Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El pasado fin de semana, 64 migrantes fueron trasladados a residencias sanitarias de la región luego de ser sorprendidos sin documentos en buses interurbanos que se dirigían a la zona central del país. En tanto, expertos llaman a evitar la discriminación y la xenofobia, considerando el respeto de los derechos humanos de las personas que arriban a Chile buscando un futuro mejor.

Por: Estefanía González 

El ingreso de inmigrantes por pasos no habilitados y sin la documentación pertinente a través de la frontera norte de nuestro país ha generado alerta y preocupación a nivel nacional. La Región de Coquimbo no ha estado exenta de aquello, luego que el reciente fin de semana 64 personas fueran sorprendidas como migrantes irregulares, mientras se desplazaban en un bus interurbano que se dirigía a la zona central del país.

Es por ello que se fortalecerán las fiscalizaciones, así lo anunció Marcelo Gutiérrez, gobernador provincial de Elqui, quien sostuvo que “los últimos hechos nos generan preocupación y alerta y por eso el día martes me reuní con el general Pedro Pascual y quedaron coordinadas más acciones de fiscalización en conjunto con Carabineros, la Policía de Investigaciones y también la Armada”.

La idea es “estar precavido ante cualquier situación que nos pueda llevar nuevamente a encontrar personas que están de forma irregular en el país y la provincia”, indicó Gutiérrez.

Y si bien no existe un aumento sostenido de migrantes irregulares en la zona, pues lo ocurrido el fin de semana correspondería a un hecho puntual, se ha logrado fiscalizar a tiempo. “Una vez que son fiscalizadas personas en situación irregular en el país y sobre todo en nuestra provincia, hacemos un trabajo coordinado con el Ministerio Público, con Carabineros, Investigaciones  y también con nuestro Ejercito para ponerlas a disposición del departamento de extranjería de la PDI, para que vea su situación en particular coordinando también con la autoridad sanitaria, en caso de aquellas personas no hayan cumplido con los protocolos Covid 19 que exige nuestra ley”, explicó el gobernador de Elqui, quien comentó que el año 2020 “tuvimos 20 expulsiones de las cuales 16 fueron por resolución judicial y 4 por ingresos clandestinos por pasos no habilitados”.

Cristian Müller, subprefecto jefe del departamento de migraciones y policía internacional de la PDI, La Serena, complementó lo anterior indicando que “por esta zona no tenemos ingresos clandestinos como está ocurriendo en Iquique y Colchane”, no obstante “hemos estado realizando semanalmente fiscalizaciones en el área jurisdiccional y hemos logrado detectar extranjeros con situación irregular por ingreso clandestino, los cuales han sido denunciados a la autoridad administrativa para la respectiva resolución que disponga su expulsión del territorio nacional”.

AUMENTO DE MIGRANTES EN LA ZONA 



Según información de la Gobernación de Elqui, este 2021 ya se han emitido más de 180 visas, lo que refleja el interés de las personas provenientes del extranjero por comenzar una nueva vida en la  Región de Coquimbo.

Para Daniela Henríquez, socióloga del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Católica del Norte (IPP UCN) “desde el año 2017-2018 Chile vive un aumento relevante en la cantidad de personas migrantes que llegan al territorio”, lo que se debe a “la situación de crisis social y económica (acentuada por la pandemia) que viven otros países de Latinoamérica, especialmente hoy Venezuela, lo que obliga a las personas a buscar mejores oportunidades”.

“Según los resultados del estudio que realizamos en IPP para el Gobierno Regional en el 2019, las personas migrantes tienen una buena percepción de Chile como un país que les puede dar mejores oportunidades, en comparación a otros países vecinos. Por otro lado, según los datos del Departamento de Extranjería y Migraciones, la Región de Coquimbo no es de las regiones con mayor proporción de personas migrantes, los que se concentran principalmente en la Región Metropolitana y en regiones del Norte. Sin embargo, la Región de Coquimbo es atractiva en términos generales para la población como una región que ofrece calidad de vida, lo cual motiva también el arribo de personas migrantes a la zona”, puntualizó la socióloga, añadiendo que frente a este fenómeno “es importante comprender el contexto de crisis social y económica del cual provienen las personas migrantes y evitar a toda costa mensajes que puedan promover la exclusión y discriminación”.

Henríquez indicó que una de las razones por las cuales existiría esta discriminación es por lo nuevo de este proceso “lo cual puede favorecer a reacciones discriminatorias” y por ello sostuvo que es “relevante avanzar en políticas integrales e inclusivas que permitan que la migración sea una oportunidad de desarrollo y no caigamos en estereotipos o mensajes que pueden provocar mayor discriminación a personas que escapan de contextos de gran vulnerabilidad.  Ya que se trata de un fenómeno humano”.

