• Más de 70 personas no videntes que se concentraron en diferentes puntos de la región para disfrutar del evento astronómico, aprovechando las bondades del moderno aparato diseñado en la Universidad de Harvard
Crédito fotografía: 
Cedida
El Estadio La Portada de La Serena y otro grupo que se movilizó hasta La Higuera, usaron un artefacto especial llamado arduino, diseñado en la Universidad de Harvard, para sentir el evento astronómico.

Los que tuvieron oportunidad de presenciar el eclipse total de sol el 2 de julio en la región coinciden en lo increíble que fue ese momento debido a la belleza del fenómeno, además de las sensaciones individuales y colectivas que el mismo generó. 

También resultó especial para quienes por distintas razones como enfermedades, condiciones genéticas o accidentes son ciegos o tienen discapacidad visual, pero igual vivieron el eclipse con emoción gracias a un equipo llamado Ligthsound 2.0 o arduino, que convierte la luz en sonido y mientras la luna iba tapando el sol produjo hermosos sonidos similares a los de instrumentos musicales de la familia del viento como la flauta dulce, el oboe o la tuba. 

Este fue el caso de más de 70 personas no videntes que se concentraron en diferentes puntos de la región para disfrutar del evento astronómico, aprovechando las bondades del moderno aparato diseñado en la Universidad de Harvard, y donado a Chile por medio de un proyecto financiado por la Unión Astronómica Internacional.

Uno de ellos fue Ricardo Álvarez de 39 años, quien forma parte de la organización Acaluces y se trasladó junto a un grupo hasta una parcela familiar ubicada en La Higuera para poder percibir el eclipse a través del innovador artefacto con asistencia de astrónomos que lideran un proyecto inclusivo llamado Dedoscopio. 

El hombre que perdió la visión a los 20 tras ser diagnosticado con un glaucoma congénito, tenía el recuerdo de cómo es un eclipse solar porque en el año 1994 vio por televisión el que ocurrió en Putre. 

“(…) En esta ocasión fue totalmente diferente al percibir cosas como la temperatura, el sonido ambiente, a los pájaros que comenzaron a cantar, los perros que ladraron, y además el aparato fue haciendo una especie de cuenta regresiva porque el sonido se iba poniendo más grave, y al momento de totalidad hubo un silencio”, explica.

Álvarez asegura que fue especial porque los niños presentes se interesaron por el tema y lo vivieron atentamente desde su imaginación. “Estábamos todo reunidos, además tuvimos la explicación científica, así que fue muy completa la experiencia”.

Proyecto inclusivo

Carla Fuentes, astrónoma y una de las fundadoras del proyecto astronómico Dedoscopio, -que además gestionó el envío del arduino desde Estados Unidos-, detalló que previo al eclipse los niños que estuvieron en La Higuera trabajaron con distintos materiales y maquetas para sentir la luna,  las partes del eclipse y la franja que atravesaba los lugares donde se iba a ver. 

Posteriormente se movilizaron a un sector más alto y conectaron un parlante al arduino para ‘escuchar’ el eclipse.

“(…) Cuando el sol se cubría el aparato sonaba y fue emocionante. Durante la totalidad comenzamos a sentir mucho frío y de repente sonó diferente, esto es muy especial porque los niños son muy sensibles a otras sensaciones. La idea fue incluirlos en lo que estaba pasando porque ellos escuchaban del eclipse en las noticias y en las calles cuando la gente hablaba, así que fueron parte de un momento maravilloso”, acotó. 

Lo mismo opina Carmen gloria tapia, quien señaló que fue muy gratificante ver cómo se afianza la inclusión social. “Fue una experiencia muy linda para todos. Había niños, jóvenes y familiares que quedaron muy contentos, porque de a poco sienten que los integran más”. 

El arduino presente en La Portada

Durante la charla masiva que se organizó en el estadio La Portada la tarde del 2 de julio con José Maza, hubo una  representación de la población con discapacidad visual. Unas 60 personas asistieron y también tuvieron acceso al artefacto para percibir de otra forma el eclipse que no podían ver. 

Raquel Caravante Castillo, encargado del Departamento de Discapacidad de la Municipalidad de La Serena, comenta que conocer que habían llegado 11 de estos dispositivos al país, decidieron averiguar cómo obtener uno. 

“Nos contactamos con astrónomas de la Universidad Diego Portales y luego de la Universidad Autónoma. Ellos nos facilitaron uno para tener acá en La Serena”, destaca. 

En total, 60 personas ciegas junto a sus familias pudieron vivenciar el eclipse en el Estadio, luego que conectaran el Ligthsound 2.0 a un parlante. “Fue una experiencia única para todos”. 

La astronomía de manera diferente

Carla Fuentes explica que la astronomía es mostrada a través de imágenes, colores y formas que en general se apoyan en diapositivas, poster o pinturas. 

Pero las personas con discapacidad visual no pueden tener acceso y es a partir del año 2017 que dos jóvenes astrónomas se plantean el desafío de hacer charlas para personas con este tipo de limitaciones. 

“Por eso en 2018 nació Dedoscopio en la ciudad de Concepción.  Hemos generado distintas charlas táctiles, es decir, nosotros tomamos un tema, hacemos maquetas y representamos lo que hay en el universo a través de distintas texturas como el algodón, el cartón, el azúcar y en paralelo vamos contando todos los fenómenos que ocurren”, precisa. 

Además de trabajar en colegios, el proyecto también toma en cuenta agrupaciones municipales o particulares. 

“Tenemos siete charlas en las que conversamos del planeta marte, otra donde explicamos cómo nacen las estrellas o de las formaciones estelares, las partes del sol o el espectro electromagnético y hasta de los meteoritos”, indica. 6101i



 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X