Crédito fotografía: 
El Día
El Director Ejecutivo de la Fundación Educacional Seminario Conciliar, Juan Torreblanca, lamenta las situaciones que afectan a dos alumnos del recinto. Uno habría sido vulnerado por un sacerdote y el otro por un profesional del establecimiento. De igual modo, asegura que en ambos eventos, actuaron de acuerdo a la normativa para proteger a las víctimas menores de edad y colaborar con la investigación legal.

Preocupación existe en la comunidad escolar del colegio Seminario Conciliar en La Serena, luego que se hicieran públicas las denuncias, por parte de dos alumnos del establecimiento que acusan haber sido abusados sexualmente al interior del recinto. 

El primer caso es el que se conoció a través de las redes sociales, en la que un joven, hoy en tercero medio, relata cómo un sacerdote se aprovechó de él, cuando se encontraba en octavo básico, situación que habría continuado en el tiempo. 

Paralelamente, luego de una consulta realizada por Diario El Día, el Ministerio Público confirmaba que el caso del religioso no era el único que se estaba investigando en la fiscalía. Existía otro hecho en el cual se indagaba, del cual no se pudieron obtener mayores antecedentes, debido a que los familiares solicitaran reserva de la información. Solamente se comunicó que el imputado era un  profesional que ejerce en el recinto. Según apoderados, pertenecería al área de la salud. 

Protocolos en curso

En relación a los acontecimientos, el director Ejecutivo de la Fundación Educacional Seminario Conciliar, Juan Torreblanca, insistió en que los casos no tenían ninguna relación el uno con el otro.

“El primer caso salió, por redes sociales y fuimos nosotros los que pusimos los antecedentes a disposición de la Fiscalía, aplicando el protocolo”, consigna, mientras que, respecto al segundo episodio desde el establecimiento se enteraron por la familia de la presunta víctima, quienes realizaron la denuncia e informaron al colegio.

“Aquí también activamos los protocolos frente a agresiones sexuales, que atenten a la integridad de los estudiantes. La familia del denunciante nos pidió la absoluta reserva, ellos por su parte denunciaron al Ministerio Público y todo está en marcha”, aseveró Torreblanca. 

Apartados de sus funciones

En el caso que tuvo como víctima al adolescente que relató su experiencia a través de las redes, el sacerdote involucrado fue apartado del colegio y cesado de ejercer sus labores sacerdotales mientras dure la investigación. Por su parte, en el otro hecho de carácter reservado, el profesional también fue alejado de sus funciones, según indicó el director de la Fundación, Juan Torreblanca.

“Lo que pasa es que tú no puedes desvincular a una persona mientras no se termine la investigación, y no se demuestre el hecho. Sí, obviamente se puede asegurar que sí estas personas han sido alejadas de sus labores”, precisó. 

Lamentan lo ocurrido

Torreblanca lamenta lo que está sucediendo en el establecimiento. “No es menor tener dos casos. Lo que sí yo puedo dar garantías es que todo se ha tomado con la responsabilidad que amerita y creo que fue acertado haber hecho la inversión que hicimos con los profesionales para mejorar los protocolos de respuesta ante estas situaciones. Ahora, esto no significa que no los vamos a volver a revisar y perfeccionar en la medida en que sea posible”, sostuvo. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital