Crédito fotografía: 
Cedida/ El Ovallino
Cosechas de morrón, tomates, habas y choclos se vinieron abajo tras un fin de semana y una madrugada del martes en las que el termómetro marcó 0° en Monte Patria. Muchos no contrataron seguro agrícola, mientras autoridades reiteran importancia de esa herramienta administrativa

El Ovalllino 

Las heladas de este fin de semana y del martes no solo dejaron consecuencias en el secano costero de la comuna de Ovalle, también se hicieron sentir en los valles de Monte Patria, específicamente en zonas como El Tome, El Palqui y Las Américas, donde pequeños agricultores perdieron sus cosechas por las bajas temperaturas.

Productores de tomates, de morrones, de choclo y de habas, lamentan que a la revisión que hicieron de sus predios, constataron que hortalizas y flores se quemaron por el frío extremo.

“Nosotros lo veníamos anunciando, que si no llueve pronto, esto va a seguir llegando. Llegarán heladas y no hay agua, así que por los dos lados estamos en riesgo”, señaló a El Ovalino el presidente del sindicato de campesinos de El Palqui, Fidel Salinas.

“En los años en los que no llueve, las heladas hacen más daño, son más destructivas porque son heladas negras que uno no las ve. Las otras heladas son cuando hay humedad, y cuando sale todo blanco, afectan pero se pueden recuperar con bioestimulantes, no son tan dañinas como estas otras”, precisó el agricultor.

Segura desconfianza



Consultado sobre la efectividad del seguro agrícola, Salinas advirtió que si bien es una herramienta que puede resultar efectiva en muchos casos, varios pequeños agricultores prefieren no apoyarse en ella, por desconfiar de su capacidad de respuesta.

“Muchos campesinos no confían en el seguro agrícola, porque cuando los han tenido, los han tramitado demasiado para poder responder. Debería ser una herramienta eficaz, pero yo conozco muchos productores que han contratado el seguro y a la final han resultado en muchos trámites y después no le reintegran nada. Los vienen a ver, confirman que está todo quemado, y los tramitan y después de varios meses no pagan. A algunos sí los han compensado, pero muchos han quedado desencantados”, explicó Salinas.

Destacó que cuando un seguro paga, puede hacerlo por la totalidad de la inversión, pero no por las ganancias estimadas que tenía el productor, lo que quiere decir que el agricultor tendría la misma cantidad de dinero que al iniciar la siembra, aunque con una pérdida en tiempo importante.

“Todo el trabajo que hace el agricultor, el tiempo, lo que no se ve en esfuerzo, todo eso lo pierde, porque pagan solo lo que uno compra (semillas, abono, etc). El seguro lo hacen con las personas pero no con las organizaciones y por lo general es un formato que llenan y ya. No lo adaptan a cada necesidad”, asegura Salinas.



Pérdida total



Antonio Rojo, productor de El Tome, comentó a El Ovallino que en su segundo año de siembra lo perdió todo. 

“Se fueron un par de millones porque se me quemó una hectárea de morrón y tomate. Estaba a punto de cosecharla y nos iba a dar varias semanas de cosecha, unas dos o tres semanas más. Pero ahora se perdió todo el esfuerzo, se quemó hasta el tomate. Yo no tengo seguro agrícola, porque apenas estoy comenzando a sembrar”, explicó Rojo.

Incentivo seguro



Con relación al llamado que realiza el Ministerio de Agricultura a la contratación del Seguro Agrícola, Rodrigo Órdenes, seremi de la cartera, señaló que “tenemos que incentivar a nuestros productores a que cuenten con un seguro agrícola. Este instrumento financiero es muy importante, más aún cuando vemos que año tras año la siniestralidad que generan algunos fenómenos climáticos es muy alta y cada vez tenemos más productores afectados. Lamentablemente no todos cuentan con esta cobertura, lo que complejiza aún más el panorama. Esta no es la primera vez que vivimos la presencia de estos fenómenos, y nuestros productores que han sido afectados en años anteriores, al contar con este respaldo, han logrado recuperar el capital de trabajo que han invertido en sus unidades”. 

La autoridad además sostuvo que “el llamado va enfocado a que confíen en la eficacia de este instrumento de gestión de riesgo, a que contraten su seguro agropecuario, que es una herramienta totalmente confiable, que fue creada justamente para salvaguardar el capital de trabajo de nuestros productores, a quienes constantemente los estamos orientado de cómo opera esta herramienta, de cómo deben realizar el proceso de liquidación de los siniestros, para que en el corto plazo puedan recibir su indemnización”.

Por su parte, el director regional de INDAP, José Sepúlveda, indicó que “hasta este momento seis usuarios de INDAP que cuentan con el seguro agrícola han resultado afectados por las últimas heladas. Los cultivos corresponden principalmente a hortalizas y se focalizan en las comunas de Ovalle y Monte Patria. Sin dudas, el contar con el seguro agrícola ofrece tranquilidad a los productores frente a las condiciones climáticas propias de la temporada”.

Leer también: ¡Alerta meteorológica! Pronostican nuevas heladas en valles de la Región de Coquimbo

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X