Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Algunos concejales votaron en contra argumentando el alto costo, el daño que producen en niños autistas, en mascotas y la contaminación que se produce en el aire y el mar.

Durante la última sesión del concejo municipal de La Serena, se votó favorablemente los recursos para el lanzamiento de fuegos artificiales de fin de año. Sin embargo el escrutinio no fue unánime y hubo concejales como Jocelyn Lizana y Carlos Thenoux que votaron en contra argumentando una serie de perjuicios que ocasionan a algunas personas, a las mascotas y por la contaminación que provocan, especialmente en el mar.

Fu la concejala Jocelyn Lizana la primera en votar negativamente y no aprobar los recursos, aclarando que no estaba en contra de ese tipo de diversión para la comunidad, pero que ella desde el año pasado que venía solicitando que se buscaran otras alternativas.

La edil argumentó que “estuve averiguando y entiendo que el sonido de los fuegos artificiales es justamente artificial, o sea, uno se lo podría sacar y con eso elimina el problema de los animales (el temor que les provoca) y de los niños que tienen condición de autismo, etcétera. Entiendo que la bomba es adicional al fuego. Considerando todo eso, siento que no fuimos muy proactivos en tratar de analizar posturas, porque no fui la única que planteó que había que estudiarlo y no pasó nada, volvimos a lo mismo”, expresó.

Más adelante añadió que “yo quiero votar en contra, porque sí creo que podemos hacer grandes espectáculos, porque quiero desafiar al municipio de que encuentre maneras más inteligentes de competir turísticamente en el año nuevo, con ciudades como Viña y Valparaíso y no hacer algo que hacen todas las  ciudades, que no tiene ni una novedad, que ensucia con gases tóxicos, que ensucia el mar, que más encima hay que sacarle el ruido para que no afecte a otros niños y el ruido al final hace que pierda la potencia, porque le encanta a la gente cuando suena y, además, voto en contra porque me cuesta gastar 70 millones de pesos, contando Fiestas Patrias y año nuevo y que se queme esa plata en 70 minutos. Es el valor de una casa, es demasiada plata”.

A esta moción se sumó el concejal Carlos Thenoux, quien también votó en contra.

OTRAS POSTURAS

Si bien el concejal Ramón González, votó favorablemente porque se realice el espectáculo de fin de año, que tiene un costo de 60 millones de pesos, coincidió en el eventual daño que se puede ocasionar.

Señaló que los fuegos artificiales son acompañantes obligados de todas las festividades desde que las personas tienen uso de razón y que desde los tiempos de la colonia que se vienen aderezando las fiestas familiares y de toda la comunidad con este tipo de expresiones.

“Sin embargo, nosotros estamos ciertos de los problemas que producen los fuegos artificiales. Claramente son contaminantes químicos y en el caso nuestro contaminan nuestras aguas con perclorato de potasio, con algunos metales como magnesio, aluminio, antimonio, que dan los diversos colores a los fuegos artificiales, pero que contaminan las aguas y por bastantes horas y los ruidos alteran absolutamente a los animales, las mascotas se desesperan con los ruidos muy intensos y en los seres humanos pueden motivar reacciones nefastas. Por ejemplo, en los niños autistas, en los esquizofrénicos, que pueden producir crisis de angustia, fugas e incluso desencadenar psicosis”.

Recordó que el año pasado se había visto la posibilidad de reemplazar los fuegos artificiales  tradicionales por juegos de luces, pero la investigación al respecto, mostró que eran extraordinariamente caros. Que debido a la alta posibilidad de tener cielos nublados, podría atentar contra los juegos de luces y por la enorme contaminación lumínica que producen.

POSTURA MUNICIPAL

El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, quien es partidario del lanzamiento de fuegos artificiales para las festividades de fin de año, mencionó que él no iba a privar de este espectáculo a la comunidad, especialmente a la de menores recursos, que no solo se divierte, sino que tenía la oportunidad de disfrutar de un bello espectáculo de forma gratuita, lo que en otros puntos cardinales de costaría demasiado caro.

Explicó que eso les permite concurrir a la Avenida del Mar a Brindar e incluso a cenar para esperar las doce, llevando sus propios insumos y no tienen que pagar una cuenta de 50 mil pesos y más pagando en un restaurante.

ALTERNATIVAS DE CELEBRACIÓN

Otro punto que tocó la concejala Jocelyn Lizana, es que si bien se celebra el año nuevo, porque empieza un nuevo ciclo, dijo que esta era una conurbación Coquimbo – La Serena y acá  “se tiene que encontrar algo que sea más destacable que lo que hace Viña con Valparaíso. Nunca le vamos a ganar a Viña y Valparaíso con el espectáculo de fuegos artificiales y siento que cada año la gente se sorprende menos”. Por eso, recordó que el año pasado propuso que se estudiara otras posibilidades, como juegos de luces, un festival de barcos iluminados, que se pagara por sí mismo a través de hacer competir a las marcas de telefonía, barcos que hagan un espectáculo precioso por el mar, incluyendo tal vez carros alegóricos; aguas danzantes, proyecciones en el Cerro Grande. Precisó que durante el año pidió cuatro veces algún avance sobre esto y recibió una nula respuesta.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X