Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Esta semana se conocieron los resultados de la primera etapa de postulación. El 86,5% de los alumnos que realizaron el trámite celebran haber quedado en alguno de los colegios de la región. Sin embargo, existe otro 13,5% que no lograron un cupo o bien rechazaron las opciones que el sistema les entregó y se mantienen en la incertidumbre. *El seremi de Educación, Pedro Esparza, hace un llamado a la calma y señala que se viene un proceso complementario. Asegura que ningún estudiante se quedará sin establecimiento. El tema se deberá definir en los próximos días.

Este año en Coquimbo y otras 3 regiones del país (Tarapacá, Los Lagos y O’Higgins) se comenzó a implementar el nuevo Sistema de Admisión Escolar en el marco de la Ley de Inclusión de la Reforma Educacional. A través de este proceso piloto se selecciona de manera aleatoria a los alumnos de los cursos de prekinder, kinder, primero básico, séptimo básico y primero medio de colegios públicos y particulares subvencionados.

El cambio que propone es que ahora los apoderados que deseen optar a los establecimientos educacionales, deberán hacerlo a través de una plataforma digital, www.sistemadeadmisionescolar.cl. Para ello, se utilizó un sistema software diseñado por especialistas de la Universidad de Chile e inspirado en un instrumento similar disponible en USA y otros países. El objetivo final es que nadie sea discriminado ni por su condición social ni por ningún otro aspecto.

En la región de Coquimbo el periodo de postulación comenzó el 25 de septiembre y se extendió hasta el 16 de octubre.

Esta semana el ministerio de Educación dio a conocer los resultados de la primera etapa de este proceso. La zona finalmente registró un total de 19.566 postulaciones. De ellos, 15.750 fueron admitidas en alguna de las preferencias seleccionadas, lo que representa un 86,5%. De ese total, 10.554 familias lograron acceder a su primera preferencia (53,5%).

“El balance es positivo, un 86% quedó en alguna de sus preferencias que habían indicado dentro de la primera etapa y un 53% dentro de su primera preferencia”, manifestó el seremi de Educación Pedro Esparza.

Sin embargo, existe un número no menor de alumnos que no lograron un cupo, o bien rechazaron las opciones que el Sistema les entregó. Estos equivalen a 2.643 estudiantes, es decir, un 13,5% del total regional. La autoridad regional reconoció que se trata de un segmento no menor, pero indicó que se estaban atendiendo los casos y que luego está planificada una segunda etapa  entre el 04 y 07 de diciembre, donde se podría volver a acceder. 

No obstante, estas cifras generaron preocupación y provocaron la reacción del movimiento Elqui Despierta, que ha liderado la oposición al proceso de reforma educacional en la zona.

“No entendemos porqué las autoridades celebran las cifras si aún existen más de dos mil estudiantes sin colegio. Basta con que uno quede fuera para que el sistema fracase”, expresó María Paz Aliaga, coordinadora de la organización.

LAS RAZONES

El titular regional de Educación hizo un llamado a la calma e insistió que bajo ninguna circunstancia esto significaba que habría estudiantes que no podrían acceder a educación.  Recalcó que se trata solo de una primera etapa y precisó que existirá una segunda fase donde quienes no resultaron seleccionados tendrán la opción de volver a insistir. “Esto no ha concluido, hay un proceso complementario. Hemos estado atendiendo apoderados y lo vamos a seguir haciendo”.

Hasta el viernes, en tanto, se cumplía el plazo para que los seleccionados confirmaran el resultado inicial, con lo que podría haber alguna opción de que corran las listas de espera.

El principal problema se produjo en la comuna de La Serena (aunque también hay casos en Coquimbo y Ovalle), indicó la autoridad, y obedeció a la alta demanda que registraron algunos colegios considerados emblemáticos, toda vez que muchos de los alumnos que desistieron de continuar en los colegios que el 2018 pasarán a ser particulares pagados, optaron por esta alternativa. "Obviamente eso generó una sobredemanda y algunos quedaron y otros lamentablemente no quedaron", indicó.

No obstante, Esparza hizo hincapié que esta es una dinámica que se ha venido dando por años, pues históricamente acceder a un cupo en estos recintos era complicado. Se formaban largas filas a la espera de obtener un cupo, la diferencia ahora radica, dijo, en que se realiza a través de una página web. "Era inevitable que alguno quedara fuera y que pudieran lograr lo que ellos pretendían".

La autoridad manifestó que entiende la inquietud o la angustia que puedan tener algunos apoderados, porque siempre adaptarse a un sistema nuevo y de esta envergadura es complicado “pero nosotros vamos a seguir entregándole el apoyo”.

Señaló que esta semana ya podrán tener más claridad de cuáles son los establecimientos que registran cupos disponibles y que se definirá en qué cursos se registra la mayor demanda. Hasta ahora de manera preliminar se estima que los más requeridos serían Sagrados Corazones, Seminario Conciliar y San Antonio.