“Las personas siempre hemos migrado y esto puede tener impactos sociales muy positivos en la riqueza cultural de un país, en la innovación, en la diversidad e incluso impactos económicos en la productividad, en la recaudación fiscal, por ejemplo”, explicó la socióloga, agregando que también existen riesgos “si no se toman las medidas para su integración adecuada se puede desencadenar vulneración de derechos de las mismas personas migrantes. Por ejemplo, una persona trabajando, si se encuentra en una situación migratoria irregular es más vulnerable frente a abusos laborales”.

RESPETO A LAS PERSONAS CON ENFOQUE DE DERECHOS HUMANOS



Una de las claves para evitar la vulneración de derechos de los inmigrantes es tomar ejemplos de países que ya han pasado por esta experiencia, así lo sostuvo Daniela Henríquez, quien manifestó que “es muy relevante aplicar un enfoque de derechos en todas las medidas que se implementen y acudir en ese sentido a la experiencia internacional, Chile no es el primer país que se ve enfrentado a flujos migratorios importantes y en este sentido existen aprendizajes y organizaciones que pueden contribuir a buenas decisiones porque es bastante probable que los flujos migratorios continúen en la región latinoamericana”.

Tarcila Piña, jefa regional de la sede Coquimbo del Instituto Nacional de derechos Humanos (INDH), explicó que “las regularizaciones de los flujos migratorios es una tarea sumamente necesaria y que siempre los Estados deben hacer bajo el marco de los tratados internacionales vigentes”.

En este sentido la propia Constitución política protege los derechos humanos, indicó Piña, agregando que a “las personas migrantes se les tiene que reconocer su calidad de sujetos de derecho sea cual sea su situación migratoria, regular o irregular”.

“Ahora estamos viviendo una crisis de desplazamiento que a nivel mundial alcanza los 68 millones de personas y va en aumento, porque es consecuencia de una serie de factores que incluye el crecimiento de la población, aumento de la conectividad, el comercio, aumento de las brechas de desigualdad, desequilibrio demográfico, cambio climático, crisis hídrica y también los cambios políticos y sociales”, explicó la jefa regional del INDH 

Es por lo anterior que la entrada de personas de forma irregular “el Instituto no lo ve como un problema de control de fronteras en Chacalluta o en Colchane, sino que este flujo migratorio va a seguir, por lo tanto, es muy importante que el Estado adopte las medidas necesarias para que estos procesos de personas que van ingresando puedan dársele las condiciones de poder regularizarse y poder entenderlo desde esa perspectiva y no generando una perspectiva de discriminación, racismo y una xenofobia dentro de nuestro país”.

Piña aseguró que si bien Chile “ha tenido algunos avances en materia legislativa como la adopción de la ley 20430 que es sobre protección a las personas solicitantes de refugio, y también suscribió a la convención internacional de los trabajadores migrantes y sus familias, el mismo comité de la convención recomendó al Estado de Chile  que asegure que el proyecto de ley de migraciones, que esta en el parlamento, sea adoptado en el futuro cercano, que se tramite de manera oportuna para que tenga relación con las plenas normas y la protección”.

“No hay que olvidar los principios fundamentales en esta materia, que es el principio a la igualdad, a la no discriminación y respetar el derecho a la re unificación familiar”, agregó la jefa regional del INDH, recordando que Chile no suscribió el Pacto Global de Migraciones de las Naciones Unidas, “que ha sido uno de los pactos multilaterales más relevantes en el ámbito, ya que lo que busca es hacer una migración segura y digna para todos, representando una oportunidad histórica para mejorar la cooperación internacional”, añadiendo que “es muy importante que los países de origen, tránsito y destino de desplazamiento de migrantes tengan cooperación internacional para fortalecer y proteger a las personas migrantes, por eso es que es tan importante este pacto y que comprende 23 objetivos para gestionar una mejor migración, uno de ellos es reducir los riesgos y las vulnerabilidades a las que se enfrentan en las distintas etapas de la migración y hacer un esfuerzo para crear las condiciones propicias que permitan a todos los migrantes enriquecer a nuestras sociedades a través de nuevas capacidades humanas económicas y sociales facilitando las contribuciones al desarrollo regional y nacional”, concluyó Piña, expresando que “debe haber una voluntad política para que no se violen los derechos humanos de estas personas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X