está siendo vigilado en nuestras Unidades de epidemiología y en conjunto con el Servicio de Salud y de atención primaria, que ve el estado de salud de los residentes”.

-¿Se supo el origen de este brote?

“Sí, fue un trabajador del lugar, por lo que se reforzaron los protocolos de Covid para que esto no vuelva a suceder. Cuando ocurre este tipo de brotes se va a ver las condiciones del lugar y se toman medidas. Los Eleam tienen sus protocolos estrictos, pero algunas medidas se relajan y esas son las que tenemos que reforzar”.

-¿Personalmente, no como autoridad, cree que era necesario dar más libertades en el marco del Plan Paso a Paso?

“Estar restringido toda la vida o vivir dentro de una burbuja es invivible. Nosotros como autoridad tenemos que establecer medidas de resguardo y control. Por otro lado está la salud mental, que es primordial. Debemos tomar todo en equilibrio, mientras se tomen las medidas sanitarias. Estoy de acuerdo en los cambios del Plan Paso a Paso y que se den libertades. Aunque sea una frase cliché, entre mayor libertad es una mayor responsabilidad.

No tenemos que esperar que el carabinero o el militar esté en la esquina de nuestra casa fiscalizando, cumplan las medidas sanitarias por su salud y de su familia, por sus compañeros de trabajo y toda la comunidad. La gente tiene que entender que esto es para largo, después van a venir otras patologías, estas cosas dentro de la historia del ser humano son así. Nosotros somos los que tenemos que cambiar”.

-¿La gente tomó conciencia de la importancia de trasladarse a residencias sanitarias?

“Esta región se ha destacado por la ocupación de las residencias sanitarias. De los 9 recintos distribuidos en La Serena, Coquimbo, Ovalle e Illapel, tenemos disponible 165 camas para la comunidad, que cuentan con un 52% de ocupación, lo que se ve directamente relacionado con la cantidad de casos activos o contactos estrechos. Vamos a establecer mayor comunicación con las personas para poder convencerlos de irse a residencias sanitarias, por lo menos acá la recepción ha sido muy buena”.

-¿Han aumentado los casos de Covid en menores de edad?

“El peak más alto en toda la pandemia está en el grupo de los 20 y 39 años, en ese grupo tenemos la mayor cantidad de personas infectadas. Ha existido un aumento de los contagios en el grupo etario entre los 15 y 19 años. Se había mantenido estable y obviamente como recién han comenzado a vacunarse son los que han incrementado en porcentaje. Por eso, rápidamente se ha comenzado a vacunar a los niños de 16 años”.

-¿Cuál es el balance del proceso de vacunación de estos jóvenes?

“La cantidad de niños y adolescentes vacunados, entre 12 y 17 años, corresponde al 30% en primera dosis, mientras que en segunda dosis un 3%, claro es porque recién están partiendo. Como estamos potenciando el regreso a clases presenciales a los colegios, también se están creando cuadrillas sanitarias en los colegios y ya existen 64 colegios que ya tienen. El llamado es a los colegios que se contacten con la seremía de Salud para crear estos grupos que permiten apoyar en el control del Covid dentro de sus propios recintos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X