Asegura que se mantienen en contacto además con los sostenedores con quienes seguirán trabajando en conjunto “queremos resolver y despejar de la mejor manera posible los requerimientos de los apoderados que no han tenido una respuesta positiva en el sistema”.

CUPOS MUNICIPALES

El seremi indicó que donde sí registran una cantidad importante de cupos es en los establecimientos municipales, sin embargo, muchos apoderados han estado reticentes a esta opción, toda vez que ponen en duda si la calidad de la educación que recibirán podría estar al mismo nivel.

“Sé que está muy instalada esta mirada de que la educación pública es mala, pero creo que eso es absolutamente discutible, nosotros hemos desplegado esfuerzos importantes para ir mejorando la educación pública y yo los invitaría a mirar con una mirada más integradora”, apunta.

La opción de los colegios municipales está, argumenta, y por eso pueden asegurar que “ningún estudiante se quedará sin colegio”. Insiste en que siempre va a haber una propuesta de parte del ministerio “a lo mejor no la que el apoderado considere lo óptimo, pero existen”.

Aclara que no quiere decir con esto que lo que queda de aquí en adelante son solo ofertas de la educación pública “porque hemos hecho gestiones y también hay disponibilidad de algunos establecimientos particulares subvencionados”. Todo esto va a ir siendo informado durante esta semana para que los apoderados tengan claridad y una orientación de los establecimientos a los que sí pueden acceder.

En entrevista con Radio Mistral, María Paz Aliaga planteó que ha recibido información de que muchos particulares subvencionados estaban conformando cursos de hasta 62 alumnos para poder cubrir la demanda, situación que fue descartada por el seremi.

“Es imposible que un curso tenga 62 alumnos, porque si ocurriera obviamente nosotros no lo vamos a autorizar”. Explicó que por normativa se establece que una sala de clases debe considerar 1,1 metros cuadrados por estudiante y que, solo en casos excepcionales, se puede llegar como máximo a 46. “Creo que ahí debe haber un error”, indica.

Esparza cree que se han ido creando diversos mitos sobre esta reforma y llama a los apoderados a informarse sobre el nuevo sistema. “Yo en el SAE no estoy diciendo que no haya problemas”, insistió. No obstante, dijo “obviamente entendemos a este segmento de apoderados que en este momento están complicados, pero de ahí a decir que está todo malo y que no resulta hay diferencia”, plantea.

De hecho, comenta que hasta el propio ex ministro de Educación de Sebastián Piñera ha reconocido su aporte. “Yo le pediría a los detractores que lean las declaraciones que hizo el ex ministro de Sebastián Piñera Harald Beyer, quien planteó que este sistema era un avance importante dentro del sistema educacional del país”, puntualizó.

CASOS COMPLICADOS

El proceso ha dado que hablar durante toda esta semana. La líder del movimiento Elqui Despierta ha planteado que “basta con que uno quede fuera para que el sistema fracase” y llamó a las autoridades a dar respuestas, pues se les habría asegurado a los apoderados que sus  hijos quedarían en uno de los establecimientos a los que postularon “y no fue así, hay casos de apoderados que incluso optaron a 11 opciones y no quedaron en ninguno, otros de familias con dos o más hijos que quedaron en establecimientos distintos, entonces de que reforma estamos hablando”.

La molestia derivó en una protesta que se realizó el jueves en el frontis de la seremía la que, eso sí, no tuvo una gran convocatoria. Hubo algunas críticas además por la asistencia de representantes de la oposición.

Ahí se hicieron presentes apoderados que mantienen complicaciones. Una de ellas fue Diana Castillo, quien dice que postuló a 7 colegios con la confianza de que en alguno iba a quedar su hija que cursará primero básico. “Pero de los 7 no quedó en ninguno, todos en lista de espera y en el más cercano está en el número 16”.

Dice que en sus preferencias optó por los recintos que quedaban más cercanos a su casa y otros en el centro. Le preocupa no tener certeza de dónde va a estudiar su hija, porque no ha recibido información aún de cuáles serán las alternativas. Además, critica que tenga que aceptar una opción que no es la que ella eligió.

Plantea que el sistema dice que va a haber una nueva postulación “pero van a ser los colegios que sobren vacantes, dónde está la decisión como papás, de los intereses de los niños, esto es súper angustiante”, enfatiza.

Similar situación vive Jaqueline González, cuyo hijo postuló a dos establecimientos que consideró por su calidad académica, Elena Bettini y Sagrados Corazones. Va a prekinder “y no quedó en ninguna, quedó en una lista de espera donde hay más de 300 niños y quedó en la mitad”, dice.

Comenta que sabe que el otro año podrá volver a postular, pero que va a ir a kinder y va a ser mucho más difícil “porque los cupos van a ser mucho más reducidos. Lo encuentro totalmente injusto y arbitrario”.

“Es horrible, porque al final ellos están decidiendo donde va a estudiar mi hijo, ellos están defendiendo un sistema que ya no funcionó definitivamente”, enfatiza.

