• Un grupo de profesores, apoderados y alumnos se manifiestan de manera pacífica en el frontis del colegio para pedir el normalización de las clases
  • El diputado Daniel Núñez, junto al Concejal Fernando Viveros, y representantes del Centro de Alumnos en el frontis de la Secreduc
Crédito fotografía: 
Cedida / Guillermo Alday
Pese a que hubo una reunión hace unos días, en la que participó un representante de la Corporación Cristo de la Misericordia, sostenedor del colegio, el director y profesores, más la asistente del Seremi de Educación y los voceros del Centro de Alumnos, el diálogo no dio frutos.

Al menos 11 estudiantes de cuarto medio del Colegio Técnico Profesional Altué del sector Tierras Blancas de la comuna de Coquimbo, mantienen en toma las instalaciones del recinto educacional desde hace un mes, lo que ha impedido la realización de clases y por el momento no hay solución concreta al conflicto, debido a la falta de acuerdos entre las partes.

En horas de la mañana, el diputado Daniel Núñez del partido comunista junto al concejal Fernando Viveros, estudiantes y apoderados del colegio, se movilizaron hasta la sede de la Secretaría Ministerial de Educación a fin de concertar un encuentro con el Seremi Claudio Oyarzún.

“(…) Le estamos pidiendo al Seremi que sea un actor y juegue un rol preponderante en buscar una solución, porque evidentemente no queremos que la toma dure dos o tres meses. Los alumnos lo que quieren es tener una educación de calidad, pero hoy día eso está vulnerado por el sostenedor, ya que el colegio tiene serias deficiencias de infraestructura y de personal idóneo para impartir las clases, así que las demandas son absolutamente justas”, acotó.

Por su parte, Silvio Dante, presidente del Centro de Alumnos, dijo que aunque tuvieron un acercamiento de parte del Ministerio, aún no reciben una respuesta satisfactoria a sus demandas.

“(…) Lo que solicitamos en concreto es el mejoramiento de la infraestructura y que los profesores que nos dan clases estén verdaderamente capacitados para el cargo y que no improvisen dentro de la clase”, apuntó.

“Queremos entrar al colegio y reanudar clases”

Este jueves a las 13:00 horas, un grupo de docentes, apoderados y estudiantes se concentraron en el frontis del Colegio para manifestarse en contra de la toma, y normalizar lo más pronto posible las actividades en el recinto.

En conversación con El Día, Carolina Naranjo, coordinadora de actividades extraprogramáticas y representante de los profesores que no apoyan el movimiento, asegura que pese a los intentos de acercamiento para dar solución al conflicto, los alumnos en protesta han complicado el diálogo.

“Varios alumnos iniciaron la protesta por el despido de un profesor que faltó a su contrato, (…) ellos entonces entregaron un petitorio pidiendo la expulsión del director y de una profesora, además de la presencia de representantes de la Corporación para que se mejore la infraestructura del colegio”, detalló.

Indicó también que el recinto educacional, capacitado para albergar a 1.000 alumnos, actualmente tiene 260 matriculados, lo que hace difícil implementar cambios rápidamente.

“El diálogo siempre está, pero siempre a través del correo electrónico que es la vía formal. Hace unos días se juntaron las partes en la Seremía de Educación, pero no se pudo llegar a un acuerdo porque solicitaron que a la reunión entraran los apoderados, pero ellos no tienen un Centro de Padres con personalidad jurídica, así que legalmente esto no se podía aceptar”, dijo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X