Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
A nivel nacional, entre 2020 y 2021 hubo un 19% menos de alumnos matriculados en primer año para las carreras de educación de párvulos y pedagogía. En los últimos 10 años la baja ha sido sostenible.

Este 2021 ingresaron menos alumnos a primer año en las carreras de Pedagogía y Educación Parvularia en la mayoría de las regiones del país. Se trata de un fenómeno que no sería nuevo, pero que se habría agudizado este último año, producto, entre otros factores, de la pandemia del Covid-19.

En la Región de Coquimbo la caída de la cantidad de personas que entraron a estas carreras en 2021 fue un 26%, ocupando a nivel nacional el quinto lugar de las regiones que más disminuyeron sus matrículas y superando el promedio nacional de un -19%.

“En la Región de Coquimbo vimos que la cantidad de programas era la misma”, señaló Gonzalo Escalona, investigador de Elige Educar, organización no gubernamental que se encargó de recopilar estos datos, acotando que uno de los factores que habría incidido es la “nueva realidad” que trajo la crisis sanitaria para los profesionales de la educación. “Fue un momento de alta complejidad para los y las profesoras, se vieron muy exigidos en este cambio en la forma de realizar clases, la experiencia educativa cambió de un día para otro y la sala de clases entró a la casa y eso generó muchos problemas, dificultades y también muchas oportunidades”, indicó.

Este cambio, explicó, produjo altos niveles de estrés. “En la experiencia docente fueron también protagonistas los estudiantes que estaban en 4º medio y que a lo mejor sí estaban pensando en estudiar pedagogía, lo vieron mucho más desafiante en este contexto y percibir las cosas que hay que ir haciendo para concretar aprendizaje de los estudiantes y que los estudiantes aprendan no es fácil, se requiere preparación, profesionalismo y esto también pudo haber desincentivado, no tenemos una respuesta y creemos que pudo estar vinculado a esta experiencia docente en pandemia”, agregó Escalona.

El investigador aseguró que el fenómeno del decrecimiento de estudiantes de en estas áreas se viene dando a lo menos hace 10 años. En el caso particular de la Región de Coquimbo a un promedio de -12% anual, debido a razones como la reducción de la cantidad de programas de pedagogía con matriculados/as en primer año, ya que desde el año 2015; que los institutos profesionales no puedan impartir estas carreras y los requisitos de selectividad.

 

Déficit de profesionales de la educación

En este contexto, se estima que para el 2025 habrá un déficit de 6.700 educadores de párvulos y 26 mil docentes idóneos a nivel nacional, lo que correspondería a un -26%, mientras que en la región sería de alrededor de 400 educadores de párvulos y 1.800 profesores, un -29%.

Esto, a juicio de Escalona, “es preocupante” ya que además de disminuir los estudiantes en estas carreras, se debe considerar a aquellos profesionales que salen del sistema. “Cuando uno ve que menos personas están ingresando a las carreras de pedagogía nos preocupa mucho y esto también puede afectar la calidad de la educación”, agregó.

Joaquín Walker, ejecutivo de Elige Educar, indicó que “la disminución en el número de matriculados en programas de educación es una señal de alerta para todo el sistema educativo. “Si queremos mejorar la calidad del sistema educativo es necesario trabajar con más urgencia que nunca en el fortalecimiento de la profesión docente, porque son los profesores y profesoras el factor intra-escuela que más incide en la mejora de los aprendizajes de los estudiantes. Por esto, desde Elige Educar lanzamos ‘Proyecto Maestro 2026’, un plan de propuestas que tiene como objetivo incidir en el próximo mandato presidencial en un contexto de profundos cambios políticos y sociales para promover una docencia propia del siglo XXI”.

 

Plan maestro

Para revertir esta situación es que Elige Educar creó el “Plan Maestro”, cuyo objetivo es que los estudiantes universitarios prefieran la pedagogía y también que quienes ya son profesionales permanezcan en el área.

Las líneas de acción son atraer a un universo mayor de estudiantes ampliando beneficios y el concepto de talento y también aumentar los cupos para que otros profesionales se especialicen en pedagogía potenciando la reconversión de profesionales con conocimientos afines. También considera la retención a través de mejoras de las condiciones profesionalizantes para el ejercicio docente, terminar con la doble evaluación y más apoyo en los primeros años.

El último punto considera la extensión del proceso de inducción y potenciar el desarrollo docente en contextos vulnerables promoviendo además un mejor clima laboral; valoración con acceso gratuito a la oferta cultural del Estado a todos los educadores y docentes del país y un sistema educativo con mayor autonomía profesional docente, contando con un currículo priorizado y flexible y el fortalecimiento de la mirada formativa por sobre la punitiva. A eso se suma una formación docente con una planificación estratégica de la ampliación y apoyo de la oferta según regiones y disciplinas.

Ignacio Maldonado, director de impulso de políticas públicas de Elige Educar indicó que “nos hemos juntado con los candidatos presidenciales para contarles de nuestras propuestas y se las hemos mandado a todos los comandos para que las consideren, para que consideren en sus políticas educativas el hecho de que va a haber un déficit, que una de las principales preocupaciones para el próximo gobierno en educación va a ser contar con profesores, además suficientes”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X