• El daño a la retina es permanente y no tiene tratamientos.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Expertos oftalmólogos explicaron que es necesario utilizar los implementos adecuados para observar el fenómeno astronómico.

Fernanda Alarcón

A pocos días del Eclipse Total de Sol 2019, se reitera el llamado al autocuidado y prevención ante los peligros para la salud que podría significar la observación del evento, sin utilizar los lentes certificados.

De acuerdo a informaciones entregadas en la campaña “Eclipse Seguro”, organizada por el Gobierno, el avistar el eclipse de manera directa implica daños a la retina, que es la parte del ojo que procesa los estímulos luminosos, siendo estos efectos de carácter permanente.

2.36 minutos durará el eclipse

Esta afección se denomina Retinopatía Solar y es producida por la radiación del sol sobre los fotorreceptores, ocurriendo sin que la persona sienta dolor alguno, teniendo como consecuencia la disminución de la visión, la alteración de la percepción de las formas y colores, e incluso en casos extremos llegando a producir ceguera.

El Jefe del Departamento de Oftalmología de la Red de Salud UC CHRISTUS, Cristián Salgado, explicó que observar de manera directa al sol durante el eclipse puede provocar “una quemadura a nivel de la retina con consecuencias permanentes en la visión de las personas”.

Junto a ello, expertos de la Sociedad Chilena de Oftalmología (SOCHIOF), indican que observar de manera directa al sol puede potenciar la aparición de patologías en la superficie del ojo,  como también las cataratas.

Prevención

Junto con la recomendación de utilizar lentes certificados con la etiqueta ISO 12312-2, que cuentan con los filtros necesarios para proteger el ojo de la radiación infrarroja y ultravioleta; el Dr. Salgado llama a estar atentos a el uso adecuado de los lentes por parte de adultos y niños; respecto a los últimos explica que “es importante supervisarlos en todo momento, que no se saquen sus gafas diseñadas para ver eclipses, ya que al mirar en forma directa al sol, pueden quedar con menor visión de uno o de los dos ojos, lo que puede redundar en que los niños al tener mala visión tengan problemas de percepción de profundidad”.

El uso de los lentes especiales de debe mantener durante la totalidad de la observación del fenómeno, ya que los filtros que poseen no sólo reduce la luz solar a niveles seguros, sino que también bloquea la radiación solar ultravioleta o infrarroja. Este dato aplica a todas las zonas en las que se pueda presenciar el eclipse, es decir en el Océano Pacífico, Chile y Argentina.

Posterior al eclipse

Si tras observar este fenómeno, la persona manifiesta algún malestar ocular, recomiendan que asista de inmediato a un centro asistencial para ser evaluado lo más pronto posible.

Lo ideal es que sea evaluado por un especialista para confirmar si hubo o no daño en la mácula de la retina, la zona que permite la visión de detalles. Lamentablemente este daño no tiene tratamiento por lo que es fundamental seguir las recomendaciones descritas previamente.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar son: irritación,hinchazón,ardor, lagrimeo y el enrojecimiento progresivo de la conjuntiva del ojo, seguido por un dolor que impide abrir los ojos. Éstos síntomas se puenden presentar entre 6 a 12 horas tras la exposición al sol. 

Es importante que si la persona presenta alguno de estos síntomas concurra de manera rápida a un especialista.

Recomendaciones

Desde la Sociedad Chilena de Oftalmología entregan los siguientes consejos:

-De manera general, se recomienda NO mirar al sol de manera directa, con eclipse o sin eclipse, ya que su luz puede dañar la vista.

-Para mirar el eclipse se deben utilizar lentes especializados que tengan un filtro que bloqueé los rayos dañinos del sol y que cuenten con la etiqueta ISO 12312-2. Además deben ser adquiridos en el comercio establecido.

-Este filtro no solo reduce la luz solar visible a niveles cómodos y seguros, sino que también bloquea la radiación solar ultravioleta e infrarroja.

-Hay que asegurarse antes de utilizar los lentes, que éstos no estén rayados ni presente daños o perforaciones; este implemento no debe tener más de 3 años desde su producción.

-Los menores deben ser supervisados por un adulto en toda instancia.

-Otra opción segura, es ocupar un vidrio para máscara de soldador grado 14 o superior ( que son más difíciles de conseguir en el comercio), o sino uno de grado 12 o superior, recordando que deben siempre ser comprados en lugares establecidos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X