Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Ayer miércoles se reunió el Comité Ejecutivo del Consejo de Rectores (Cruch) para analizar la filtración del test de Historia de la PSU y hoy se reuniría el pleno para analizar las soluciones para los más de 200 mil postulantes que vieron interrumpido su proceso. Pese a que hasta hoy no se conocen las medidas que tomarán al respecto, fue la misma Ministra Cubillos que indicó que los rectores barajaban la opción eliminar historia del proceso actual lo que significaría que las universidades deberían cambiar las ponderaciones en los procesos de admisión.

Distintas son las teorías que circulan entre los mismos estudiantes sobre qué pasará con las pruebas que no se pudieron llevar a cabo las jornadas del pasado lunes y martes.

Según datos entregados por la directora del Demre, Leonor Varas, en todo Chile un 29% de los estudiantes no pudo rendir la evaluación de matemáticas, un 9% la de lenguaje y un 15% la de ciencias.

En el caso de la región de Coquimbo, solo en el Liceo Gabriela Mistral debieron suspender la prueba de Ciencias debido a desórdenes públicos ocasionados en el frontis del establecimiento a minutos de comenzar el test.

El mismo día lunes el Cruch indicó que las formas de recuperación de las pruebas pendientes se informarían mediante los canales oficiales, correo electrónico y sitio web, a cada uno de los afectados. Sin embargo, la situación cambió el día martes tras la filtración de uno de los facsímiles de historia que llevó a suspender el proceso a nivel nacional e incluso a plantear la posibilidad de suspender el test de historia.

Pese a que desde un principio el Vicerrector del Cruch, Aldo Valle, aseguró que todos los inscritos realizarían el proceso, fue la misma Ministra de Educación quien dijo que entre los rectores se barajaba la opción de no considerar Historia dentro de las evaluaciones, abriendo la duda en quienes requieren del test para ingresar a la educación superior.

“Lo que dijo uno de los rectores es que una de las fórmulas que pueden explorar es que las universidades puedan en el corto plazo informar nuevas ponderaciones sin considerar prueba de historia. Lo otro es asignar una fecha nueva para que tomar la prueba de historia por completo” manifestó Cubillos en entrevista con Mega.

Una opción que, si deciden tomar, repercutiría en el mismo sistema de admisión de las universidades, quienes deberán implementar cambios en sus procesos.

“Las universidades que estamos en el sistema único estamos a la espera de cuál va a ser la disposición del SUA (sistema único de admisión) junto el Cruch que son quienes administran este sistema” indicó Marisol Urrutia, Subdirectora de Admisión de la Universidad Central de La Serena.

Y añadió que “el Consejo de Rectores tiene que encontrar las soluciones, todos estamos atentos a estas disposiciones que se realicen y las universidades estamos todos dispuestos a flexibilizar el sistema siempre en post de los alumnos”.

Quien piensa distinto es el diputado Matías Walker, quien manifestó que “sería inaceptable que no se realizara la prueba de historia porque sería darle un triunfo a una minoría que con violencia impidió que finalmente esta prueba se desarrollara o a través de actos de violencia que se filtrara su contenido (…) ahora el Cruch, el Mineduc, el Demre y el Gobierno a través del Ministerio de Interior, que aúnan  la intendencia y gobernaciones, tienen la obligación de generar las condiciones para que todos los jóvenes que no pudieron rendir las pruebas puedan hacerlo en el menor plazo posible de manera que tal de no afectar el cronograma de postulación a las universidades del Cruch”.

Un cronograma donde se establecen los plazos de entrega de resultados y postulaciones y que comenzaría el 28 de enero.

 “Estaban advertidos”

Pese a que lo habían advertido desde hacía días, de todas maneras el proceso de rendición de la PSU se llevó a cabo ya que, tanto el Demre como el Cruch, no cedieron ante las amenazas. Sin embargo la ACES y quienes estaban en contra del sistema se salieron con la suya logrando la suspensión del proceso en al menos una de las instancias a nivel nacional.

“Habían avisado y advertido al Demre, al Cruch y a las instituciones de que se iba a boicotear el proceso de la PSU porque entendíamos que no existían las condiciones necesarias de normalidad en el país para que los estudiantes pudieran rendirla” señaló el Presidente Federación Estudiantes Secundarios de la región, Erick Tirado.

“Es un boicot a sus propios compañeros, a los sueños de cientos de miles de jóvenes, al esfuerzo de esos jóvenes y sus familias y también habla de una nula capacidad de Estado, del Ministerio  Educación, del Demre y también del Gobierno desde la seguridad de no haber generado las condiciones para que pudiera desarrollar la PSU con normalidad en circunstancias que este boicot se había anunciado y no se tomaron las providencias mínimas para evitar que esto sucediera” agregó el diputado Walker.

Condenan la violencia

Quien condenó el hecho y pide a las autoridades restablecer el orden público es el diputado Juan Manuel Fuenzalida, "sin duda  que enfrentamos la más accidentada rendición de la PSU que hemos visto en los últimos años”.

Manifestó que los dirigentes de ACES y CONES, que llamaron a boicotear el proceso, deben hacerse responsables de sus dichos. Por otro lado, señaló que se deben transparentar los resultados de la investigación del Demre por la filtración del test de historia.

Asimismo fueron las mismas instituciones a cargo del proceso quienes indicaron que buscarían a los responsables penales e iniciarían las diligencias para determinar cómo se produjo la filtración, antecedentes que ya habrían entregado al Ministerio Público.

"Todos los procesos relativos a la asignación de beneficios estudiantiles que por alguna razón pudieran verse alterados por este cambio en la prueba, nosotros tenemos la suficiente flexibilidad para adaptar y adecuar esos procesos de manera tal de no dejar a ningún estudiante que tenga el mérito académico y cumpla con las condiciones, fuera de este sistema de beneficios estudiantiles". Subsecretario de Educación, Juan Eduardo Vargas.

Nuevo sistema

“Es evidente que la PSU es un sistema de selección a la educación superior clasista y que segrega, ya que los jóvenes pertenecientes a familias de altos ingresos obtienen mejores resultados. Por tanto debe generarse un nuevo sistema de admisión, donde las notas que obtienen los estudiantes en la enseñanza media sean determinantes y para ello hay que generar un todo el país respecto a las características y alcances del nuevo sistema de admisión” declaró el diputado Daniel Núñez.

Un nuevo sistema que dejará de estar a cargo del Demre y el Cruch para pasar a depender del Mineduc a través de la Subsecretaría de Educación.

“Este ha sido el último proceso administrado por el Cruch, a partir del próximo proceso de admisión es el Ministerio, a través de la Subsecretaría de Educación Superior,  la que se hace cargo de ese proceso y en ese sentido  creo que es bueno resaltar el trabajo que se ha venido haciendo ya desde abril del año pasado en torno al proceso mismo y los instrumentos de acceso” indicó el Subsecretario de Educación, Juan Eduardo Vargas.

Este cambio significa para el diputado Fuenzalida una instancia donde se deben revisar los contenidos con todos los actores involucrados a través de una mesa de trabajo, a través del diálogo y no la violencia, “la educación es la herencia que estamos dejando a nuestros hijos y si debemos sentarnos a conversar para mejorar la PSU, creo que es el momento de hacerlo."

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X