Camila Maldonado, Isabel Chávez y Yeruzca Coronado son apoderadas de la escuela de lenguaje Happy Day en Coquimbo. Cuentan que en años anteriores el curso de kínder pasaba íntegramente al colegio Cielos del Valle, pero ahora ocurrió que, de 17 que postularon, 10 quedaron sin matrícula.

“Yo postulé a 4 y no quedé en ninguno, siendo que mi primera opción queda a una cuadra de mi casa”, relata. Quedó en lista de espera en el número 16, pero ya en el colegio le dijeron que era casi imposible que corriera la lista.

En el otro caso, su hija sí quedó, pero en la segunda opción que ella ingresó al sistema. El problema es que no le gusta el proyecto educativo que tiene ese establecimiento. “Yo lo puse porque ellos pedían que tenían que ser más colegios, pero el sistema educativo es malo y lo rechacé”, advierte.

“En este momento mi hijo está sin colegio, estoy con las manos cruzadas”, advierte e indica que del 4 al 7 le van a decir dónde queda cupo “pero yo no voy a ir a ponerlos en esos colegios, porque ellos quieren que estudie ahí”.

En este sentido, agrega que “son colegios que tienen mala categoría” y que están tratando de darle una mejor educación a sus hijos “pero nos están tirando los colegios peores y no nos dan la opción de elegir”, sentencia.

 

DESDE LA OTRA VEREDA

Pero pese a que existe un número importante de alumnos que aún continúa en la incertidumbre, existen otros apoderados que han valorado este nuevo sistema, destacando principalmente que es más rápido, les evita filas y que les da las mismas oportunidades a todos de ingresar.

Leslie Avilés es madre de Alonso, quien tiene síndrome de asperger. Relata que en el pasado le fue muy complicado buscar un recinto para su hijo, porque en primer lugar tenía que ver si contaban con un proyecto de integración y, aun así, los cupos eran muy limitados.

Sin embargo, en este proceso quedó seleccionado en primera preferencia. “Llevábamos casi un año buscando colegios, porque resulta difícil cuando se tiene un niño con otras capacidades, y se nos cerraron hartas puertas”, recalca. Considera que este Sistema es bueno “porque sin conocer al niño están en la obligación de aceptarlo, sin ver el diagnóstico”, precisó.

La hija de Yéssica Roco fue una de las que debió abandonar el colegio Gerónimo Rendic luego que tomara la opción de ser particular pagado el 2018. Ahora postuló al Seminario Conciliar y quedó seleccionada en primera preferencia. “No es difícil postular, hoy día la tecnología es para el alcance de todas las personas” Asimismo, plantea que “es súper bueno, porque antes cuando uno postulaba a un niño tenía que pasar por una entrevista, y si el niño no tiene la personalidad que el colegio quiere, te lo dejaba fuera. Ahora los niños son todos iguales”.

También postuló a su otra hija a séptimo básico, ella sin embargo quedó en lista de espera, pero la volverá a postular el otro año. “A esos apoderados que no quedaron en su colegio preferido les diría que el próximo año sigan insistiendo. Esto es marcha blanca, tenemos que modernizarnos, va a ser bueno para todos”, indica.

Andrés Aguirre es chileno pero estuvo viviendo 38 años en Venezuela, hace 11 meses que regresó al país. En ese periodo le fue muy complicado encontrar colegio para sus dos hijos, debió ponerlos en distintos recintos. Ahora postuló y ambos quedaron en su elección. “Nos pareció muy rápido y efectivo. La página es muy amigable. Terminé de hacer la postulación en un punto de información en el ministerio, donde recibí mucha ayuda y asesoramiento”.

Lo que más valora, indica, es que la página no hace un análisis socioeconómico ni de la familia, ni de la persona “y es algo favorable para nosotros que venimos llegando al país. Es bastante inclusiva la ley”, precisó.

LO QUE SE VIENE

Según informó el seremi de Educación, durante esta semana van a estar dando a conocer los detalles de los colegios en los cuáles va a existir cupo para la segunda etapa de postulación, también se dará una idea de cuáles son los que están sin opciones, para evitar que los apoderados vuelvan a requerirlos.

Este proceso complementario se desarrollará entre el 04 y el 07 de diciembre, al que podrán acceder quienes no lograron un cupo o quedaron disconformes con los establecimientos en los que quedaron seleccionados.

Entre el 18 al 22 de diciembre, en tanto, se inicia el periodo de matrícula. Los apoderados deberán dirigirse al establecimiento donde fue admitido el estudiante para realizar el trámite. Las familias que no lo hagan, perderán el cupo.

Si alguien requiere de mayor información, puede estar visitando la página web  www.sistemadeadmisionescolar.cl. Si quiere hacerlo de forma presencial, puede dirigirse a las oficinas de la seremía de Educación en Avenida Francisco de Aguirre N°260 entre las 9:00 y las 13:00 horas y consultar sobre la oficina de admisión, donde podrán aclarar sus dudas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X