• El informe de la OCDE posicionó a Chile como el segundo país con mayor cantidad de alumnos por clase.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Según el informe “Panorama de la Educación” de la OCDE, Chile es el segundo país con el promedio de alumnos más alto por clase, situación que afectaría la reorganización de los espacios al momento de retornar al modo presencial. El organismo propone entre uno y dos metros entre estudiantes. Desde el Colegio de Profesores aseguran que es “impracticable” en los establecimientos públicos, mientras que el seremi de Educación dice estar consciente de las particularidades de cada región y comuna.

La frase “nada reemplaza las clases presenciales” ha sonado con fuerza durante las últimas semanas a propósito de la elaboración de protocolos y medidas entre el Ministerio de Educación y los distintos establecimientos educacionales del país.

En el ámbito sanitario, las últimas cifras reportadas por el Ministerio de Salud auspician un “pronto” retorno aunque todavía no hay una fecha clara. Sin embargo, ese paso no parece ser tan simple, ya que habría factores que complicarían la aplicación de estas estrategias sobre todo para reorganizar los espacios.

Así lo expresa el informe Panorama de la Educación de la OCDE en su versión 2020, donde ubica a Chile como el segundo país con mayor número de alumnos por curso, luego de Japón. En enseñanza básica, aparece con un promedio de 28 mientras que el resto de la OCDE con 21, en el caso de la enseñanza media, con 29 y el organismo con 23.

Atendiendo las particularidades

La posición del país no es nueva, de hecho, ha sido un tema ampliamente debatido en otras oportunidades. No obstante, hoy adopta un cariz distinto puesto que uno de los requisitos claves para que los recintos puedan abrir sus puertas es garantizar la distancia física entre los estudiantes, medida clave para detener la propagación del coronavirus.

Para eso se han puesto sobre la mesa algunas opciones. El seremi de Educación, Claudio Oyarzún, indicó que como ministerio están conscientes de las particularidades de cada región y comuna, ya que estas inciden directamente en el proceso de retorno.

“Se podrían establecer sistemas de turnos como lo han hecho establecimientos de Aysén y Los Ríos, determinando un número máximo por sala, o que en primera instancia sea solo con algunos cursos”, comentó.

Ante la inminente dificultad para reorganizar las clases, el documento de la OCDE precisa que una estrategia “híbrida” podría reducir la presión sobre las escuelas y optimizar su capacidad de distanciamiento.

Oyarzún recuerda que el plan retorno dispuesto por el Mineduc debe ser “seguro, voluntario y flexible” y que son las mismas comunidades educativas las que determinarán cuándo y cómo concretar el regreso, “siempre que las condiciones sanitarias lo permitan”.

Otras diferencias

Hasta el momento la reapertura sigue condicionada a una serie de medidas para contener la propagación de la enfermedad, entre esos, el propio informe destaca que la distancia segura es entre 1 y 2 metros.

Sin embargo, esas particularidades locales que menciona el seremi Oyarzún se profundizan en la educación municipal, de hecho, la propia OCDE consigna que modificar el tamaño de las clases tiene implicaciones directas en la distribución de recursos que se asignan a la educación.

Por su parte, el presidente comunal La Serena del Colegio de Profesores, Mario Sánchez, cuenta que cumplir dos e incluso un metro de distancia en un aula municipal es “prácticamente imposible”, ya que se tendría que contar con espacios adicionales y además, sumar más docentes.

“En Chile se habla de un profesor cada 24 estudiantes y para mí no es lejano el tiempo cuando teníamos 40 estudiantes en una sala (…) la infraestructura es variada pero en términos de metraje solo podríamos tener solo 8 estudiantes”, detalló.

Sánchez va un poco más allá y compara que en un año normal los recursos para útiles de aseo o reparaciones llegan hasta un año y medio después de la solicitud, “¿entonces quién garantizará, por ejemplo, que entreguen los implementos sanitarios en el momento idóneo? Eso es imposible”.

Pensando en la post pandemia

El Día consultó al Servicio Local Puerto Cordillera para conocer cómo se están reorganizando los espacios en los recintos educacionales de Coquimbo y Andacollo y expresaron que los factores que se “deben evaluar” son múltiples.

“Entendemos que la evolución de la pandemia es dinámica, por tanto, se pueden presentar escenarios donde se posibiliten las reaperturas de establecimientos para clases presenciales o no” y que el principal objetivo es “dar continuidad al proceso educativo”, ya sea mediante clases presenciales o virtuales.

La visión de los particulares

Ayer se conocieron los resultados de una encuesta de la Asociación Nacional de Padres y Apoderados de los colegios de la Federación de Instituciones de Educación Particular (Anapaf), donde el 51% indicó que aprobaría el retorno a la modalidad tradicional solo si existe una vacuna contra el virus o que ya no existan casos activos en el país.

Además, el 46% de los encuestados indicó que no enviaría a sus hijos a los establecimientos bajo ningún término ni medida.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día