• "Palomas" en Plaza de Armas de La Serena
  • Fan Page de Félix Velasco, candidato a concejal por La Serena.
  • El minero Mario Sepúlveda brindó su apoyo al candidato Alejandro Pino a través de un video en Youtube.
  • Mario Burlé, candidato a concejal por Coquimbo difunde sus actividades vía Whatsapp.
A dos semanas de las elecciones municipales, que elegirán a los próximos alcaldes y concejales de las distintas comunas del país, se evidencia un interesante contraste en relación a las campañas políticas de años anteriores. Esta realidad se explica por la nueva ley electoral, que regula el financiamiento y restringe la propaganda.

Lucía Díaz G

En periodo de elecciones, la Plaza de Armas de La Serena no luce como en otras oportunidades, pues existe una clara disminución de las llamadas “palomas” y los tradicionales afiches de candidatos. Situación que se repite en la Avenida del Mar y en las calles de Coquimbo.

Ocurre que con la intención de poner fin al financiamiento irregular de las campañas políticas, la Presidenta aprobó una ley que fija nuevos patrones de gasto electoral y exigencias en materia de transparencia. Es así como se prohibió el aporte de personas jurídicas o empresas, y se limitó el gasto y la publicidad.

Bajo este escenario, nos preguntamos, ¿dónde están haciendo campañas los políticos? La mayoría está de acuerdo con la normativa que coarta la propaganda en la ciudad, ya que consideran que se trata de una contaminación visual innecesaria. Si bien algunos focalizan su trabajo en el contacto directo con los ciudadanos, hay otros que apuestan por la difusión en redes sociales.

Marcelo Pereira (DC), candidato a alcalde por Coquimbo, cuenta que “me he concentrado en el trabajo en terreno con la gente, con las juntas de vecinos y adultos mayores. El fuerte de mi campaña es el ´puerta a puerta`, me gusta escuchar a la gente y compartir mis propuestas”, agregando que “también convoco a plazas ciudadanas donde participan especialistas que hablan de temas contingentes”.

En relación a la nueva ley, señala que “estoy de acuerdo con el límite de dinero porque así la competencia se vuelve más sana y equitativa. Por otra parte, ya no estamos invirtiendo en palomas porque las rompen, me gustaría que el Servel analice este tema y después de estas elecciones se eliminen. Es un desgaste para el comando y dañan el medioambiente”.

En este sentido, recalca “la necesidad de reinventarse y buscar iniciativas que no contaminen”. Sobre la utilización de redes sociales, sostiene que si bien cuenta con ellas, son un arma de doble filo. “El fanatismo muchas veces puede sobrepasar los límites. Es súper fácil desacreditar a las personas por estas plataformas, así que hay que ser responsables en su uso”, sostiene.

En tanto, Fernando Viveros (PC), candidato a concejal por Coquimbo, comenta que “para nosotros las redes sociales son una alternativa, pero nuestra principal fortaleza es el trabajo directo con los dirigentes sociales. Si bien utilizamos afiches, valoramos que se controle para tener una ciudad más limpia y unas elecciones más ordenadas”.

Redes sociales e intervenciones urbanas

“Mis redes sociales son muy potentes. Estas plataformas son cercanas, pueden llegar a un gran número de personas, son limpias porque no gastan en papelería y lo más importante es que no ensucian la ciudad. Si se utilizan de buena manera, se transforma en una gran instancia para entregar ideas y recibir una retroalimentación de la gente”, comenta Félix Velasco (DC), candidato a concejal por La Serena.

El joven, que ha realizado una campaña innovadora a través de redes sociales, cuenta que “tengo múltiples estrategias de contenido, como videos interactivos, transmisión en directo, imágenes con propuestas y #SoyFelix en Twitter, que me ha permitido debatir iniciativas con la gente. Además, me parece muy positivo que no exista un gasto innecesario en imagen y se incentive la entrega de propuestas”.

Para Ana María Sermeño (DC), candidata a concejal por Santiago, quien hace unos días realizó una peculiar manifestación en el centro de la capital, al exhibirse desnuda para protestar contra la corrupción, asegura que “esta nueva ley incita a los candidatos a tomar opciones más creativas, distintas al tradicional volanteo. En definitiva se empareja la cancha”.

Sermeño aclara que pese a que considera que las redes sociales ayudan en la difusión, no son suficientes para asegurar la votación. En este punto, cuenta que el foco de su campaña está en “intervenciones comunicacionales con algunos hitos relacionados con nuestras propuestas, como por ejemplo el salto al rodeo, ya que pretendemos terminar con el financiamiento de dicha actividad”.

Hace unos días se viralizó un video del minero Mario Sepúlveda brindando apoyo a Alejandro Pino, periodista y candidato a concejal por La Serena, iniciativa que se ha hecho bastante común entre los políticos. En cuanto al foco de su campaña, Pino cuenta que “ha sido mixta, tanto a través de internet, como de los medios de comunicación masiva”.

“También he realizado visitas a terreno, pero he privilegiado mucho más a los medios de comunicación porque sé que llegan integralmente a muchas personas. Además, personalmente no creo en el ´puerta a puerta`, siento que es un poco invasivo, al igual que los mensajes por Whatsapp, que pueden resultar bastante molestos”, agrega.

Desde otra vereda, Mario Burlé, candidato a concejal por Coquimbo, comenta que la red de mensajería instantánea ha tenido mucha efectividad en su campaña, ya que “la gente me responde, me contestan con palabras o íconos. La gente me lee y además me aprovecha de manifestar sus inquietudes”. Al mismo tiempo, Yuri Olivares, candidato a alcalde por la capital regional, cuenta que “en Whatsapp hacemos listas de difusión y grupos y a través de esta vía difundimos nuestra experiencia y propuestas”.

La excepción a la regla es Luciano Esquivel, el autodenominado “alcalde de los pobres”, quien ha utilizado sus propios medios para realizar su campaña, confeccionando con materiales reciclados las llamadas “palomas”, las que ha ido ubicando en distintos sectores de la ciudad.

RECUADRO

Estrategia personal

Emilio Henríquez, diseñador gráfico, quien también ha asesorado en la parte gráfica a candidatos, valora la poca presencia de propaganda en las calles. “Me parece maravilloso, hay menos invasión de los espacios públicos, es bueno el cambio de más austeridad en las campañas”.

En relación al nivel de diseño de la publicidad política, sostiene que “el nivel de diseño es poco profesional, está lleno de lugares comunes, de sonrisas forzadas. La verdad no existe creatividad en las campañas, la comunicación visual es la misma de hace 30 años atrás”.

En periodo de elecciones, Henríquez repara en un elemento de innovación que ha detectado. “Este año, se ha tratado de borrar de las gráficas los logos de los partidos políticos, como también han disminuido las fotografías al lado de otros candidatos. En este sentido, se evidencia que se ha apostado por una estrategia más personal, pero en cuanto a forma siguen siendo los mismos lugares comunes”. 6001

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X